CIUDAD › RENUNCIó EL DIRECTOR CIVIL DEL IRAR

Algo no funciona

En la edición del viernes, Fabián Murzyla dijo que estaba "consternado" por la golpiza a un menor, que ayer salió del estado de coma. Se investiga a personal del servicio penitenciario.

 Por José Maggi

El director civil del Instituto de Recuperación del Adolescente de Rosario (IRAR), Fabián Murzyla, renunció ayer a su cargo. En la de edición de ayer de Rosario/12 el funcionario había apuntado hacia el Servicio Penitenciario por la golpiza recibida por el menor Claudio Acosta, dentro de esa institución. "La responsabilidad del orden interno del Irar es del Servicio Penitenciario. No sé cuántos celadores había en ese momento, pero debe haber al menos siete, uno por cada sector. Ellos fueron los que trasladaron al chico al pabellón A y quienes debieron controlar qué pasaba en el interior. No encuentro explicación por lo que pasó, estoy realmente consternado". En igual estado se mostró ayer Murzyla durante la recorrida que hizo por las instalaciones del Irar, junto al Secretario de Asuntos Penitenciarios, Leandro Corti. El funcionario reconoció la responsabilidad que tienen los guardiacárceles de intervenir ante una pelea entre chicos, pero le pareció apresurado apuntar hacia un solo responsable: "Todavía se esta investigando en el sumario qué pasó". En tanto luego de salir del estado de coma, el adolescente logró mover las piernas. Además, se comprobó que no registra lesiones cerebrales.

Claudio exhibió ayer una leve mejoría: salió del estado de coma, puede mover las piernas y de los estudios realizados se desprende que no tiene lesiones cerebrales. Aunque sus familiares se mostraron preocupados por las secuelas que pudieran quedarle. "El brazo izquierdo casi no puede moverlo, pero ya está conciente y está estable", dijo su padre Raúl y agregó que lograron retirar del interior de la sala de terapia intensiva la custodia policial que tenía el menor. "Si casi no puede moverse", argumentaron.

La jueza de Menores Liliana Hernández, que investiga la severa agresión sufrida por el adolescente alojado en el Irar, comenzó a tomarles declaración indagatoria a los cinco internos del pabellón donde se produjo la golpiza. En tanto, la fiscal del caso solicitó que preste declaración informativa el personal civil y penitenciario que estaba a cargo de la custodia del chico el día de la agresión.

Desde la dirección del hospital Centenario informaron que, a pesar de la leve mejoría del estado de salud de Claudio, aún es muy temprano para determinar si le quedarán secuelas de los brutales golpes recibidos.

El incidente ocurrió el lunes alrededor de las 18 cuando el joven, que estaba en el Irar desde el 28 de febrero, fue trasladado al pabellón "A", junto a otros cinco adolescentes. Cuando el personal llegó al pabellón el chico ya estaba desvanecido en el piso a causa de un golpe que le provocó un traumatismo de cráneo.

De acuerdo con la versión brindada por personal civil al juzgado, Claudio estaba alojado en el sector de enfermería desde su ingreso al instituto y él mismo pidió ser trasladado tras tener un problema con otros jóvenes. Según ese relato, el chico dijo que le habían sacado las zapatillas y aunque logró recuperarlas pidió ser cambiado de lugar. En forma simultánea, el juez Correccional Adolfo Claverie investiga si el personal civil o penitenciario incurrió en algún delito de carácter culposo.

Compartir: 

Twitter
 

La responsabilidad del orden interno del Irar es del Servicio Penitenciario.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.