CIUDAD › IMPUTADOS POR EL HOMICIDIO DOBLEMENTE CALIFICADO DE GABRIEL RIQUELME

Lo peor es que eran policías

Tras la audiencia imputativa, el juez Juan Carlos Curto decidió dejar detenidos y también incomunicados a los uniformados que efectuaron disparos a un auto en el que viajaban cuatro jóvenes, el lunes a la madrugada, en Villa Gobernador Gálvez.

 Por Lorena Panzerini

La Justicia imputó por homicidio doblemente calificado a los cuatro policías acusados por el crimen del joven Gabriel Riquelme, cometido el lunes pasado, en Villa Gobernador Gálvez. Además, les achacó el mismo delito en grado de tentativa porque el joven de 20 años viajaba con otros cuatro jóvenes --que salieron ilesos-- en el vehículo tiroteado por los agentes de civil y francos de servicio. La calificación es por "abuso de cargo" en sus roles de funcionarios públicos y por "concurso premeditado de cuatro personas". En la voz del fiscal Adrián Spelta, los suboficiales Julián Luque González, Roberto Antonio Pereyra, Nelson Canela y Virginia Espinosa fueron acusados, ante el juez Juan Carlos Curto, de haber "dado muerte intencional a Riquelme". Los cuatro se negaron a declarar ayer. Tras la acusación formalizada al filo del mediodía, los policías investigados continuarán presos e incomunicados hasta la realización de la audiencia de prisión preventiva.

Según el relato acusatorio de Spelta, eran las 5.35 de la madrugada del lunes pasado cuando comenzó la persecución, luego de que Riquelme con otros tres amigos y una chica salieran del boliche Gitana, de Presidente Roca y Santa Fe, y subieran a un Chevrolet Celta de color rojo. Detrás se acercaron los cuatro suboficiales del Comando Radioeléctrico de Villa Gobernador Gálvez, en un Fiat Palio gris. Los jóvenes tomaron calle San Martín y otras arterias para salir hacia Villa Gobernador Gálvez, alrededor de las 5.39. Mientras eran perseguidos, a las 5.49 llegaron a Pueblo Esther, donde aparentemente pasaron por la subcomisaría 15, pero nadie los socorrió. Esa cuestión es investigada por personal de Asuntos Internos de la Unidad Regional II.

Además, el fiscal hizo hincapié en que los imputados se movilizaban sin luces en el auto y planteó que en ningún momento se presentaron como policías. "Los disparos se efectuaron con un arma reglamentaria compatible con 5 vainas servidas halladas en el recorrido", según arrojó el resultado de la pericia balística. "Riquelme recibió dos disparos, uno en la mejilla izquierda y otro en el omoplato, que terminaron con su vida", detalló Spelta.

Los acusados dieron cuenta del hecho a sus superiores "más de 24 horas después" del suceso. Para el Ministerio Público de la Acusación, la conducta descripta de los imputados se encuadra en el delito de homicidio doblemente calificado y homicidio doblemente calificado en tentativa.

Luego de escuchar a la parte acusatoria, el juez Curto le dio la palabra a los abogados Maximiliano Nicosia, defensor de Luque González; Marcelo Piercecchi, representante de Pereyra; y José Luis Giacometti, por la defensa de Canela y Espinosa. Ninguno de los tres objetó la imputación durante la audiencia. Sus clientes dijeron que preferían abstenerse de declarar.

Llamado al 911. A las 5.57, terminada la persecución a los tiros, se registró una llamado policial al 911 "para pedir apoyo", por un incidente con un "Corsa rojo", según indicó Spelta, quien apuntó al teléfono de alguno de los acusados, que están secuestrados y peritados. Además, destacó que como elemento de prueba cuenta también con las declaraciones de los cuatro jóvenes amigos de Riquelme, también atacados.

Riquelme, de 20 años, viajaba esa madrugada en el asiento detrás del conductor del Celta baleado. En tanto, quedó corroborado que no se efectuaron disparos desde el auto donde circulaban los cinco jóvenes. Tras los impactos en el cuerpo de "Gaby", sus amigos lo vieron desangrarse.

Al día siguiente, pero pasadas las 9 de la mañana, los cuatro efectivos del Comando Radioeléctrico se presentaron ante sus superiores y quedaron arrestados luego de reconocer que circulaban a bordo del auto desde donde provinieron los disparos.

Compartir: 

Twitter
 

El juez Juan Carlos Curto escuchó a las partes y decidió imputar a los policías detenidos.
Imagen: Alberto Gentilcore
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.