turismo

Domingo, 23 de agosto de 2009

EE.UU. > NUEVA INGLATERRA

Hechizos de Salem

En el corazón de la más conservadora Nueva Inglaterra, existe un lugar lleno de encantos... literalmente hablando: Salem. Los archivos de la historia conservaron los horrores de los juicios por brujería en el siglo XVII, pero hay mucho más para conocer.

 Por Graciela Cutuli

Habrá cosas extrañas en este mundo, pero pocas como la estatua de Elizabeth Montgomery que campea en una céntrica esquina de Salem, Massachusetts, sentada sobre su escoba y sonriente, como se la recuerda en la serie Hechizada. Cuando se inauguró, en 2005, provocó las polémicas esperadas, pero ahora, ya bien instalada en las cercanías del Museo de las Brujas (Salem Witch Museum), parece lo más natural del mundo. Al fin y al cabo, Salem es la ciudad de las brujas, sean las pobres condenadas del siglo XVII durante la “histeria de la brujería” que arrasó la ciudad, sean las televisivas del siglo XX o las verdaderas (es que, si las hay, este es el lugar donde deberían estar). Gracias al paso del tiempo y a sus esfuerzos de reconversión, Salem logró convertir un episodio oscuro de su historia en su principal atractivo turístico: es cierto que hay quienes vienen hasta aquí para ver la famosa “Casa de los Siete Tejados” que inspiró al novelista Nathaniel Hawthorne. Pero la ciudad es conocida, sobre todo, por aquel episodio dramático que Arthur Miller evocó en Las brujas de Salem. Sin embargo, esta obra puede ser sólo el punto de partida para conocer una de las más tradicionales localidades de Nueva Inglaterra, floreciente en tiempos de los pioneros, famosa por su puerto y encantadora en sus parques, museos, monumentos y calles.

EN EL PRINCIPIO ERA SHALOM Salem, llamada Shalom en sus orígenes por la palabra hebrea que significa “paz”, fue fundada en 1629, casi un año antes que Boston. Los indios la llamaban Naumkeak, es decir, “un buen lugar para la pesca”. Su nuevo nombre se lo puso el gobernador de Massachusetts John Endicott, convencido de la convivencia pacífica entre los nativos y los colonos: tanta paz, sin embargo, se quebró violentamente antes del fin del siglo cuando estalló la caza de brujas –alimentada por rencores recíprocos y un puritanismo exacerbado– que provocó la ejecución de una veintena de personas inocentes. Aunque Salem combina con maestría el pasado y la modernidad, y cultiva con cuidado su imagen histórica, un solo edificio está directamente conectado con los juicios por brujería de 1692: es la Witch House, o Jonathan Corwin House, propiedad del juez local encargado de investigar las supuestas actividades diabólicas en Salem y alrededores. La casa, que perteneció a la familia Corwin hasta mediados del siglo XIX, es un ejemplo acabado de la arquitectura del siglo XVII y hoy alberga un museo sobre la vida en aquel tiempo, necesario para conocer mejor la época y el contexto de las trágicas acusaciones de brujería.

Sin embargo, uno de los lugares más tristes e ineludibles para reflexionar sobre los hechos se encuentra en una zona cercana, Burying Point, el antiguo cementerio donde están sepultados un padre peregrino del “Mayflower” y John Hawthorne, juez en la Witchcraft Court de 1692 y ancestro de Nathaniel Hawthorne. Se trata del Witch Trials Memorial, un monumento formado por veinte bloques de granito con el nombre de los acusados y su fecha de ejecución: las inútiles exclamaciones de inocencia grabadas en la piedra, donde yacen a menudo las flores que dejan los visitantes, hablan por sí solas y revelan la tragedia en toda su magnitud.

