CIUDAD › LO ADVIRTIO EL SECRETARIO DE LA UOM ROSARIO POR LAS SUSPENSIONES

Cerca de una media de fuerza

"Si no se frenan las importaciones y los trabajadores no recuperan el poder adquisitivo, la situación será cada vez más grave", consideró el dirigente metalúrgico. La denominada línea blanca ya contabiliza 800 suspensiones.

 Por Claudio Socolsky

El titular de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) de Rosario, Antonio Donello, advirtió ayer que debido a las suspensiones que enfrenta el sector por la apertura de importaciones están "cerca de una medida de fuerza". El dirigente gremial se refirió en particular a las industrias de la denominada línea blanca que contabilizan 800 suspensiones. "En la mayoría de los casos están cobrando el 90 por ciento del sueldo y no van a trabajar porque las fábricas están cerradas", precisó Donello, quien además expresó su preocupación por la situación de las carroceras rosarinas, otro de los sectores más afectados por el ingreso de unidades completas desde Brasil, que esta semana terminaron de presentar los Procedimientos Preventivos de Crisis (PPC), al igual que dos fundiciones. "Si no se frenan las importaciones y los trabajadores no recuperan el poder adquisitivo, la situación será cada vez más grave", consideró el secretario general de la UOM, que pedirá en los próximos días una reunión con el ministro de Trabajo provincial, Julio Genesini, para buscar más herramientas que protegan a los trabajadores.

"Todo esto se debe a las importaciones, que se descontrolaron, a los tarifazos, a la caída del consumo del trabajador, y la del mercado interno, que se cae trayendo cosas importadas", disparó ayer Donello en declaraciones a LT8. Según el titular de la UOM, "eso le está pegando mucho a la producción nacional. Si no se corrigen esos tres puntos vamos a tener muchos problemas muy pronto en la región de Rosario".

Las empresas del sector apelan a la firma de acuerdos en el Ministerio de Trabajo por el combo de apertura de importaciones, tarifazos y caída de la actividad económica. El abogado de la UOM, Pablo Cerra, precisó ante la consulta de Rosario/12 que ayer firmó el PPC la carrocera Metalsur, mientras que hoy harán lo propio las carrocerías Lucero y Rossi, que se suman a Saldivia, una de las empresas que había firmado la medida hace varias semanas, completando un escenario que preocupa al gremio metalúrgico porque emplean a mil trabajadores en forma directa y más de tres mil en forma indirecta.

Otro sector que está muy complicado por la apertura de las importaciones es el de las fundiciones. Fundemap, ubicada en San Lorenzo, y Amrro, de Rosario, firmaron ayer un PPC, sumándose a los que ya firmó la fundición Santiago Martínez. Entre las tres empresas emplean a 500 personas.

La planta Navarro de Acindar, que cuenta con 200 operarios, cerrará mañana uno de los tres turnos. La empresa propuso retiros voluntarios a los 30 trabajadores del turno que va a cerrar, y 17 ya lo aceptaron. Pero desde la UOM sospechan que detrás de esa jugada se esconde el verdadero objetivo de cerrar la planta definitivamente a fin de año.

Desde el pasado mes de febrero, el Observatorio Laboral de la UOM viene advirtiendo sobre la difícil situación que atraviesan las empresas metalúrgicas de Rosario y la región por la apertura indiscriminada de las importaciones. El escenario cada vez más complicado llevó a Donello a señalar: "Estamos cerca de una media de fuerza. La gente se está dando cuenta de que ya no llega a fin de mes".

"Le quisimos dar tiempo al gobierno y uno no quiso ser alarmista, pero nos están dejando sin otro camino. Nos están llevando directamente a un conflicto. Pero más que por el conflicto estamos preocupados por los puestos de trabajo. Si el gobierno no cambia de rumbo los argentinos la vamos a pasar realmente muy mal", agregó.

La advertencia de una medida de fuerza que ayer lanzó el titular de la UOM se conocen en la misma semana en la que el gobierno provincial, a través del Ministerio de la Producción, y la Federación Industrial de Santa Fe (Fisfe), presentaron el Observatorio de las Importaciones, un ámbito conformado por equipos técnicos del sector público y privado para monitorear los efectos de la apertura que afectan a buena parte de las industrias santafesinas, especialmente en las metalúrgicas.

En el informe presentado el pasado lunes en la sede de la Fisfe por el ministro de la producción, Luis Contigiani, y el titular de los industriales, Guillermo Moretti, revelaron que los sectores más afectados son los que fabrican heladeras, exhibidoras, licuadoras, carroceras y calzado. También advirtieron que otros sectores que podrían sentir en el futuro el impacto del flujo importador son el textil, golosinas, motos, motopartes, artículos de cocina, colchones y sommiers.

Compartir: 

Twitter
 

Antonio Donello, titular de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) de Rosario.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared