CIUDAD › GUILLERMO LORENTE HIZO SU DESCARGO EN CONFERENCIA DE PRENSA

"La situación era catastrófica"

El presidente graficó los hechos ocurridos el domingo, aseguró que la suspensión no debe atribuírsele a Ñuls y planteó que el arma encontrada podría haber sido colocada. Un video casero muestra al Panadero Ochoa durante los incidentes.

 Por Pablo Fornero

El presidente de Ñuls Guillermo Lorente no descartó que la pistola 9mm que se encontró en el baño de la pensión donde se alojan las divisiones juveniles haya sido colocada unas horas después del enfrentamiento entre barras y policías en el Parque Independencia. "No va a ser ni la primera ni la última vez que alguien se encuentra con una situación en la que no participó, que no tuvo nada que ver y que a lo mejor después aparece algo que intenta incriminar", afirmó en una conferencia de prensa que otorgó ayer a la tarde en compañía del vice Jorge Ricobelli y el secretario Pablo Morosano. Altas fuentes del gobierno provincial indicaron a Rosario/12 que el titular rojinegro deberá rubricar esos dichos ante la Justicia. En tanto, el dirigente deportivo ratificó que el partido se suspendió porque no había garantías para disputarlo. En la tarde de ayer comenzó a circular en Youtube un video que muestra el repliegue de los hinchas de Ñuls dentro del estadio. Allí se divisa claramente la presencia del jefe de la barrabrava Diego "Panadero" Ochoa, escapando junto a unas 50 personas de los uniformados que habían ingresado a la cancha.

Cuatro horas antes del inicio del clásico, el ministro de Seguridad Raúl Lamberto, el secretario de Seguridad Matías Drivet, el secretario de Gobierno municipal Fernando Asegurado y la ministra de Desarrollo Social Mónica Bifarello, acompañaban a la comisión directiva rojinegra al encuentro con el plantel, que esperaba concentrado en Ricardone. A pocos metros del predio, Lorente recibió un llamado que le alertaba de los incidentes en El Coloso. Funcionarios y dirigentes decidieron regresar para percibir un "escándalo en proporciones". "La situación era catastrófica, gente herida, tirada en el suelo, más de 200 personas estaban en la pileta", describió Lorente, que cuestionó el accionar "poco profesional" de los 200 uniformados que ingresaron al estadio, "supuestamente haciendo algo que desmiente un poco la cuestión vinculada con el tema del arma encontrada en el club".

Unos minutos antes, la policía había intercambiado disparos con barras que se refugiaron en el estadio luego de apedrear un colectivo en Pellegrini y Pueyrredón, en el que viajaban hinchas de Central. Desde la dirigencia de Ñuls dicen desconocer si los agresores leprosos se encontraban en la cancha antes de la balacera. No hay testimonio fílmico de las cámaras de videovigilancia que posee el club que pueda esclarecerlo, ya que falló un disyuntor en el preciso instante del tiroteo. "Si se piensa que hay una cuestión de sabotaje, pensamos que puede ocurrir. Creo que con un toque en cualquier momento el cortocircuito se puede producir", dijo Lorente, que adujo ser el primer interesado en conocer las imágenes y pidió por la aparición de "algún video privado" que aporte "claridad". Asimismo, aseguró que inició un sumario "con lo del interruptor" y aplicará las "sanciones que correspondan" a los socios involucrados. Ayer por la tarde, comenzó a circular en Youtube un video que muestra el repliegue de los hinchas de Ñuls dentro del estadio: entre ellos se divisa claramente al jefe de la barrabrava Diego "Panadero" Ochoa.

"Ñuls va a realizar todas las investigaciones que estén a su alcance y va a coadyugar con todas las investigaciones que se realicen para fuera. Esto es un problema que afecta a toda la ciudad de Rosario", había prometido horas antes el presidente. Sin embargo, a la jueza que investiga el hecho, Alejandra Rodenas, le llamó la atención que las puertas del estadio se encontraran abiertas para los socios, aunque desde el club aseveraron que desde la Provincia no partió ninguna indicación que lo prohiba. "No pasó por la cabeza de nadie. La última vez que se jugó el clásico, o el anterior, tres o cuatro años atrás, acá había una pantalla gigante, no tiene sentido pensar en un club cerrado, si lo hubiera tenido nadie lo pidió. Jamás se habló", dijo el presidente leproso.

Lamberto, la policía y el presidente de Central Norberto Speciale habían responsabilizado a Ñuls de la suspensión. "La gente de Ñuls no vino", acusó el titular canaya. Cuando se le preguntó el domingo a Lorente por los polémicos dichos de su par auriazul, el dirigente leproso dijo desconocerlos. Pero ayer no se ahorró acusaciones. "No puedo creer que Speciale haya hecho declaraciones del tenor de las que hizo ayer, y en esto no quiero herir ningún tipo de sensibilidad, pero sí quiero decirle que se ha extralimitado, que ha actuado con un tremendo grado de irresponsabilidad", apuntó el presidente de Ñuls, ya a un mar de distancia del "mensaje de paz" que se procuró entregar la semana pasada. Ahí no se detuvo Lorente, que recordó que hace seis meses Speciale le pidió suspender el clásico amistoso de invierno "porque no habían logrado el ascenso". "Es una actitud que llama la atención, teniendo en cuenta que hace tres meses atrás no pudo explicar cómo algunos de sus jugadores fueron atacados en el mismo playón del club. Creo que la prueba más cercana, en un momento en el que supuestamente estaba todo dado para jugar un partido, la dio el hecho de que Speciale no pudo ni siquiera organizar una práctica de fútbol, porque se le metió todo el público adentro de la cancha y terminaron robándole la ropa", sentenció el dirigente, quien a pesar de los dardos dijo que "si hay algo de coherencia" hoy o mañana ambas partes deberían mantener una charla en privado.

El presidente leproso señaló que la suspensión se resolvió en el palco de autoridades entre la dirigencia, la Provincia y el Municipio. Allí, "Lamberto dijo claramente que las condiciones para que esto siguiera no estaban dadas, que era un problema absolutamente independiente que no podía ser achacado a Ñuls, que había fallado la cuestión de seguridad". Drivet se lo comunicó al vice canaya Rubén Fernández y la comisión al plantel, que aún permanecía en Ricardone. Pero --según Lorente-- el mensaje del ministro fue "evolucionando de una manera extraña" hasta culpar a Ñuls de no disputar el partido. "Sinceramente no lo entiendo, lo desmiento categóricamente y ratifico en un todo lo que vengo diciendo y sostengo, y esto lo digo con énfasis, que hubo una falla con lo que tiene que ver con la seguridad que estaba armada, entre comillas, para el desarrollo de este partido", apuntó Lorente.

Compartir: 

Twitter
 

Guillermo Lorente luego de brindar la conferencia en El Coloso del Parque
Imagen: Sebastián Granata
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.