OPINION

Los necesarios valores del Tata

 Por Carlos Del Frade

Siempre admiré y respeté al Tata. Gerardo Daniel Martino, compañero nuestro durante algunos años en la Dante Alighieri, daba gusto verlo jugar a la pelota en las canchas sin pasto en el viejo Parque Urquiza o en Pablo VI donde el tipo paraba la pelota con el pecho y la levantaba sobre tres de nosotros y la ponía lejos del arquero que no tenía otra que buscarla porque no había red. Eran los partidos del tercero A contra el tercero C y el Tata era capaz de gambetear casi a todos. Pero también era un muy buen compañero en tiempos de mucho miedo y en los que se incitaba a la delación. Sentí bronca cuando Bilardo no lo llevó a México y después me hizo feliz encontrarlo cuestionando a Eduardo López cuando éramos muy poquitos los que lo denunciábamos. Ahora, después de renunciar a la dirección técnica de la Selección, vuelvo a sentir lo mismo de siempre. Sus valores gambetean la mafiocracia reinante y no quieren ser goleados por los pactos de silencios y demás miserias que inundan las canchas chicas del fútbol y grande de la realidad. Nosotros, los que crecimos en una ciudad que vive de la fiesta de lepras y canayas y que queremos recuperar el clásico con las dos hinchadas, sentimos que el Tata nos pertenece y que, cuando quiera, lo esperamos para seguir jugando, adentro y afuera de la cancha chica del fútbol porque necesitamos de sus valores.

*Diputado provincial Frente Social y Popular.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.