CULTURA / ESPECTáCULOS › HERMANO QUERIDO, PRIMERA PARTE DE UNA TRILOGíA ROSARINA EN EL CINE NO COMERCIAL

La historia empieza por el encuentro

Hansel Germán Monzón presentará este miércoles en el Arteón su mediometraje que capta instantes familiares narrados cámara en mano, las diferentes conductas de sus personajes, observada en sus gestos, reacciones y silencios.

 Por Emilio Bellon

Una propuesta que llega a ser un anticipo; sí, un anticipo de un film que está organizado en tres capítulos, es la que nos propone este mediometraje, Hermano querido, que será presentado el próximo miércoles, a las 20.30, en la ya tradicional sala Arteón, ubicada en Sarmiento 778, planta alta. Una sala que está atenta a reposiciones y que de manera muy frecuente, al igual que la sala del cine El Cairo, se ofrece como un espacio para realizadores que no están sujetos a la distribución comercial. Un espacio que, en simultáneo, funciona como un nuevo espacio INCAA, que permite que se puedan conocer algunos films de las nuevas generaciones que no están bajo el control y decisión de las distribuidoras.

Con guión y dirección de Hansel Germán Monzón, quien cuenta en su trayectoria con su trabajo como meritorio en films de realizadores locales y de Buenos Aires, Hermano querido nos acerca un recorte de instantes familiares que son captados en una unidad de tiempo, lugar y acción. Al tomar como base una estructura clásica narrativa, el film permite subrayar desde una escritura con cámara en mano las diferentes conductas de sus personajes, protagonistas de esta pequeña historia; que está captada en sus gestos, reacciones, silencios.

Mi primera reflexión tan pronto terminé de ver este mediometraje, que alienta y motiva a un "continuará" en la conexión con otras historias, fue la de asociar su modo compositivo al que nos planteaba Woody Allen en su film Maridos y esposas de principios de los años noventa, estrenado luego de Sombras y nieblas y antes de Misterioso asesinato en Manhattan; los tres programados hace algunos lunes en la sala Madre Cabrini.

Para aproximarnos al film de Monzón, Hermano querido, cuyo diseño de afiche nos presenta dos manos que se van acercando, dos manos trazadas en diferente color, debemos partir de su asistencia a los talleres de escritura del narrador y periodista, reconocido en nuestro medio y en otras ciudades por su continua obra, Marcelo Scalona, autor de numerosos textos en contratapas de este mismo diario. Fue allí, desde sus prácticas escriturales, que comenzó a bocetar este tríptico del cual este próximo miércoles se conocerá una primera parte. Ya está previsto que al finalizar, el director y su equipo abrirán un diálogo con los presentes.

A partir de sus cuentos, Germán comenzó a darse cuenta de que en ellos podía reconocer un parentesco con ciertos modos narrativos del cine. Y comenzó a pensarlos de ahí en más desde esas claves. Así fue que cruzó ese puente que lo llevó al espacio de un guión, el que tras varias reescrituras dio lugar a este mediometraje.

Desde hace algunos años, sus escritos están guiados por la lectura de cuentos y novelas de Raymond Carver, autor que se escenifica igualmente en numerosos films. De Carver pasamos a hablar de Anton Chejov, en lo que hace a la creación de atmósferas que poco a poco van dejando al descubierto cierto malestar, una indisimulable tensión. Y este clima, en un espacio cerrado, con algunos exteriores que dominan una visión urbana de un recortado espacio, es en horas de la noche lo que Germán Monzón se ha propuesto representar.

Entre diferentes aspectos que pasarán a ser tema de diálogo en la noche del miércoles, Germán añadió en diálogo con Rosario/12: "Sí, es una búsqueda permanente lo del trabajo con actores. Y en este sentido, vuelvo a Woody Allen en su tratamiento de los comportamientos humanos. Y para no distraerlos, elegí componer mediante planos secuencias para que nuestra mirada pase a ser testigo de una cotidianeidad. Me propuse que la cámara pasara a ser como un abejorro que sobrevuela el paso de las horas".

¿Una propuesta minimalista? Un relato captado en su densidad interior, que se reescribe de manera continua, siempre incorporando un paso más. Así la considera Germán a esta primera parte, tal como el mismo cine de Lucrecia Martel y Carlos Sorín, particularmente sus Historias mínimas. Y por otra parte, ubica a su lado a uno de sus films más queridos, con el que mantiene una singular relación de proximidades. Ambos recordamos este film, y así la conversación se fue proyectando hacia momentos del mismo.

Tras varias jornadas de ensayo, a lo largo de casi todo un día, luego de varios castings, Germán Monzón logró definir su trabajo de dirección de actores, a partir de la labor que cumplen en este mediometraje Raúl Calandra, Lala Brillos, Julián Sanzeri y Juliana Morán. Cuatro personajes, el interior de un departamento, un clima de repetidos actos, la llegada de quien ha estado afuera. Y en este reencuentro, que se celebra desde las expectativas familiares, algunas expresiones y miradas van desocultando algunas imperceptibles grietas. Sobre Raúl Calandra comentó que fue a partir de haber visto Bienvenido, León de Francia que ambos conversaron, a partir de su propio y desinteresado ofrecimiento, sobre este proyecto.

El espacio que este relato ha reconstruido, que pasa a ser escenario de un conflicto en su progresión dramática, fue diseñado por el licenciado y docente Oscar Vega, de la UNR, quien ya ha asesorado a otros realizadores en este campo. Y es la iluminación la que nos va marcando los diferentes tempos, la que va ubicando esos signos de puntuación a este reencuentro. La misma lleva la firma del director de fotografía, reconocido en varios festivales, igualmente como realizador, Fernando Zago, nacido en Jujuy en 1972. Con él pudimos conversar en varias oportunidades sobre su obra y concepciones lumínicas, de su relación con la pintura y maestros fotógrafos, cuando el estreno de sus films La pendiente del tiempo y El tercer paisaje, entre otras, a principios de los años noventa.

Compartir: 

Twitter
 

El film es un relato captado en su densidad interior, y se reescribe en forma continua.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.