soy

Viernes, 13 de noviembre de 2015

CRÓNICA

UNA TORTUGA QUE SE ESCAPA

 Por Marlene Wayar

Alguna vez María Moreno nos dijo en clase a las de El Teje “Hay veces que hay que buscar una sola perlita y de ella hacer toda una crónica”. Recordarlo me hizo volver a respirar. La doctora Mariela Castro Espín es como una primera dama, hay muchos filtros para llegar a ella. ¡Y SOY me manda a hacer una crónica sin salvoconducto! El último día llega la primer noticia alentadora; los cumpas de “Conurbanos x la Diversidad” quieren que sumarme a su troupe en la embajada, hay 10 sitios en la cena donde el mozo nos ofrece algo para beber y yo no me rehuso al verdadero Ron cubano deliciosamente fuerte: ¿a esto llaman “con personalidad”? En ello estábamos a las risotadas cuando la doctora hizo su ingreso y los abrazos fueron sinceros y cálidos sobre todo con Lohana Berkins y Pedro Paradiso a quienes ya conocía, para conmigo fue gentil en grado sumo hice foco en sus ojos del tipo que desaparecen al sonreír cual animé japonés. “¿Cómo lo pensaron?, ¿Cómo lo implementaron?” pregunta con gran atención a la diputada Karina Nazábal y a Darío Arias sobre el Programa de Protección Social para Personas Trans en el municipio de Lanús, quiere saber cómo se consiguió la Ley de Cupo Laboral Trans en la Provincia de Buenos Aires, proyecto presentado por la misma Karina pero emerge Diana “¿Qué pasó Lohana, Darío?”. Darío y Lohana bajaron sus cabezas, en plena consternación, no hay mucho por responder aún. No es el Ron sino su calor humano el que voy sintiendo y me hacen simpatizar cada vez más con esta mujer que nos cuenta que en Filosofía y Letras estaba ingresando y se metió de camino a una asamblea que se llevaba a cabo debajo y donde el tema en cuestión era qué hacer de cara al próximo 22N. Ante semejante presencia que les sorprendió las personas presentes le consultaron. Y ella: “No existe Revolución perfecta, no existe gobierno perfecto, no existen líderes perfectos pero sí proyectos populares con sus contradicciones y su imperfección y yo me siento llamada a abogar por ellos”. Ante propuestas que se nos presentan cerradas el que nos convoquen como ciudadanía a ser partes de un proceso es lo mejor que nos pueden pasar. ¿Pensás que la comunidad Glttbi tiene conciencia plena que sin gobiernos que acrecienten la democracia nuestros proyectos no tiene lugar? “No lo creo, con los activistas LGBT trabajamos para que no centren en sí mismos, que no se sitúen como únicas víctimas, fomentamos que articulen con otras causas justas y con toda la sociedad cubana. No tiene sentido pensarse aisladas, segregarse.”

Me sentí escudriñada al primer golpe de vista e inmediatamente abrazada. Las travas aprendemos en la calle a sobrevivir de muchos modos diferentes pero uno común a quienes somos sobrevivientes a nuestro promedio de vida de 35 años es sin dudas el saber intuir a quién tenemos enfrente al primer golpe de vista, nos agachamos hasta la ventanilla de un auto y mientras mandamos nuestro speech sintético sobre servicios y precios estamos escudriñando si ese con quién tratamos es un cliente o un asesino en potencia. Mariela como mariposa leprosa de un país estigmatizado, criminalizado y patologizado por el resto de las naciones del globo tiene esa sabiduría. Aquí emerge la figura (bella figura) de Manuel Vázquez Seijido a quién me propongo indagar pues es “La figura” detrás de esta lidereza, es abogado en el CENESEX pero también coordina las redes comunitarias, compuesta por frentes comunales de maricas, lesbiana y trans y quedamos en hacerlo pero luego no podremos concretarlo así que será para una próxima vez que les traeré su perfil. El es muy respetuoso de su jefa y discretamente dijo “sí, encantado, luego le preguntamos a Mariela”. Nunca sucedió y eso que cambié al jugo de peras y de naranjas que exigía la comida, que exigí saber qué era de boca de quién la cocinó. Arroz con porotos negros como base para sumarle carne de cerdo, plátanos empanados, ensaladas de lechugas, tomates cebollas y palta y una interminable mesa de postres que me dejó pulula.

En la ex ESMA me sumo a sus últimos pasos por el Malvinas Argentinas y ya me junto con Garganta Poderosa, es su tiempo y yo una coladita, pero somos proyectos hermanados El Teje y Garganta así que nadie hace otra cosa que abrazar “me aterroriza saber que no puedan instalar el aborto como asistencia sanitaria a las mujeres, porque no puedo creer tanto control sobre el cuerpo de la mujer” y es que “en Cuba no hay una ley sino que es una práctica sobre protocolos que se da desde 1969 y que redujo inmediatamente a un 50 % las muertes de mujeres”, le comenta a su entrevistadora y la historización del porqué llegó a especializarse en sexualidad “pura casualidad, era el tema rechazado por el resto y alguien tenía que enfrentarlo y aquí estoy”. Su acompañamiento a personas trans empezó en el 1979 siguiendo los estudios de Walter Benjamin en principio pero rápidamente comenzó a indagar e investigar para llevar una propuesta a la asamblea que terminó incluyendo como recomendación y sólo prosperó en 2007 la inclusión como causal de no discriminación la de orientación sexual quedando la identidad de género algo relegada pero no invisibilizada, y es que Mariela tiene la paciencia de las tortugas “estos son procesos y hay que ir convenciendo de manera persistente, en los 60’y 70’ Cuba era parte de un contexto de transfobia en un mundo patriarcal, eso se fue modificando y hoy nos encontramos con mucho investigado y con toda una estrategia de educación y comunicación que tiene resultados disímiles, cuesta pensar trabajos para trans por fuera de los estereotipos y las mismas trans me vienen con propuestas de bailes en el caño para que los turistas pongan sus billeticos entre sus pechos pero también una comuna que vive de la pesca escogió una trans como su representante y ganó por votación popular esa legitimidad”. Ella sabe de qué hablamos cuando hablamos, del terror, desde el 2007 en una acción contra la transfobia caminó entre las chicas, “todas más altas y yo pintada por ellas, no se me reconocía; sentí mucho miedo. Hasta el presente el carnet de identidad acepta la imagen que la persona tiene, ninguna persona se ve forzada a ser quién no es para la foto y llevan su nombre, hay operaciones, no como medida social sino como respuesta individual a cada pedido y la policía ya no molesta, las Congas contra la homo-lesbo-trans-fobia terminan sus Jornadas Cubanas cada 17 de Mayo frente al Pabellón de Cuba donde se emiten comunicados al Consejo del Estado y esto sucede no sólo en paz sino con alegría”. Y sigue: “Estamos, investigando con carácter científico, estamos revolucionándonos en la revolución –si no, dejaríamos de serlo– y pensando cómo establecer en los espacios educativos la importancia de la niñez y la adolescencia. Establecer que la existencia humana es mucho más variada de lo que podemos aún intuir y el cómo comunicamos el respeto por la dignidad y los derechos y que no es justo que continuemos fuera de lugar al respecto.”

Termino la jornada enteramente enriquecida y tranquilizada por ver cómo bajo sus palabras está el deseo de respetar los deseos. Está pero sin dejar cristalizada medidas que lleven a la niñez a pensarse en los estereotipos de género e implantar una dictadura a los cuerpos sólo porque algunas personas sienten que para ellas hoy la solución es esa.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOY
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.