BRUJAS POR AQUI, BRUJAS POR ALLA Naturalmente, uno de los sitios más concurridos es el imponente edificio del Salem Witch Museum, de aire convenientemente medieval, donde se reconstruyen con minuciosidad los detalles de la “histeria de la brujería”. Sin las mismas ambiciones de rigurosidad histórica, pero con recursos vívidos, el Museo de Cera de la ciudad invita a recorrer la historia de Salem a través de sus figuras notables, desde Haw-thorne hasta los piratas que asolaron las costas de Nueva Inglaterra y la célebre Tituba, la esclava oriunda del Caribe que desencadenó las acusaciones de hechicería. Enfrente del Museo de Cera se levanta el Salem Witch Village, que no es una aldea sino una visita guiada que recorre la historia y los mitos de la brujería.

Es de imaginar que la ciudad se presta a la multiplicación de tours que proponen recorridos fantasmales nocturnos y explotan el costado macabro de las brujas hasta el cansancio; lo mismo ocurre con los souvenirs de toda clase que proponen tanto los museos como los negocios, pero más interesante que eso es descubrir que la brujería moderna también existe, y no tiene nada que ver con mujeres de túnica negra, sombreros cónicos y cabellos desgreñados que muestran las imágenes populares. Mucho después de los juicios de Salem, a mediados del siglo XX, el británico Gerald Gardner resucitó una suerte de antigua religión que primero llamó Witchcraft (literalmente Brujería) y luego fue cambiando, sobre todo para alejarse de las connotaciones negativas, por “Wicca”. Sus acólitos se inician en un aquelarre, acceden al Libro de Sombras y comparten variados ritos más o menos esotéricos... Una de sus fiestas principales, el Samhain, coincide el 31 de octubre con los populares festejos de Halloween, que tienen en Salem incontables fiestas, “happenings” y eventos de todo tipo, como corresponde casi inevitablemente en la famosa “Noche de Brujas” que celebran con entusiasmo chicos y grandes de Estados Unidos. En los campos de los alrededores, mientras tanto, las calabazas maduras ponen toques naranja en el paisaje, y parecen sumarse inocentemente a la fascinación generalizada por los disfraces, las canastas de caramelos y las brujerías inocentes que impulsan los más chicos.

LA OTRA SALEM Para conocer la otra parte de la historia de Salem, el lugar imperdible es el Peabody Essex Museum, cuyos orígenes se remontan hasta 1799, fecha de la fundación de la East India Marine Society. Ciudad de puerto y marinera por naturaleza, la Salem de hoy no refleja exactamente lo que fue en el pasado: hay que caminar con atención para ir descubriendo en varias zonas las marcas que muestran hasta dónde llegaba realmente el mar, zonas que con el tiempo fueron ampliamente rellenadas y construidas. La India Marine Society había sido formada por un grupo de capitanes y marinos de Salem con un antecedente preciso, el haber navegado más allá del cabo de Buena Esperanza o del cabo de Hornos. En sus estatutos, preveía la creación de un “gabinete de curiosidades naturales y artificiales”, lo que hoy se considera como un museo: sus miembros llevaron así hasta Salem los más variados objetos procedentes de la India, las Américas, Asia, Africa y Oceanía. Algunos años más tarde, la sociedad se trasladó a un edificio propio, el East India Marine Hall, donde aún se conservan algunos de los primeros elementos reunidos en la colección. Con el tiempo, la East India Marine Society se fusionó gradualmente con otras instituciones para dar vida al Peabody Essex Museum, inaugurado en 1992 con una extraordinaria colección que abarca más de 840.000 objetos de arte y cultura, arte marítimo e historia, 400.000 libros, manuscritos y 22 edificios históricos. Hoy día posee alrededor de un millón de obras y en particular la Yin Yu Tang, la única casa completa de la dinastía Qing fuera de China. Situada originariamente en el sudeste de China, una recorrida de la casa invita a descubrir la vida cotidiana de la familia Huang, que vivió allí durante más de 200 años y ocho generaciones. Pero más allá de la casa, la multiplicidad y variedad del museo –considerado uno de los mejores de Estados Unidos para visitar con chicos por su diversidad y la atracción de sus eventos– merece que se le dedique un día.

