PIRULO

ARTESANOS

La camioneta de la Guardia Urbana Municipal freno de golpe mientras circulaba por calle Córdoba entre Dorrego y Moreno y sus tres ocupantes - dos inspectores y un policía- descendieron rápidamente en dirección a la vereda de los pares. Allí comenzaron a forcejear con dos jóvenes artesanos que intentaban vender su mercadería. Pero al igual que en el caso de los vendedores africanos -golpeados tiempo atrás en San Martín y Rioja- la gente que ocasionalmente circulaba por el lugar comenzó a insultar a los uniformados, que se apuraron en cargar los bultos con bijouterie en el móvil. "Vayan a agarrar a los choros y dejen trabajar a la gente", les gritaron al trío de efectivos, que convocaron a sus pares de la GUM. Pero el pico de tensión llegó cuando el policía que arremetió duro contra los artesanos, tocó el arma reglamentaria en su cintura. Pero entre la multitud estaba la jueza de instrucción, Alejandra Rodenas, quien junto a la abogada Verónica Solmi trataron de imponer sentido común y tranquilidad a la acción de control antes que todo desembocara -tal com el caso de los africanos- en un acción mucho más violenta.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.