CULTURA / ESPECTáCULOS › LA TABLA DE LOS SUEñOS CONTINúA ESTA NOCHE POR LA PANTALLA DEL 3

Una televisión con menos carne

Más números en clave televisiva para disfrutar de buenas ficciones rosarinas. En esta ocasión podrán verse los trabajos de Ignacio Rosselló, sobre texto de Matías Cabezuelo, y Federico Actis, con guión de Maia Ferro y Tania Scaglione.

 Por Leandro Arteaga

Si de números se trata, habrá que ver cine. O televisión, mejor dicho. Pero no cualquier cosa, no vaya a ser que se entienda lo dicho como justificación de cualquier programa, sino de incentivar una producción santafesina/rosarina que hace cada vez más. Ejemplo de ello es La Tabla de los Sueños, que esta noche, a las 21.30, presentará dos nuevos capítulos por Canal 3. Dos episodios más para encargarse, respectivamente, de tematizar libremente a partir del 49 y el 95; es decir y traducido: de la carne y los anteojos.

Al 49 le ha tocado en suerte el guión de Maia Ferro y Tania Scaglione, bajo la dirección de Federico Actis. Así como Scaglione encuentra su vinculación inmediata con las letras y el teatro, Ferro lo hace también desde la realización y los dibujos animados. Un dueto bienvenido que ha encontrado en Actis al realizador mejor: integrante de la planta artística de Señal Santa Fe y responsable de cortometrajes como El otro (2002) y Shhh!! (2006), Actis ha sido también parte de Historias breves con Los teleféricos (2010), admirable trabajo que ha conseguido premios en distintas latitudes así como en el Festival Latinoamericano de Video Rosario.

La carne inicia a la manera de un trabajo de Jan Svankmajer: carne vacuna en su estado natural, cortada y a la vista. Desagradable y paradójica si se la piensa (y se la ve, tal como sucede) sobre una parrilla goteando las brasas. A esta imagen arriba la voz en off de su protagonista, Tati (Leila Esquivel), luego del recuento de los miembros familiares y de la ingestión gastronómica y medicinal acostumbrada. Luego la adolescencia. Y finalmente el presente.

Ahora bien, si los capítulos de La Tabla de los Sueños se han valido de una misma locación (alterada escénicamente según los argumentos), con Actis esto salta por los aires para volverse un caleidoscopio: fotos familiares desde un pseudo View﷓Master (ese que era naranja, al que se le agregaba un disquito blanco, con fotitos de películas, y la perillita al costado), fragmentos documentales, imágenes de video﷓game, publicidades, superposición de registros, con la voz en off que da vuelta lo visto. Tal es el caso de la "acupuntura para el dedo que duele" mientras, muy rápido, se ve -﷓entre tanto más-﷓ a la niña pinchar un globo.

Ese globo que revienta con la decisión mística de dejar por fin a la carne de lado. Más toda una simbología religiosa que, carne al fin, cruz habrás de llevar, polvo serás, y a la lechuga desde la tierra alimentarás. ¡Qué final! Pecaminoso y celestial. Con la promesa de una vida vegetariana o vegetal.

Respecto de Anteojos, su director es Ignacio Rosselló, también docente y editor de más y muchos trabajos, ya figura ineludible en el ámbito audiovisual. Y director aquí del guión escrito por Matías Cabezuelo, encargado de indagar desde el salto en el tiempo los hechos ocurridos en diciembre de 2001. El escenario es la casa de la abuela, el nieto y el televisor. Pero con los roles invertidos, de manera tal que donde hay juventud aparece la apatía y donde hay vejez ganas de salir a la calle. El televisor, vértice obligado, redirecciona las miradas y coacciona los diálogos.

Cuando aparece lo no﷓dicho y las palabras no se preocupan por explicar, es cuando más se disfruta Anteojos. Tal como sucede durante el diálogo de sordos que, en determinado momento, hará eclosionar la relación para, de una buena vez, lograr que se asuma la edad que se tiene. Allí cuando, y por fin, la cámara fotográfica deje de ser el recuerdo de un adorno.

Compartir: 

Twitter
 

Anteojos observa los acontecimientos de diciembre de 2001
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.