Por un rato las brujas quedarán al margen, y la mirada podrá abrirse hacia la rica historia de Salem desde los tiempos de los pioneros hasta el siglo XX. Aquellos mismos pioneros son los protagonistas del Pioneer Village, un museo de historia viviente que se remonta al siglo XVII, para descubrir Salem tal como era en 1630. Las casas, las actividades diarias y las vestimentas fueron recreadas con cuidado para mostrar los tiempos de la colonia inglesa, exactamente en la región donde surgieron las primeras semillas de la revolución que llevaría mucho tiempo después a la independencia norteamericana. El mismo grupo que se encarga de mostrar la historia viviente en el Pioneer Village impulsa otras iniciativas originales, entre ellas la recreación del juicio por brujería de 1692 donde los visitantes pueden encontrarse del lado de los jueces, escuchando la defensa de los acusados –interpretados por actores totalmente compenetrados con sus personajes– y tomando las decisiones finales..., sin duda con la mirada diferente que impone el siglo XXI.

LA CASA DE LOS SIETE TEJADOS Cerca de este distrito histórico de Salem se levanta otro de los principales monumentos de la ciudad, la “Casa de los Siete Tejados” (House of the Green Gables), famosa por la novela homónima de Nathaniel Hawthorne. La Casa de los Siete Tejados, construida en 1668 por John Turner, data de los primeras épocas de la arquitectura georgiana, y forma parte del puñado de casas históricas de Salem, que integran también la Retire Becket House (1655), la Hooper Hathaway House (1682) y la casa natal de Hawthorne (1750). En los años ‘50 la morada del escritor, también convertida en museo, fue trasladada cerca de la Casa de los Siete Tejados, cuyos interiores permiten descubrir cómo era la más antigua de las viviendas de madera que se conservan en Nueva Inglaterra, mientras los espectaculares jardines coloniales le agregan encanto a la vista al mar.

Ese mismo mar imprimió un carácter definitivo no sólo a Salem sino a toda la región al norte de Boston, conocida como “Essex County” o “North of Boston”, cuyos circuitos incluyen Salem pero también Gloucester, con el puerto marítimo más antiguo del país, Marblehead, la Capital Mundial del Yachting, Lawrence, Ipswich y Swampscott, entre muchos otros pueblos llenos de carácter, historia, romanticismo y literatura..., no sólo por Hawthorne, sino porque también Robert Frost, Jack Kerouac, John Updike y Henry Miller están relacionados por nacimiento o por su obra con esta parte de Nueva Inglaterra, famosa por sus tradiciones y magníficamente escenográfica por la belleza de sus paisajes otoñales.

DATOS UTILES

The Jonathan Corwin House o The Witch House. 310 1/2 Essex Street, Salem Tel. (978) 744-8815; e-mail: [email protected].

Museo de Cera. 288 Derby Street, Salem. www.salemwaxmuseum.com

Salem Witch Village. 82 Rear Derby Street Salem. Tel. (978) 740-9229 www.salemwitchvillage.net

Pioneer Village. Forest River Park, Salem. Tel. (978) 740-9636

Peabody Essex Museum. East India Square. Tel. 866-745-1876 www.pem.org

New England Pirate Museum. 274 Derby Street, Salem. www.piratemuseum.com

House of the Seven Gables. 54 Turner Street. Tel. 978-744-0991 www.7gables.org

Compartir: 

Twitter
 

El museo dedicado al trágico juicio de 1692 es uno de los lugares más visitados.

Típica construcción de Nueva Inglaterra, que inspiró a Hawthorne la novela La Casa de los Siete Tejados.

Un grupo de turistas en las salas del Peabody Essex Museum de Salem.
 
TURISMO
 indice
  • Nota de tapa> MEXICO > En la Península de Yucatán
    Los cenotes mayas
    Desde Tulum, en el Caribe mexicano, un recorrido por el submundo acuático de los míticos cenotes...
    Por Julián Varsavsky
  • EE.UU. > NUEVA INGLATERRA
    Hechizos de Salem
    Por Graciela Cutuli
  • RUTA HISTORICA > TRAS LAS HUELLAS DEL CHE
    El joven Ernesto Guevara
    Por Pablo Donadio
  • MALASIA > ANIVERSARIO DE LA INDEPENDENCIA
    Tierras de Sandokán
    Por Guido Piotrkowski
  • Noticiero

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.