CIUDAD › LA MAGISTRADA NOGUERAS CONSIDERA QUE EL CRIMEN DE MAXI STORANI ESTá "ESCLARECIDO".

Casilda se movilizó contra la jueza

Mientras centenares de personas salieron a la calle para expresar su bronca por la demora en encontrar el cuerpo del joven de 19 años asesinado, Nogueras aseguró que los autores ya confesaron, y no hay indicios de que haya más implicados.

 Por Lorena Panzerini

"Si llego a encontrar a Maxi te lo llevo a patadas en el culo a tu casa", le dijo semanas atrás el mayor de los tres detenidos a Lorena Cabrera, la mamá del joven casildense Maximiliano Storani, cuyo cadáver fue hallado el viernes pasado, tras 22 días de búsqueda. El dato fue aportado por la tía del chico, al recordar indignada la respuesta del ahora detenido --que admitió la autoría del crimen ante la justicia--, cuando semanas atrás la madre fue a preguntarle a su casa por el paradero de Maxi. Anoche familiares y vecinos marcharon por el centro de Casilda para reclamar "que se vaya la jueza" Silvia Nogueras, y en repudio del "mal procedimiento policial, que no logró encontrar el cuerpo en tantos días". Pese a los reclamos, la magistrada dijo a Rosario/12 que el caso está "esclarecido totalmente". Además, indicó que el cuarto detenido, de 19 años, está acusado de encubrimiento agravado. "Fue detenido por una denuncia radicada un día antes de encontrar el cuerpo de Maximiliano, acusado de abuso a dos hermanitas. Cuando fue apresado entregó un celular, entre sus pertenencias, que resultó ser el de Maximiliano. El chico dijo que se lo compró a (Damián P.) el mayor de los tres implicados. Lo adquirió en conocimiento del hecho".

Aunque para la Justicia casildense el caso Storani está cerrado, la familia del joven exige que continúe la investigación, y que la jueza se abra del caso. Sin embargo, la magistrada aseguró que la investigación permitió cerrar un círculo cuyos datos coinciden. "Hay muchas pruebas: el ladrillo ensangrentado, las semillas de girasol, las versiones de los detenidos, que coinciden con el resultado de la autopsia. Para nosotros está esclarecido". De todos modos aseguró que hay más pruebas por analizar, pero por el momento no habría datos que indiquen que más personas participaron de la golpiza.

Acerca de la "prueba de contundente relevancia" que se mencionó el viernes pasado, para librar las detenciones, Nogueras dijo ayer que "los tres detenidos fueron citados dos veces anteriores, en calidad de testigos, porque no había crimen. Ellos mismos declararon que mientras tomaban Fernet en la reunión (la noche del jueves 11 de agosto), Maxi solo comía semillitas (de girasol). Justamente, en el buzo de Maxi encontramos esas semillitas de las que ellos tres hablaban. Enseguida se libró la orden de detención, y los dos mayores fueron encontrados en la vía pública", relató. El tercero, de 17 años, fue detenido horas después.

En cuanto a las cámaras de seguridad con que cuenta la Municipalidad de Casilda en varias calles de la ciudad, la magistrada indicó que "fueron chequeadas por la policía". Y señaló: "Los detenidos nos confesaron que se cambiaron de ropa y volvieron a salir, después del hecho. No necesitamos más pruebas".

El viernes por la mañana fue hallado el cuerpo de Maxi en un terreno baldío ubicado en Ovidio Lagos, entre Sarmiento y Catamarca, de Casilda. Esa mismo noche, la jueza y el jefe de Policía de la Provincia, Osvaldo Toledo, aseguraron en conferencia de prensa que "cuando la familia denunció la desaparición de Maximiliano, él ya estaba muerto".

La magistrada detalló ayer que la noche del jueves 11 de agosto "no hubo una fiesta (como aseguran los familiares) en casa de uno de los detenidos (Damián P.), sino una reunión". Después de ese encuentro del que participó Maximiliano y los tres implicados (dos de los cuales cursaron la primaria con él, en la escuela Carlos Casados), "estos jóvenes le robaron el teléfono a Maxi cerca del Museo Municipal, frente al terreno. El intentó recuperarlo y en ese contexto comenzó la brutal golpiza que terminó con su vida en el mismo lugar que lo encontramos". Según indicó la magistrada, los dos mayores (de 19 y 20 años) confesaron el crimen y dijeron que escondieron el cuerpo en el cañaveral, donde fue hallado.

--¿Por qué no se encontró antes, pasaron 22 días y nadie vio nada? -le preguntó este diario a Nogueras.

--Por un lado estuvo haciendo mucho frío y el cuerpo no emanó olores; si esto hubiera sucedido en verano, lo encontramos al día siguiente. Y por el otro, había versiones muy seguras de que Maximiliano estaba vivo, buscábamos al chico con vida. El propio tío nos dijo que lo había visto andando en su bicicleta. El tío fue quien desvirtuó todo, y también recibimos llamados de que lo habían visto afuera de Casilda.

Además, detalló que el cuarto detenido fue arrestado en el lugar donde encontraron el cadáver de Maximiliano. "Se lo estaba buscando desde el día anterior por el abuso a dos hermanitas, y el día del hallazgo del cuerpo personal policial me avisó de su presencia en el lugar. Más tarde, confesó que le compró el celular de Maxi a uno de los tres detenidos". Mañana deberá declarar ante la jueza.

Ante las dudas de la familia, relacionadas con la "demora previa, y el rápido esclarecimiento tras encontrar el cuerpo", anoche marcharon por la ciudad cientos de vecinos reclamando más datos sobre la muerte del chico. "Que se vaya", reclamaron a viva voz, al pasar por el domicilio de la magistrada.

Compartir: 

Twitter
 

Familiares, amigos y vecinos de Maxi Storani marcharon para pedir que "se vaya" Nogueras.
Imagen: Gentileza Casilda Visual
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.