soy

Viernes, 5 de septiembre de 2008

SON

Roberto Galán recargado

Una diminuta estrella (soft) porno llamada Tila Tequila protagoniza el primer reality casamentero bisexual: 16 varones hétero y 16 chicas lesbianas o bi exhiben sus estrategias para conquistar el corazón de la pequeña. Muy queer.

 Por Mariana Enriquez

Desde Yo me quiero casar... ¿y usted?, la pionera idea de Roberto Galán se expandió por el mundo mediático, y en este momento es el lugar común total de la televisión reality de EE.UU. Ya hubo todo tipo de combinaciones y variantes: The Bachelor (soltero codiciado), The Bachelorette (lo mismo, pero soltera), celebridades del mundo del hip hop y el rock en busca de amor por TV (Flavor Flav de Public Enemy con Flavor of Love y Bret Michaels de Poison con Rock of Love) y hasta, por supuesto, neo-estrellas de reality show con su propio programa (I Love New York, con una de las chicas eliminadas por Flavor Flav). El formato es casi siempre igual: el codiciado buscador de pareja convive con un número alto de participantes, a los que va eliminando hasta quedarse con su favorito. Huelga apuntar que las parejas no suelen funcionar, especialmente si el programa tiene rating, lo que permite una segunda temporada.

En octubre del año pasado, MTV estrenó el primer reality de citas diverso (ya había intentado algo así con segmentos del horripilante Next!, un juego de cita-como-consumo que da ganas de arrancarse los pelos y morir). Como sea: A Shot of Love with Tila Tequila es el primer programa cuya protagonista se define bisexual, y convive en una casa con 16 varones heterosexuales y 16 mjeres lesbianas que deberán competir por sus favores. Además, los 16 duermen en una misma cama, para aumentar el potencial soft porno de toda la situación (la cama que consiguió la producción es asombrosamente enorme). Tila misma es una minicelebridad soft porno y de Internet: nacida en Singapur, de familia vietnamita y criada en Texas, a los 18 años —ahora tiene 24— se hizo modelo para adultos en Nueva York y empezó a difundir sus fotos eróticas en la web desde su MySpace (fue la Chica Cyber Asiática del Mes en Playboy, dice su currículum). Es linda y menuda y tiene fama de dura, porque en la adolescencia, cuenta, habría sido parte de pandillas y habría usado drogas en cantidad. Todo el programa es como una gran fantasía porno antes del sexo explícito: aquí las lesbianas en pantalla no están tanto para ratonear a las lesbianas que miran TV desde sus livings sino para calentar a los varones de adentro y afuera de la casa, por si llegan a ver alguna “acción” entre chicas. Tila, sin embargo, no permite mucho descontrol: en cuanto se entera de que alguna de las chicas estuvo a los besos con otra chica o chico, suele decidir la eliminación. ¡Ella quiere monogamia! En fin, es la tele.

Por ahora, el experimento hipersexuado y de “guerra de sexos” de Tila Tequila es un disparate entre deprimente y divertido, con chicas que lloran a los gritos porque estaban enamoradas de la pequeña vietnamita aun antes de conocerla, con chicas y chicos que se someten a pruebas más bien humillantes, para conseguir una cita a solas con la deseada, con chicas que terminan confesando ser bisexuales mientras juguetean bajo las sábanas con uno de los muchachos (para delicia de los productores), y otras que confabulan contra los hombres y contra Dani, una de las futuras finalistas (no es que tengamos la bola de cristal: el programa ya terminó su segunda temporada en EE.UU. este año), una bombera de Florida parecida a Hillary Swank, y la única persona que resulta más o menos tierna y genuina, o por lo menos no tan de-sesperada por la fama como las demás. o

A Shot of Love with Tila Tequila va los miércoles a las 23 por MTV, y repite los jueves a la 1 y a las 23.30.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOY
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared