soy

Viernes, 19 de abril de 2013

SER Y ESTAR

Paul Caballero* y Andrés Pabón Koch**

*(periodista y Prensa de la CHA, Oficial de Comunicaciones para ILGA Latinoamérica)
**(actor, periodista y activista de la CHA)

 Por Sebastián Freire

Sobra decir que cuando lo conocí también quedé atrapado. Todos los que lo conocen saben de qué estoy hablando. Nunca conocí a una persona con un humor tan afilado y fino, los había leído, pero no conocido en persona. Hoy tengo la fortuna de decir que tengo al compañero de vida ideal, incluso me atrevo a decir que al mejor amigo de mis sueños, (desafiando las actuales modas de los amigos pasajeros y las amistades rotas que inundan las galerías de la sociedad). En mis 25 años siempre quise conocer a una persona como él: tan vivaz, tan creativo, tan deseoso de construir y compartir proyectos y aventuras. De hecho nos conocimos por esas dos grandiosas invitaciones que me hizo, la primera para que fuera parte del Grupo de Jóvenes de la CHA, desde la cual queremos construir una sociedad más igualitaria, justa e inclusiva por y para los y las jóvenes de la Argentina, y la segunda, para co-conducir el programa de radio Con acento latino de la AM1010 que hacemos todos los sábados con nuestro gran amigo y productor teatral Juan Bautista Britez. El encuentro que sostuvimos ese día marcó nuestras historias irreversiblemente, fue el día en que se juntaron dos fuerzas casi titánicas para producir cambios, accionar, crecer, vivir y literalmente explotar. Gracias a él tengo hoy a mi lado a grandes amigos como César Cigliutti –que pasará a la historia como lo hizo Carlos Jáuregui–, Marcelo Suntheim, Pedro Paradiso, Matías Bertiche, Margarita García, los chicos del grupo de jóvenes, etc. Haberlo conocido fue como un guiño maravilloso del destino. Y tenemos grandes similitudes: ambos somos colombianos que hace años eligieron Buenos Aires como residencia, ambos adoramos la literatura y el cine, y nos juntamos a ver tres, cuatro películas seguidas, a recitar la poesía de la generación beat o los cuentos de Simone de Beauvior o Marguerite Yourcenar, adoramos pasar horas charlando con amigos hasta la madrugada, discutir abiertamente sobre política, religión, cultura y los grandes temas de la humanidad sin perder el respeto y el irrefutable derecho a disentir, pero sobre todo y, aunque suene cursi, nos queremos. Hay mil anécdotas, como la vez que me sorprendió en mi cumpleaños con amigos y familia de Colombia en un bar delicioso de la ciudad, esas dos tardes de buceo con los peces más hermosos de las Islas del Rosario, los momentos difíciles –en los que nos atrincheramos por días en la casa del otro–, las locuras y aventuras incontables... El es también el gran impulsor de mi carrera como actor; la persona que más me ha apoyado y creido en mí –después de mi madre y mis tías–, la que me animó a ser líder y participar en el activismo lgbtiq del lado de la CHA, que se ha convertido en mi segunda casa y la mejor plataforma que un activista pueda desear; es mi compañero en la construcción de la Oficina para Latinoamérica de ILGA (Asociación Internacional de Gays y Lesbianas), el trabajo para Idaho (Día Internacional contra la Homofobia y Transfobia). Jamás había tenido esa conjunción con nadie más, así que a él quiero dedicarle esta sección como parte de mi agradecimiento por tener esta amistad cósmica donde prima el amor, la profundidad, la admiración y la incondicionalidad. Que sea pública entonces esta dedicación al mejor amigo del mundo: Paul Caballero.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOY
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared