CIUDAD › UNA AUTOPSIA VIRTUAL DESCARTO QUE HAYA RECIBIDO GOLPES

Escobar no murió ahogado

"Los resultados que tenemos hasta ahora afirman la postura de los primeros estudios, que hallaron signos de asfixia mecánica, que es una práctica policial conocida", señalaron los abogados de la familia de Pichón. Se realizarán otros estudios.

 Por Lorena Panzerini

La autopsia virtual realizada al cuerpo de Gerardo Escobar, el joven hallado en el río Paraná a fines de agosto pasado, determinó que "a priori" no hay fracturas óseas, lo que abona a la teoría de la familia y los querellantes sobre la muerte por "asfixia seca". Así lo indicaron fuentes de la querella, quienes agregaron que hoy se realizará una reconstrucción del escaneo, en zonas determinadas del cuerpo, y se entregará el informe por escrito a la Fiscalía. Además, las partes pedirán una ampliación del informe de diatomeas, que también descarta la muerte por ahogamiento. En tanto, los abogados de la familia de Pichón presentaron escritos para que se realicen otros estudios antes de analizar el conjunto de resultados que pretende determinar las causas que provocaron la muerte del joven de 23 años. También pidieron que se aparte el forense oficial por tratarse de un médico policial. "En la causa hay, y creemos que habrá más, personal policial implicado, por lo que consideramos que debería apartarse por una razón ética", plantearon. Se analiza el informe sobre los patrulleros que estuvieron en la zona del boliche La Tienda, donde la víctima fue vista por última vez, el 14 de agosto.

A días de que la Justicia ordene que sigan presos los dos policías y tres patovicas acusados por el homicidio del empleado municipal, que fue hallado sin vida tras permanecer desaparecido una semana, la Fiscalía comienza a completar los informes médicos que buscan determinar la causa de la muerte. Anteayer se realizó la nueva pericia que consiste en un escaneo por el cuerpo, que en principio arrojó que no hay lesiones óseas. Ese estudio, que se hizo en el Hospital Eva Perón de Granadero Baigorria, se suma a los ya realizados: la autopsia convencional, que arrojó pulmones y estómago seco; y el análisis de diatomeas que no encontró algas del río en el cuerpo. Ambas cuestiones abonan a la teoría de que Escobar no murió ahogado, pero la Fiscalía habla de un mínimo porcentaje de casos de personas ahogadas en las que no se encontraron signos de ahogamiento. Frente a ello, los querellantes buscan agotar todas las medidas posibles y hoy pedirán ampliaciones.

"El estudio continúa mañana (por hoy) con la reconstrucción de las imágenes tomadas en el escaneo para ver si no aparece alguna lesión que no se haya visto a simple vista", indicó Salvador Vera, querellante junto a Nicolás Vallet y Guillermo Campana. "Para nuestra posición, los resultados que tenemos hasta ahora afirman la postura de los primeros estudios, que hallaron signos de asfixia mecánica, que es una práctica policial conocida", agregó.

Además, en la causa se están analizando los recorrido de los móviles policiales durante la noche del 14 de agosto, entre la zona del boliche La Tienda, de Tucumán al 1100, y el río Paraná, para determinar si más personal policial intervino tras la golpiza que recibió Escobar, según dieron cuenta cámaras de seguridad de la cuadra.

La semana pasada, cuando el juez Luis María Caterina extendió las prisiones para los cinco imputados, se indicó que además se envió a Estados Unidos el teléfono celular de Escobar, para que lo analice el FBI, ya que en el país no hay tecnología para la pericia que se desea realizar. El aparato estaba en un bolsillo del pantalón del muchacho, cuando se lo encontró.

La prórroga de la prisión preventiva fue la misma para el patovica Cristian Jesús Vivas, acusado de homicidio, ya que se lo ve en un video golpeando a Escobar, y los otros cuatro imputados por encubrimiento; entre ellos los policías César Ampuero y Luis Noya.

La autopsia virtual es un análisis exhaustivo de los tejidos y huesos, a través de una tomografía computada y de una resonancia magnética. El escaneo total de la superficie del cuerpo duró aproximadamente media hora, y se realizó en tres dimensiones. La misma fue realizada por el forense Raúl Rodríguez (con otros profesionales puestos por las partes), quien fue cuestionado por la querella, ya que es médico policial y justamente, en esta causa está implicado personal de la fuerza; por lo que pidieron su apartamiento de la investigación.

Compartir: 

Twitter
 

Los familiares de Gerardo pidieron que se aparte el forense oficial por ser médico policial.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared