soy

Viernes, 6 de septiembre de 2013

SER Y ESTAR

Vek Rocino

LICENCIADA EN PSICOLOGIA, FOTOGRAFA, PARTICIPA DEL PROGRAMA VUELA VACA, LOS VIERNES A LAS 20 POR LA ROCKER
Es uno de mis lugares preferidos de la casa. Me gusta sentarme a leer en el sillón porque entra una luz increíble por la ventana. El sol que entra se refleja en unos espejitos que tengo colgados y le da mucho ambiente al lugar.

 Por Sebastián Freire

1 Bicicleta
Mi bici representa mi energía en movimiento. Es estar al aire libre y sentir el viento en la cara. Es libertad, es viajar, es sol, es movimiento, es recuerdo, es presente y será futuro. Es una forma de vida, es volver un simple viaje o traslado más interesante. Ando en bici desde los 3 años y me representa tanto que a mi despedida de soltera ¡me llevaron en la bici!

2 Cámara de fotos
Es el instrumento que me permite captar la particular relevancia de un instante y volverlo único. Desde que tengo memoria amo las fotos. Mi primera cámara me la regalaron mis viejos cuando me fui de viaje en séptimo grado y desde ahí siempre ahorré para comprarme un modelo mejor. Siempre llevaba la cámara a todos lados y sacaba montones de fotos. Es mi compañera de cada viaje. Me permite acordarme de cada color y de cada energía. Desde hace unos años estoy estudiando fotografía y cada día mi romance con la cámara crece más...

3 Pin y Pon
Son mis juguetes preferidos, resultado de una infancia muy feliz. Me pasaba horas jugando con ellos, con mis hermanos, primos, amigos o sola... Tenía varios, y había creado una personalidad especial para cada uno de ellos. Aun hoy recuerdo cada uno de los nombres de aquella época. Además simbolizan un instrumento de trabajo: cuando atiendo pacientes el juego es una de mis principales herramientas para entender el mundo de cada niño. En fin, me divierto cuando trabajo, ¡porque sigo jugando!

4 Mate
Tomo mate desde que era muy chiquita. En mi casa siempre se tomó mucho mate. Hoy forma parte de todas mis mañanas y simboliza el encuentro, la charla, la reunión y compartir. Siempre que viajo llevo mi mate: ¡es infaltable! Además llevo yerba y bombillas por demás, así al que le gusta se las dejo. Dejé mates, yerbas y bombillas en Perú, Ecuador, Chile, California y Bolivia. Es una forma de llevar algo muy mío (algo muy nuestro). En la ciudad suelo llevarlo a todos lados y cuando trabajo también me acompaña (por eso le puse canasto a mi bici).

Compartir: 

Twitter
 

 
SOY
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.