CULTURA / ESPECTACULOS › EL DURO DESTINO DE FRIEDRICH WOYZECK

El Hamlet de los parias

"Cada ser humano es un abismo; uno siente vértigo cuando mira en él", escribió Georg Büchner en uno de los más citados parlamentos del protagonista de su revolucionaria obra teatral Woyzeck. Escrita en 1836, poco antes de la muerte de su autor a la edad de 23 años, la obra quedó inconclusa y consta de fragmentos pero es (según Javier Gutiérrez, uno de los actores que interpretaron el papel protagónico) "el Hamlet de los parias". No se publicó hasta 1879 ni se estrenó hasta 1913. El texto se basa en la vida real de Friedrich Johann Franz Woyzeck. Era la primera vez que una pieza dramática abordaba el destino trágico de un hombre común. Hasta entonces, las tragedias tenían por protagonistas a los nobles, mientras que los personajes surgidos del pueblo encarnaban el "alivio cómico". Estéticamente, el drama de Büchner se anticipa en 50 a 100 años a vanguardias del siglo veinte como el expresionismo alemán; políticamente, parece profetizar el padecimiento de la condición humana en la actualidad. Su fuerza de denuncia social se intensifica con un lenguaje poético. Es considerada una de las obras más potentes de la dramaturgia en lengua alemana.

Franz Woyzeck es un soldado pobre, despreciado socialmente y atacado desde todos los flancos por fuerzas que no puede controlar. Sufre los rigores del cuartel, termina como cobayo de un experimento científico que lo debilita y la mujer que ama es seducida por otro. Los estragos de esta historia de humillaciones lo llevan a la locura y al crimen. El papel de Woyzeck, como el de Hamlet, implica un gran desafío actoral. No es de extrañar que la obra haya sido traducida a numerosos idiomas y haya tenido puestas teatrales y versiones para cine y televisión en los más diversos países del mundo. En música, la recrearon Alban Berg, Tom Waits, Spinetta y Fito Páez. En cine, el Woyzeck más famoso es sin duda alguna el que dirigió Werner Herzog y protagonizó Klaus Kinski. Estrenada en 1979, la película se rodó en dos semanas, casi inmediatamente después de terminada Nosferatu.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.