rosario

Martes, 9 de enero de 2007

CIUDAD › MONICA FEIN DENUNCIO ACTOS DE SABOTAJE EN LA MATERNIDAD

"Hubo un atentando en la Martin"

El análisis de los funcionarios municipales sobre el sabotaje y la "crisis" del HECA los llevó a hacer un llamado "a la responsabilidad para no poner en riesgo la vida de nadie y menos por una discusión política de pertenencia de un determinado efector a la provincia o al municipio".

 Por A.S.

"Se está buscando el Cromagnon de Rosario", dijo la secretaria de Salud Pública municipal, Mónica Fein, cuando ayer en el CEMAR denunció que el viernes la Maternidad Martin fue el blanco de un "atentado" que pudo tener gravísimas consecuencias. Con el subsecretario del área, Jorge Elder, y el presidente del Concejo Municipal, Miguel Zamarini, describieron la obstrucción de desagües y el desborde de materia cloacal que pudo provocar una infección intrahospitalaria. Fein unió esta situación a los avisos sobre el "colapso" en el Hospital de Emergencias Clemente Alvarez y a las declaraciones de la ministra de Salud provincial, Silvia Simoncini, en cuanto a que la provincia podía hacerse cargo del HECA. "Hacemos un llamado a la responsabilidad política", dijo y sin dar más nombres tanto en su discurso como en el del presidente del Concejo, Miguel Zamarini, quedó claro que el destinatario es el gobierno provincial. Hoy se hará una presentación ante la Justicia para que investigue el atentado que se denunció.

Elder y Zamarini se mostraron bastante más que preocupados y ambos respaldaron la afirmación de la secretaria de Salud cuando dijo que "se está buscando el Cromagnon de Rosario" cuando relacionó el "atentado" con la situación del viernes pasado cuando se vio desbordada la capacidad del HECA.

"Tuvimos un atentado en la Martin", dijo la secretaria al dar detalles de cómo había comenzado el desborde de materia cloacal en el 5º y 6º piso el viernes pasado alrededor de las 11. También señaló que no exageraba al hablar de atentado por los riesgos que esa situación puede producir en una posible infección hospitalaria. Dos rejillas, una ubicada en un sitio de acceso restringido y la otra en un baño público, fueron destornillados y en ellas se colocó tapones preparados con papel higiénico y servilletas, en un caso envueltos en un trapo de piso. Fein dijo que eso ocasionó un desborde, una "lluvia de mierda", expresó para explicar que con esas palabras y mediante anónimos los medios de comunicación de la ciudad habían recibido la información.

En el primer piso del edificio de San Luis y Moreno, sede de Salud Pública del municipio, se insistió en la calificación de "atentado" porque la nueva Martin "funciona a pleno" con 35 nacimientos en el fin de semana y 21 chicos en neonatología. "Este hecho podía poner en riesgo la vida de cualquiera de ellos con la posibilidad de infecciones intrahospitalarias o la necesidad de trasladar a todos los pacientes". Para Mónica Fein la acción rápida de todo el personal fue la que permitió salir de la situación aunque planteó que hoy habrá una presentación ante la Justicia para pedir la investigación.

Ninguno de los hechos fue despegado, todo lo contrario, de las declaraciones de la ministra Silvia Simoncini en el sentido de que el gobierno del que forma parte estaba dispuesto a hacerse cargo del HECA (ver aparte). De ahí en más Fein se dedicó a plantear un llamado a "la responsabilidad política y una profunda preocupación por el atentado. No sabemos si se está buscando un Cromagnon de Rosario pero la salud y sobre todo la de los niños -se trata de prematuros y chiquitos de alto riesgo -requiere de una gran responsabilidad".

Como para despejar cualquier duda atribuible a un hecho casual o al descuido de alguna o alguna paciente o de familiares, Fein insistió en que "no hubo un pañal arrojado por alguien sino rejillas destornilladas y con obstrucciones preparadas. No hay nada de casual en esto sino que se trata de un atentado. Llamamos a la responsabilidad para no poner en riesgo la vida de nadie y menos por una discusión política de pertenencia de un determinado efector a la provincia o al municipio", dijo Fein y explicó que en la sede del SIES (Servicio Integral de Emergencia Sanitaria) existe una central de derivaciones que comparten provincia y municipio. Entonces, aclaró que si el Hospital Centenario o el Provincial no tienen capacidad recibe más el Heca. "Lo que nos parece que dos hechos de este tipo en 24 horas no son casuales", añadió.

Zamarini intervino para hablar directamente de la "cuestión política" y situar los hechos relacionados con la salud en el contexto de las críticas de concejales de la oposición y de funcionarios del gobierno provincial sobre cómo se desenvuelve la salud pública en Rosario. "Quiero advertir que hay que ser muy responsable y tener mucha cordura a la hora de hacer manifestaciones", dijo el presidente del Concejo que recordó a los concejales y al gobierno provincial que además de "hospitales y mosquitos hay grandes problemas de agua y frecuentes cortes de energía. Sobre estas cuestiones más que hacer manifestaciones conviene dialogar para ver como se solucionan los problemas de la ciudad".

Miguel Zamarini no se privó tampoco de recordar que el gobierno de Rosario demostró que "tiene una gran capacidad de gestión en salud" y señaló entonces que si "faltan recursos, como al gobierno de la provincia le sobran podría pasarlos para este lado. Más allá de tantos anuncios debería ayudar a resolver la situación de la ciudad y estar a la altura de la situación". El presidente del Concejo invocó los anuncios y polémicas por la construcción del nuevo edificio del hospital Provincial en terrenos del Batallón de Comunicaciones 121: "Hace falta que concluyamos el Sáenz Peña y ya que se hace una descripción de lo que le pasa a los hospitales por qué no se ayuda en ese sentido. Los rosarinos estaríamos muy agradecidos al gobierno provincial".

Zamarini no habló en especial de la campaña electoral pero aclaró que si ese fuera el contexto en el que se ubican los hechos -las críticas y evaluaciones de la provincia- "se están adelantando demasiado".

Fein dijo que se puede "discutir sobre modelos de salud diferentes" pero insistió en que lo de la Maternidad Martin fue un atentado. "Estos hechos nos preocupan y no los podemos dejar pasar".

Compartir: 

Twitter

El techo de una de las salas fue descubierto para poder reparar el taponamiento cloacal. "No hubo un pañal arrojado por alguien sino rejillas destornilladas y con obstrucciones preparadas".
Imagen: Sebastián Granata
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.