CULTURA / ESPECTACULOS › EN GALERIAS DEL CENTRO CULTURAL PARQUE DE ESPAñA/AECID DE ROSARIO

Arte joven socialmente comprometido

Como parte del programa que da apoyo al arte emergente de España, llegó a la ciudad una exposición que expresa la preocupación del sector cultural ibérico por los efectos de la crisis económica global. Tres de las obras son de alto impacto.

 Por Beatriz Vignoli

En 1985, a través del Instituto de la Juventud (Injuve), el Ministerio de Cultura español impulsó un programa de arte joven con el objetivo de dar apoyo al arte emergente de España. El programa Artes Visuales Creación Injuve, que va por su edición 25, es hoy conducido por el Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad. La semana pasada llegó a las galerías del Centro Cultural Parque de España/AECID de Rosario la exposición "Artes Visuales Creación Injuve 2011", gracias a la colaboración de la Dirección de Relaciones Culturales y Científicas de Aecid en la itinerancia por los Centros Culturales de España de la muestra, que se expuso hasta el 1º de noviembre del año pasado en el Centro Nacional de Artes Visuales de Madrid.

Rocío de la Villa, curadora de la exposición, abre el catálogo expresando la preocupación del sector cultural ibérico por los efectos de la crisis económica global, tema que recurre obsesivamente en dos de las tres obras premiadas. Las tres obras son de alto impacto y se exponen juntas, cada cual con su tramo propio, en el tercer túnel.

Una decisión de los realizadores del montaje local invisibiliza parcialmente pero deja oír "Encierro" (2010), el video premiado de Ana Esteve Reig (Agres, Alicante, 1986). Licenciada en Bellas Artes en la Universidad de Arte de Kassel y en la Universidad Complutense de Madrid, Esteve cuestiona esterotipos raciales y de género mediante coreografías mínimas que los presentan como objeto de una mirada signada por la extrañeza. Un reggaeton muy hot parece llamar desde el fondo del túnel, desde detrás del panel expositivo de otra obra. Al cruzar al otro lado, el espectador se encuentra con una escena sensual y gélida a la vez: una mujer en minifalda, de pie, inmóvil, dirige a la cámara una mirada enigmática sostenida mientras la van cercando con una danza provocadora tres bailarines masculinos del tipo latino, uniformados como policías, editados al ritmo de las metáforas sexuales de la canción. Ellos se agitan, expresando deseo; ella hace apenas un gesto defensivo. ¿Alegoría de una violación, del autoritarismo patriarcal? Las imágenes son demasiado seductoras para constituirse en denuncia. El "encierro" expositivo subraya la idea del título.

"¿Cómo podemos expropiar dinero a las entidades bancarias?" es la pregunta que se lee en la tapa del manual de asesoramiento técnico y legal que integra la experiencia y video instalación "Reserva Fraccionaria" (2010/2011), primera obra de la serie Aplicación Legal Desplazada, de Nuria Güell Serra (Vidreres, Gerona, 1981). Licenciada en Bellas Artes por la Universidad de Barcelona con intercambio al ISA de Cuba, Güell hizo un posgrado en La Habana con Tania Bruguera. Por la precisión con que talla en lo real su intención política, esta obra trae al espectador rosarino ecos de Tucumán Arde. Es una clase magistral sobre sistemas económicos y jurídicos. En el video (para oír con auriculares, sin que deje de retumbar Gasolina desde el audio de la otra obra), el economista Qmunty explica la crisis para principiantes con gracejo y donaire. Convencido de que la crisis es terminal, de que "se va todo al garete", lo muestra con gráficos y con cifras que indican que la deuda global es impagable; en el mismo panel, dos anarquistas expropiadores comparten sus prácticas con lujo de detalles, que también se encuentran en el folleto adjunto. Un gráfico en la pizarra mural exhibe el "plan maestro" de la obra, cuyo objetivo de mínima es "generar debate social" en torno a las contradicciones del sistema, siendo el de máxima "desestabilizar la banca". Más allá de que la intención oficial al premiar esta producción pueda haber sido revolucionaria o cínicamente nihilista, es la obra perfecta para sentarse a ver en familia un domingo: no para replicar los hechos, sino para entender críticamente el mundo.

No menos comprometida, aunque con un punto de vista no tan revulsivo, es la serie de fotografías digitales "En suspensión", donde Alvaro Martínez Alonso (Burgos, 1983) explora "la trastienda" de pequeñas y medianas empresas en las que cada trabajador es retratado mediante un truco visual surrealista que lo hace aparecer como suspendido, en el aire, dormido y exhausto. "Entiendo el trabajo como una necesidad vital o humana", explica Martínez, licenciado en Bellas Artes por la Universidad Politécnica de Valencia. "Pero ahora vivimos un momento en el que el tiempo se ha parado", agrega.

A esta altura de la reseña queda claro que el arte español será conceptualista o no será. La galería intermedia aburre un poco con la monotonía de los "49 pensadores clave", de Carmen Díaz Alías (mención) y del video seleccionado "Gritencio" (2010), de Marta Peleteiro Ramallo, proyecto en colaboración con el poeta Chús Arellano. Decepciona que de las "instalodecoraciones" de Olmo Blanco Fuentes (mención) sólo puedan verse pequeñas fotos, pero impactan, por sus reverberancias alusivas al Holocausto, "Partículas en suspensión" (2010/2011), las nubes de ceniza dibujadas con polvo de grafito sobre páginas de obituarios en alemán por Mauro Vallejo de Lucio (mención). Y en sus "Notas" (2011), copias en miniatura de obras de arte canónicas, Olmo Cuño Carracelas (mención) expone las condiciones de recepción de la obra consagrada.

El virtuosismo embellece los perturbadores dibujos seleccionados de Tamara Feijoo Cid y los de Almudena Lobera Calzado (premio proyecto), quienes trabajan a partir de los discursos constituidos acerca de las fobias y otras patologías mentales, enrareciendo así mediante referencias al horror o a las "realidades no visibles" (Lobera) lo que de otro modo sería una figuración naturalista. En un video de doble proyección, Nadia Hotait Salas registra en video escenas de la vida cotidiana en el sur del Líbano, entre ellas las performances realizadas con sus vecinos libaneses; la inclusión de textos, la simetría y estas acciones grupales suman al exótico relato visual un tono de excéntrico lirismo. Recibe al espectador un proyecto premiado de Ariadna Parreu Alberich, quien se propone analizar la estructura de la distribución de las 106 copas que obtuvo el Barcelona. En el pasillo transversal, la artista Daniela Ortiz de Zevallos Pastor (mención), nacida en 1985 en Cuzco (Perú), expone 97 fotografías de la clase alta peruana extraídas de la red social Facebook. En todas puede verse, al fondo o en los bordes, a la empleada doméstica; lo que aparece como un alegre álbum familiar revela así las miserias de la explotación.

Compartir: 

Twitter
 

"Justino" (2010), impresión digital en papel fotográfico sobre aluminio de Alvaro Martínez.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared