rosario

Lunes, 25 de enero de 2010

CIUDAD › EL MIéRCOLES SE CUMPLEN SEIS AñOS DEL ASESINATO DE SANDRA CABRERA

El crimen que continúa impune

Ammar y otras organizaciones sociales convocan a un acto que se realizará, a las 18, en la plaza San Martín. La dirigente nacional Elena Reynaga pidió también el juicio político a los responsables de la dilación en la investigación.

 Por Lorena Panzerini

El miércoles se cumplirán seis años del asesinato de Sandra Cabrera, la fundadora y primera secretaria general de Ammar Rosario. Con carácter y convicción, la mujer que fue asesinada de un balazo en la nuca en la madrugada del 27 de enero de 2004 había denunciado a policías proxenetas, así como los casos de trata de conocía. Sus compañeras saben que esa lucha le costó la vida, y por eso el miércoles harán un acto en la plaza San Martín, junto a organizaciones sociales, gremiales y políticas, para exigir justicia y esclarecimiento. De este modo, la Asociación de Mujeres Meretrices Argentinas seccional Rosario, junto a compañeras de Córdoba y Buenos Aires, saldrá una vez más a la calle, a partir de las 18, para pedir que "las autoridades judiciales se hagan cargo del caso de Sandra, que está impune, porque la causa sigue cajoneada. Tras la excarcelación del culpable, no se avanzó. Todos sabemos quiénes son y están libres", expresó Claudia Lucero, secretaria general de Ammar Rosario. Por su parte, la secretaria nacional de la asociación, Elena Reynaga, indicó que juntarán adhesiones para que no se cierre la causa, "para que el caso se esclarezca, y que haya juicio político a quienes liberaron al sospechoso y también a quienes le sacaron la custodia a Sandra antes que la maten", sentenció.

Aunque la ausencia es irreparable, para las militantes de Ammar, sin embargo, Sandra "no murió". En este nuevo aniversario, las trabajadoras sexuales sienten "bronca" por la impunidad, expresó Claudia como vocera de sus compañeras.

Después del crimen, el entonces juez de instrucción Carlos Carbone, a cargo de la causa, detuvo al ex policía federal Diego Parvluckzyk, pero luego de una controversia con la Cámara de Apelaciones en lo Penal, seis meses después se ordenó la liberación del acusado "por falta de pruebas". Desde Ammar denuncian que a partir de entonces, el juicio "quedó estancado".

"Todo lo que Sandra hizo, todos sus planteos, fueron para defender nuestros derechos como trabajadoras, y lamentablemente eso le costó la vida. Por eso, nuestra lucha sigue, por ella y para que haya una mejor Justicia", aseguró Lucero, quien fue comadre de Sandra, además de inseparable amiga y compañera. Por su parte, Reynaga agregó: "Seguimos luchando para que la sociedad no se olvide de Sandra y que su muerte no quede impune". Además, la dirigente nacional recordó que está pronta a estrenarse la película sobre Sandra, a cargo de la realizadora Lucrecia Mastrángelo. "Servirá para abrirle los ojos a la sociedad y esperemos que a las autoridades también", se esperanzó.

Para sus compañeras de Ammar Rosario, Sandra es muchísimo más que un recuerdo. "Sandra vive en la lucha de cada compañera que se pone de pie y se organiza para cambiar tanta desigualdad e injusticia", dijo Lucero, quien además indicó que siguen sufriendo: "Todavía hay represión, hay asesinatos -dos en la provincia durante 2009-, y hay discriminación por parte del Estado", porque "hace tiempo se vienen prometiendo cambios, que no llegaron", sentenció Lucero.

Para Lucero, es muy preocupante que el año pasado se hayan producido dos homicidios de trabajadoras sexuales en la provincia. "Sigue habiendo impunidad: no puede ser que maten a una compañera y todo quede en la nada", lamentó la dirigente de Ammar Rosario. Uno de los asesinatos ocurrió el 16 de septiembre pasado, en un departamento privado de calle Brown al 2700, en el barrio de Pichincha. A la víctima la mataron de un tiro en la cabeza, a sus 32 años. El otro hecho fue en la localidad de Ceres, departamento de San Cristóbal, donde una trabajadora sexual de 36 años, que ejercía en la ruta nacional 34, "fue encontrada muerta en un baldío cercano a una fábrica. Tenía heridas de arma blanca en todo su cuerpo", recordaron desde Ammar.

En cuanto a la convicción de no bajar los brazos, Lucero indicó que continúa el trabajo por la derogación de los artículos 83, 87 y 93, del Código de Faltas, para despenalizar la prostitución callejera y el travestismo; porque "a Sandra no la mató sólo la bala de la policía, sino también estos códigos, que son de la época de la dictadura y que nos hicieron y nos hacen tanto daño", dijo. A partir de la creación de Ammar Rosario, en 2001, Sandra batalló por la derogación de esos artículos.

Por eso, en diciembre pasado -tras la media sanción que dio la cámara de Diputados a la ley que deroga los tres artículos- las representantes de las meretrices tuvieron un encuentro con la vicegobernadora Griselda Tessio, quien les prometió interceder ante el gobernador Hermes Binner para que incluya ese proyecto en las sesiones extraordinarias. "Esperemos que los senadores nos apoyen", señaló Reynaga desde Buenos Aires.

Compartir: 

Twitter

Sandra Cabrera denunció la trata de personas y los vínculos entre policías y proxenetas.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.