CIUDAD › CRITICAS DE PADRES ADOPTIVOS A LAS POLITICAS DE NIñEZ DE LA PROVINCIA

Niños y niñas que esperan por años

La acefalía del Ruaga es una de las
preocupaciones, pero también que no se
cumplen los plazos establecidos por ley.

Con el Registro Unico de Adoptantes (Ruaga) acéfalo, y decenas de medidas excepcionales vencidas por lapsos de tiempo muchísimo más prolongados que los 180 días previstos por ley, el grupo de Padres Adoptivos y en Espera de Rosario expresó sus inquietudes a la Defensoría de Niñez y Adolescencia de la provincia, y también se las llevó al presidente de la Cámara de Diputados de la provincia, Antonio Bonfatti. "Seguimos observando atónitas cómo nuestras autoridades avalan y proceden ante situaciones irregulares. Vemos una eterna contradicción en vulnerarles los derechos, alzando la bandera del respeto de los mismos", dice la carta entregada a la Defensora, Analía Colombo. Los reclamos son similares a los que ya presentaron en 2013, con propuestas concretas para mejorar el funcionamiento de la adopción que nunca se hicieron.

"Hemos sido notificados de casos que ya tenían sus medidas vencidas con anterioridad a la implementación del nuevo Código Civil, el 1º de agosto de 2015, y habiendo pasado más de un año siguen con sus causas sin resolver, y sin pronóstico de resultado alguno", dice el texto. Y hablan de "niños invisibles al sistema y la sociedad entera".

La ley de infancia indica que una medida excepcional de separación de un niño de su familia de origen por la vulneración de sus derechos puede extenderse como máximo durante 180 días. "La Convención de los Derechos del Niño bien dice que se tomarán todas las medidas necesarias tendientes a que el niño no sea separado de su entorno familiar, y avalamos esa postura, porque es la base para respetarles su derecho a vivir en una familia", expresa el Grupo. Con una salvedad: "Pero en ningún artículo o ley se expresa o se entiende que los niños deben tolerar, o ser sometidos, a cualquier tipo de vivencias, inclusive a costa de poner en riesgo su vida, con tal de que ese principio sea respetado".

La "desaparición de las medidas excepcionales", como lo llaman algunas integrantes del grupo, se debe -según entienden- a las dificultades para garantizar los plazos. Mientras tanto, esos chicos sufren una vulneración de sus derechos. "Hemos denunciado sistemáticamente la situación de los niños viviendo años en instituciones de nuestra ciudad y del país, así como también la de los atrapados en un sistema de familias solidarias sin que nadie los revincule con su familia de origen, ni tamposo les posibilite una nueva familia a través de la adopción", dice la nota presentada.

En diálogo con Rosario/12, dos de las integrantes del grupo, Karina Duvnjak y Karina Silvestre, puntualizaron que la adopción "no es para garantizar el deseo de los padres, sino el derecho de niñas y niños a tener una familia que pueda alojarlos".

Una de las críticas más urgentes es el funcionamiento del Ruaga. "Queremos dejar constancia de nuestra disconformidad por la reciente renuncia de su directora Selva Degiorgio y sin tener conocimiento de quién la reemplazará en su cargo, les manifestamos nuestra apreocupación por la falta de recursos humanos y económicos que siempre debió sobrellevar este organismo", dicen. Según denuncian, las familias que se anotan en el Ruaga no reciben una primera evaluación que determine si están o no aptas para adoptar. "Las consecuencias de un registro con semejantes dificultades se ha traducido en estos últimos años, principalmente en familias sin evaluar, sin ser asesoradas ni prepardas para los niños que las necesiten", dice la nota.

Las distintas deficiencias que denuncian confluyen en una situación de indefensión de niñas y niños. "Estamos alarmados al observar que nos encontramos ante los mismos reclamos que hace seis años atrás, con atrasos en la creación de los servicios locales de niñez en el área municipal, con la ausencia de la figura del abogado del niño, con la falta de capacitación de quienes trabajan en el área de Niñez en la temática de adopción, en la ausencia de un espacio donde se asista a una mujer que no quiera ejercer su rol materno, con gran cantidad de niños con muchos años dentro de un sistema que no resuelve sus causas, y a los viejos reclamos se suman ahora los nuevos, por ejemplo dentro de los juicios de adopción les dan lugar a los reclamos de familiares, aun cuando los niños expresan su voluntad de no tener vínculo, negándoles el derecho a ser oídos", dice la detallada nota que este Grupo de Padres Adoptivos y en Espera presentó como un nuevo alerta. "Nos anotamos para adoptar niños grandes, a grupos de hermanos, y queremos que el Estado propicie esas decisiones. Pero también debemos denunciar que no se están garantizando los derechos de los niños y niñas a vivir en una familia que respete y garantice sus derechos, en lugar de vulnerarlos", explicó Duvnjak.

Compartir: 

Twitter
 

El Grupo de Padres Adoptivos pide que se priorice el interés superior de niños y niñas.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared