satira

Sábado, 22 de octubre de 2016

Hoy Sátira Hoy

 Por  Rudy

@humoristarudy

¿Como le va, lector? ¿Cómo anda? ¿Pudo reponerse de la duda filosófica en la que lo metimos hace pocos días? Disculpe, lector, no es nuestra intención complicarle el sábado. Sabemos que usted es una persona con múltiples tareas, incluso quizás con múltiples personalidades. Que es lo que se requiere en este mundo de hoy para poder llevar a buen puerto esas tareas de las que les hablo.

Porque, claro, lector, usted lo sabe. Para poder adaptarse al cotidiano actual, no alcanza con ser “una persona cada uno”. La exigencia, que ni siquiera es vista como tal, sino que está naturalizada, es la de estar en varios lugares al mismo tiempo.

Las redes sociales son, quizás una buena ayuda para lograrlo. Pero cabría preguntarse, si es que usted es de esa gente que todavía se toma el tiempo para preguntarse cosas, si en verdad es “uno” el que “está en feisbuk, tuiter, instagram, wasap, la cama y el baño al mismo tiempo”, o si, diría Unamuno, es “ Su circunstancia” la que hace todo eso, y usted, mientras tanto, está… está… ¡Uy, dónde está!

La sabiduría popular acude en ayuda de “el mundo antiguo”. UN viejo refrán judío dice “No se puede bailar con un solo tujes en dos casamientos”. Un equivalente católico diría “ No se puede estar a la vez en misa y en procesión”.

“¡Sí, se puede” “Sí, se puede!” diría un vocero de la nueva religión amarilla que inunda el país desde hace un tiempo, y nos quiere hacer creer, de eso se trata su fe, que todo va mejor, que los argentinos estamos cada vez mas alegres, y que existe un “Más allá”, llamado “Segundo Semestre” al que irán las almas que crean en el “Espíritu de Mercado”, almas bienaventuradas, de las que será el Reino de los Ceos.

Digamos entonces, que esta nueva religión sí cree que es posible ser varios a la vez. Y quizás de esa manera resolver las situaciones cotidianas. La economía, por ejemplo, que tan costosa nos está resultando cuando cada uno es solamente una persona.

Ser varios, o varias, o varies en un solo cuerpo, nos permitiría tener varios trabajos, incluso a fin de año conseguir varios bonos.

Ser varios haría posible poder cuidar a la vez a toda la gente que queremos. Si fuéramos varios no dejaríamos de trabajar en caso de que nos enfermemos ( ya que si se enferma una, quedan las otras personalidades sanitas para hacer cargo).

También ahorraríamos un montón de gastos, ya que, por ejemplo, vamos todos al, cine con una sola entrada, o una milanesa, si es lo suficientemente grande, nos alcanza para saciarnos nuestros apetitos.

Con que uno solo haga gimnasia, todos nos sentimos mas sanitos, y si, bueno, a la hora del sexo aparecen diferencias entre los gustos y posibilidades de los diferentes habitantes del cuerpo, siempre se puede dialogar, y un buen grupo de terapia ( entre todos), o incluso una mediación judicial, lo resolverían.

Es posible que se le reclame al, Estado una “Ley de Identidad de Número”, para que en el DNI (llamado ahora “Documento Nacional de Identidades” figuren todos y cada uno de los integrantes. Con sus respectivos derechos y atribuciones.

A la hora de votar la cosa podría complicarse, porque es muy probable que el presidente de mesa reclame “un solo voto para todos los que están en ese cuerpo” pero confiemos en que, si ya se consiguió el voto electrónico, es solamente cuestión de tiempo que una sociedad avanzada como la nuestra reconozca el derecho colectivo de “cada unos/as”

Pero todo va más allá, lector, siempre va más allá. Porque si los tiempos requieren que seamos “más de uno” para hacer todo lo que hay que hacer ¿Quien dijo que todos esos deben ser seres humanos, necesariamente?

No, lector, ¿Se da cuenta que no?. Por ejemplo, a veces usted querría ser un pájaro, y salir volando de donde está, o un rotwailer para proteger su casa de extraños sin necesidad de rejas, o un elefante, por su excelente memoria. Quizás un oso, a la hora de los abrazos y cariños. Y eventualmente, no falta quien se identifique con los buitres, a la hora de pretender ganancias exorbitantes, o alimentarse de los restos de los demás

Para no hablar de los que, sin saberlo, en el fondo son gorilas, o los/as que esconden una serpiente bajo su apariencia humana, o los sapos, los continuos sapos que nos acompañan una y otra vez en nuestros avatares políticos, económicos o sexuales.

Entonces, también se necesitará una “Ley de Identidad de Especie”.

O quizás, lector, nada de eso sea finalmente necesario, si podemos llegar, aunque no sea nada fácil, a comprender las diferencias entre nosotro/as Entender y sentir que en verdad esas diferencias no nos hace mejores que los demás, y que en verdad “Todos y todas somos diferentes” y estamos expuestos a diferentes riesgos, por supuesto con los matices y particularidades que cada ámbito, sector, que cada persona enfrenta en su vida.

Por decir algo, en serio, quizás el día que aquellos que ejerzan la violencia dejen de sentirse seguros, impunes, a salvo, algo cambie. Mas allá y mas acá de las leyes.

Y hablando de impunidad, o hablando de violencia, me pregunto como debería calificarse este “cambio” respecto de la posibilidad de importar cosas, zanahorias, computadoras, lo que sea, con el objeto de bajar el precio. ¿Es competencia, es “poligamia fabril”, es un pájaro, es un avión?

¿Nos importa?

A partir de ahora, parece que va a ser mas barato comprar una computadora o una zanahoria, aunque los que hasta ahora vivan de fabricar computadoras, difícilmente puedan acceder a la zanahoria, y viceversa.

Dicen que es para bajar la inflación, que la inflación es nuestra enemiga y hay que combatirla, y lo dicen mientras suuuuuben y suben las tarifas.. Parece que las tarifas, por el contrario, son nuestras amigas, hay que quererlas mucho y ayudarlas a que crezcan y sean saludables.

Uno se podría preguntar, si eso no, también, otra clase de violencia. Donde, para variar, el mas poderoso se aprovecha de su condición de tal (o su imagen de tal), y se apropia del/la más débil como si “naturalmente” le correspondiera. Una industria, una fábrica, un comercio, no es “una persona”, por eso quizás no sea tan simple de ver la violencia. Pero si, como dijimos hace unos párrafos, pero ahora en serio, pensamos que “adentro de cada industria, de cada fabrica, de cada negocio” hay varias personas trabajando, quizás lo podamos entender un poquito mejor. Aquí si, entonces, se puede aplicar sin que parezca absurda “la identidad de número”

Pero lector, usted y yo lo sabemos, desde hace más de 29 años. Este es un suplemento de humor, lo que aquí se dice, es todo en chiste. Las cosas “importantes” se dicen en otra parte ¿no?

¿No?

¿Ah, no?

Bueno lector, en cualquier caso, seguimos apostando, como cada semana, al humor nacional

Hasta la semana que viene.

Compartir: 

Twitter
 

 
SATIRA12
 indice
  • Nota de tapa
    Hoy Sátira Hoy
    COMPUTADORAS, ZANAHORIAS, IDEAS
    Por Rudy

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared