satira

Campaña de largada

Por Rudy

¿Cómo le va, lector, cómo le va, lectora? ¡Feliz día, feliz día! ¿Usted se está preguntando por qué día lo estamos felicitando? ¿Cree que por casualidad este saludo tiene que ver con el Día de la Independencia atrasado, o que es por el día de la independencia de Uruguay (de paso, sí, saludamos a nuestros amigos uruguayos por el 18 de julio), o por la Toma de la Bastilla el 14 (nuestros saludos a los franceses), o a nuestros amigos bolivianos por la disculpa que finalmente les ofrecieron los europeos por el mal rato que le hicieron pasar al presidente Evo Morales?

Todo eso podría ser, pero no es. La verdad, lector, lectora, los estamos felicitando porque hoy es el Día del Amigo, y usted, usted, y también usted, son considerados amigos por todos los que hacemos SátiraI12 desde hace ya casi 26 años.

¡Veintiséis años de amistad! ¿Se acuerda, lector, cuántas cosas pasamos juntos en estos 26 años? Nosotros las recordamos cada vez que podemos; por eso vamos a evitar hacerlo esta vez, para que usted no diga “ufa, otra vez el plomo de Sátira haciendo historia! ¡Dale, suple, dejate de hablar y vení a morfar, a chupar y a festejar con nosotros!”. Y Sátira va. Porque para eso somos amigos de nuestros amigos.

Pero entonces, justamente, reflexionemos un poco sobre la amistad. Porque, bueno, antes era fácil, pero ahora al parecer hay muchas clases de amigos: amigos, amigotes, gomías, amigotes, amiguetes, amigazos, amigos con derechos, “queamigosque somos”, amigos de lo ajeno, amigos que el éxito me produjo, amigos en féisbuk, amiguitos, amiguitas, amigos en las buenas y en las malas, miamigos (esos que a todos les dicen “mi amigo” y dan la mano, aunque no lo conozcan), amigovios, másqueamigos....

Teniendo en cuenta las PASO, vemos que existen “amigos coyunturales” que salen en la foto dándose la manito, pero tenemos la sospecha de que ni bien el fotógrafo se aleja un poco, la sueltan, o bien la aprietan tipo pulseada.

También existen los contactos, los colegas, los conocidos, los cercanos, los correligionarios, los compañeros, los camaradas, los aliados, compadres, socios, cuates, y tantas maneras de relacionarse, que no las vamos a nombrar a todas porque terminaríamos el Día del Amigo del año que viene.

Pero cada uno festeja como puede. Por ejemplo, nos preguntamos cómo organizaron esta fiestita De Narváez (que ya no es más amigo de Ricardito y en 2011 festejaron juntos) y Hugo Moyano (que en 2011 era oficialista ma non troppo, y ahora no).

Quizá lo festejaron cantando a viva voz el hit de la temporada, el jingle: “Massismo es más de lo mismo y nadie lo puede negar”.

Más allá de la calidad y mensaje, qué bueno que vuelvan los jingles. ¡Hace tanto tiempo que no escuchábamos ninguno! ¿Se acuerda, lector, el del ’73? “Compañero, compañera, la elección ya está resuelta, ganaremos la primera y no habrá segunda vuelta”, cantaban los peronistas para festejar a Cámpora y Solano Lima, los hombres del frente y de Perón.

Los radicales, mientras tanto, cantaban: “El pueblo reclama, pacificación, Balbín solución, Balbín solución”. Los conservadores, con su Nueva Fuerza, gritaban: “Los argentinos queremos goles, porque los goles son la verdad”. Y los propios militares golpistas tenían su candidato y cantaban: “Ezequiel Martínez presidente joven, presidente joven, sabe y puede”.

Diez años después, ¿quién no recuerda aquel “Herminio Iglesias, justicialista y trabajadooooooor”?.

Pero, después, nada más. Nos dejaron sin jingles, sin cantitos; por eso celebramos éste, y nos imaginamos que el mismo De Narváez le podría dedicar uno a Duhalde: “Duhalde no quiere a Recalde / Tampoco vota a Insaurralde / parece que habla de baaaalde / y nadie lo puede negar”.

También le podría dedicar un jingle a Viki Donda: “La Donda tira onda y juega con las redondas, la tribuna se pone cachooonda y nadie lo puede negar”. O a su ex socio, Mauricio: “Mauricio nos saca de quicio con sus proyectos fenicios / sus planes son todos fictiiiicios y nadie lo puede negar”. O a Pino: “Solanas dice macanas / su socia no es muy sana / el pacto se acaba mañana / y nadie lo puede negar”. Y a su vez otros se vengarían de él: “De Narváez, no nos atraes / no sabemos de qué te las traes / pero esta vez te caaaaaes / y nadie lo puede negar”.

Lo cierto es que “nadie lo puede negar”, pero por las dudas Massa lleva a sus candidatos a jurar –ante escribano público– que no van a aceptar reformar la Constitución, cosa que nadie les pidió que hicieran, pero se ve que por las dudas, y porque “¡a cada idea, le respondemos con un escribano!”.

Lector, mientras festejamos el Día del Amigo, las campañas están con todo. Y nosotros las festejamos también con nuestros chistes.

Hasta la semana que viene, lector.

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared