soy

Viernes, 5 de agosto de 2016

PRIMEROS PASOS PARA QUE LA LETRA DE LA LEY CONOCIDA COMO DIANA SACAYAN PASE A LOS HECHOS.

La ley a ti debida

 Por Matías Máximo

La palabra idoneidad, ¿está más cerca de la voluntad o de la experiencia? Uno de los puntos que se trabajó en la primera reunión para reglamentar el cupo laboral travesti, transexual y transgénero en la provincia de Buenos Aires fue la capacitación de las personas antes y durante el ingreso a los potenciales puestos. La ley 14.783, sancionada en septiembre de 2015, establece que el sector público bonaerense debe emplear, en una proporción no menor al 1 por ciento del total, a personas TTT que reúnan “idoneidad” para el cargo. “El tema es que muchas de las compañeras no han terminado sus estudios y no se puede exigir cosas irreales. Para incluir en serio, nos parece importante un acompañamiento y una formación, sobre todo conociendo las realidades de quienes nunca pudieron acceder a un laburo formal. Por eso planteamos capacitaciones para estar donde sea que toque, por ejemplo, cursos de computación para aquellos puestos que tengan que ver con lo administrativo”, dijo a SOY Florencia Guimaraes García, presidenta de la Asociación de Lucha por la Identidad Travesti Transexual (ALITT).

La reunión fue organizada por el secretario de Derechos Humanos de la provincia, Santiago Cantón, y en sí misma se percibió como un avance, ya que es el primer signo concreto para que las letras de la ley pasen al acto. En los últimos datos publicados por el ex Ministerio de Economía (hoy llamado de Hacienda y Finanzas Públicas) se contaron 646 mil puestos en el sector público bonaerense, lo que llevaría a un 1% de 6400 cupos. Pero desde la gestión Cambiemos y los despidos masivos no se difundieron nuevos datos, por lo que no hay un número exacto de cuántos serían los lugares que comprendería esta norma.

La situación de residentes trans provenientes de países limítrofes fue otro de los ejes. Cuando una persona extranjera ingresa al país y quiere documentarse recibe una cédula “precaria”, que a los dos años puede obtener el status de un DNI. Claudia Vázquez Haro, de la organización platense Otrans, dijo que el pedido es que ese trámite tenga excepciones: “Lo que se plantea es, en función de no cometer los mismos errores que hubo en la reglamentación de la ley de Identidad de Género, que se tenga en cuenta a las compañeras antes de la radicación permanente. Pedimos que se respete a las personas trans desde el primer trámite de regulación migratoria, para que así puedan acceder sin complicaciones tanto a un trabajo como a la educación y demás derechos esenciales previstos por la ley de Migraciones”. La portación de antecedentes penales -algo muy frecuente si se tiene en cuenta la recurrente violencia institucional- es otra de las cuestiones que se reclama no sean causal de desmérito.

En el encuentro se convocó a representantes del Movimiento Antidiscriminatorio de Liberación, Conurbanos Por La Diversidad, Jóvenes Por La Diversidad, Frente de Organizaciones TLGB La Plata Berisso Ensenada, Abosex y la Federación Argentina LGBT. Casi todos estuvieron de acuerdo en el pedido de que la ley se llame “Diana Sacayán”, en homenaje a la activista que militó hasta ser asesinada para que esta ley sea una realidad.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOY
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared