soy

Viernes, 2 de abril de 2010

La salidera

 Por Flor Monfort

La confesión a cuentagotas viene de larga data: Elton John anunció primero que era bisexual en 1976, como quien va dando un primer paso. El segundo lo dio en 1984 al casarse con su mejor amigo e ingeniero de sonido, Renate Blauel, en una boda monumental el mismísimo 14 de febrero, día de San Valentín. Pero recién en los últimos años comenzó a hablar abiertamente de su sexualidad. Tal vez si Freddy Mercury hubiera vivido más, acaso podría haberle contado al mundo lo que no tantos sospechaban. En las entrevistas, siempre aseguró sentirse atraído por ambos géneros e incluso tuvo una novia, Mary, con quien salió durante seis años hasta que le contó su verdadera orientación. Su último novio, Jim Hutton, vivió con el cantante durante nueve años y lo cuidó en su agonía hasta la muerte, pero nunca abrió el juego a los medios ni a sus fans, que querían saber si había contraído HIV por una relación casual con otro hombre, como se dijo en ese momento.

Por recordar un caso más cercano, basta mencionar a Juan Castro. El periodista fue “escrachado” por Fernando Peña en su programa de radio, “como a mí no me da vergüenza ser puto, no tengo problema en decirlo”. Aunque Castro venía evadiendo la pregunta con reflexiones sobre el amor y la intimidad, tuvo que salir a reconocer los dichos de Peña, quien también repartió “buchanadas” para Oscar González Oro (con quien dijo haber coincidido en varias orgías), Sergio Company y Diego Ramos.

Otra salida de emergencia fue la de George Michael: en 1998 la Policía lo encontró teniendo relaciones con otro hombre, en un baño público. Un señor de la fuerza policial fingió el encuentro causal para enganchar al ídolo en una causa por exhibición obscena. Fue un come out forzado y tardío, pero George logró hacerles ole a todos los que esperaban una conferencia de prensa solemne o la reclusión en su mansión, conociendo su tendencia a la depresión. El video Outside recreaba el hecho mostrando a Michael a los besos de lengua con un policía y tras él, el cantante habló abiertamente de su sexualidad y formalizó su relación con Kenny Goss. “Cuando por fin revelé mi homosexualidad, ya había intentado de todas las formas posibles hacer ver a la gente que no me importaba ser gay, incluso me había dejado ese bigote ridículo un tiempo. No podía negar lo que publicaban los periódicos, simplemente no dije lo que esperaban oír. Que se metan por donde puedan el bigote, las fotos de mi ex novio que publicaron, todo; pero no me dio la gana de decirles ‘soy gay’ sólo porque era lo que ellos querían”, declaró en aquel momento.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
SOY
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.