soy

Viernes, 2 de mayo de 2014

DíA DE LXS TRABAJADORXS

Trabajando para trabajar

En mayo de 2013 se dio un paso más en materia de derechos: la cobertura del Seguro de Capacitación y Empleo comenzó a incluir a hombres y mujeres trans. Ese programa se sumó a los ya existentes orientados a capacitar en oficios, completar los estudios y promover la contratación de hombres y mujeres trans. Por estos días se cocina un proyecto de ley de cupo. Aquí, algunas reflexiones de protagonistas de estos cambios.

Durante el año 2013 y en lo que va de 2014, setecientas personas trans han participado de los programas de inclusión laboral del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, a lo ancho del país. Los programas son: Jóvenes con Más y Mejor Trabajo (orientado a personas entre 18 y 24 años, desocupadas y con los estudios incompletos) y el Seguro de Capacitación y Empleo (dirigido a aquellxs entre 18 y 24 años con secundario completo y personas trans desocupadas mayores de 25 años, con secundario completo o incompleto). Estos tienen tres patas: la formación en un oficio, la finalización del primario y el secundario, y el apoyo a emprendimientos que ya existen. Por estos días se está cumpliendo un año del ingreso intensivo de personas trans al Seguro de Capacitación y Empleo: “Decimos eso no porque antes no les estuviera permitida la entrada sino que las mujeres y los hombres trans no estaban convocadxs abiertamente; entonces, al ser una población excluida históricamente del mercado laboral formal, no lo consideraban parte de su universo y no se acercaban. A partir de que detectamos esto, empezamos a pensar acciones concretas en cada provincia para invitarlxs a que vengan y se queden”, relata Sebastián Zoroastro, integrante del equipo de asesores de género y Diversidad Sexual del Ministerio de Trabajo. El sector público también da el ejemplo, incorporando a personas trans como trabajadorxs. Y no en el rincón más oscuro de una oficina municipal, o en el área de diversidad como opción única, sino en puestos de plena visibilidad y trato con el público. También se brindan talleres de sensibilización para el resto de los empleados.

En provincias como San Juan se están aplicando incentivos para aquellos que contraten a personas trans. Pero el prejuicio va más allá del premio económico: el núcleo duro del estigma sigue estando en el sector privado. Hay provincias, como Misiones o Córdoba, que todavía no han priorizado la inclusión de todxs. En Córdoba, por ejemplo, los acuerdos se han dado con los intendentes. De esto puede dar cuenta Liliana Fornero, coordinadora de la oficina de empleo de Bell Ville (Córdoba): “Aquí tuvimos una de las primeras experiencias de la provincia. Entre noviembre y diciembre del año pasado hemos empezado con los talleres de orientación laboral en convenio con Universidad Nacional de Villa María. Se dieron talleres de Derechos y obligaciones laborales, Higiene y seguridad, Autoempleo. Quienes participan de los talleres reciben además una beca de ayuda. Teníamos un cupo de hasta 25 personas, pero se terminaron inscribiendo más. Ahora habrá cursos de formación profesional: Asistente jurídico, Elaboración de embutidos, Electricidad. Todos estos talleres están por empezar en mayo (se puede acceder a toda la información a través de la página de Facebook Oficina de Empleo Bell Ville). La idea es que, después de los talleres, lxs alumnxs presenten un proyecto de emprendimiento. Cuando éste se aprueba, reciben un desembolso de 15 mil pesos para empezar a trabajar”.

Compartir: 

Twitter
 

Cooperativa Nadia Echazú
SUBNOTAS
 
SOY
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.