turismo

Domingo, 29 de mayo de 2011

BUENOS AIRES. PASEO CON HISTORIA

Evita en Los Toldos

El museo construido en la casa de la infancia de Eva Perón en Los Toldos es solo la primera de las postas que pueden hoy reconstruir las diferentes etapas de la vida de una mujer central en la historia del siglo XX. Desde los objetos personales hasta los sitios que la vieron pasar, un recorrido cercano para nuestro pasado reciente.

 Por Benito Insua

Con el paso del tiempo, muchas localidades les deben su crecimiento, reconocimiento o simplemente la presencia destacada en los mapas a sus ciudadanos ilustres, aquellos que nacieron o se movieron en sus tierras aunque solo sea por unos años. El reconocimiento puede ser más o menos tardío, pero llega: como cuando, el 9 de junio de 2004, la ciudad bonaerense de Los Toldos –también conocida como General Viamonte– decidió rendir homenaje a su gran ciudadana célebre, Evita Duarte, abriendo el Museo Municipal “Casa Natal María Eva Duarte de Perón”. El Museo funciona en el mismo hogar donde la niña transcurrió parte de su infancia, cuando todavía no soñaba ni asomaba ser la abanderada de nadie.

Fachada de la casa donde nació Eva Perón, hoy sede del museo dedicado a su memoria.

PRIMEROS AÑOS El desafío de los vecinos de Los Toldos fue reciclar la vivienda –declarada Monumento Histórico Provincial y Nacional– pero respetando su estilo. Así, como en una reconstrucción de rompecabezas, están marcados dentro de la casa los primeros años de vida de Eva, desde 1919 hasta 1930, cuando tras la muerte de su padre, Juan Duarte, se trasladó a Junín junto con su familia.

“Queremos jerarquizar la casa donde pasó su infancia, dándole contenido y valor turístico. Para eso fue fundamental la participación de los vecinos, que donaron muchos elementos, desde una máquina de coser que le pertenecía a la familia hasta ladrillos”, explica el secretario de Turismo de Los Toldos, Flavio Gulli. La máquina de coser era la que usaba la madre de Eva para trabajar, cosiendo y remendando a pedido.

Poco a poco, fueron llegando al Museo desde imágenes inéditas de Evita actriz hasta prendas personales que alguna vez la vistieron de pies a cabeza: vestidos, trajes, zapatos, guantes, sombreros. También hay registros históricos, como una de las cartas que le escribió Juan Perón en 1945 desde isla Martín García, cuando estuvo detenido tras la revuelta que un año después terminaría por consagrarlo al frente de la presidencia.

Buscando un refugio histórico, estos objetos lo encontraron en un Museo que promete en unos años agrandarse a complejo cultural. Pero eso es para más adelante: ahora el orgullo de la casa se expande a través del Libro de Visitas, que deja registro del paso de políticos y viajeros locales y extranjeros. “Una vez nos visitó el coro oficial de Noruega, que cantó para los presentes tres canciones, entre ellas ‘No llores por mí Argentina’, cuenta el secretario de Turismo.

Interior del Museo “Casa Natal de María Eva Duarte de Perón”.

ITINERARIO BONAERENSE La tematización de la figura de Eva Perón, que comprende sitios referenciales en su vida, abarca distintos aspectos y recorre distintos lugares cercanos a la localidad de sus primeros años. Lugares que la muestran tal cual fue: una mujer que nació y se crió dentro de una familia irregular, con un padre que tenía formada otra familia en paralelo en Chivilcoy. La precariedad de la casa de Los Toldos –con piso de tierra– denota sus primeros años de pobreza.

A solo 20 kilómetros de Los Toldos se encuentra la estancia La Unión, donde nació María Eva el 7 de mayo de 1919, inscripta luego como hija de Juan Duarte, un concejal conservador de Chivilcoy, y Juana Ibarguren. Nacida en pleno campo, en una zona poblada por una comunidad mapuche conocida como la “Tribu de Coliqueo” en homenaje al reconocido cacique, según se sabe la familia convivió en buenas relaciones con los integrantes de la comunidad originaria. Por eso mismo la madre de Eva fue asistida en el parto por la comadre mapuche Juana Rawson de Guayquil.

Entre 1905 y 1936, en Los Toldos la gran mayoría de las tierras pertenecía a esa comunidad mapuche amiga del blanco, aunque con los años una continuada cantidad de argucias legales fueron excluyéndolos de sus propiedades. Entre los nuevos estancieros que fueron ganando tierras se encontraba Juan Duarte.

Dentro de la ciudad, las postas son varias: la Iglesia Nuestra Señora del Pilar, declarada Monumento Histórico Provincial y Nacional, donde fue bautizada Evita; la Escuela N1 Domingo Faustino Sarmiento (en la actualidad se encuentra el Jardín Nº 901), donde “la abanderada de los humildes” fue alumna regular desde 1928 a 1930; la plaza Rivadavia, donde la familia de los Duarte paseaba y jugaba por aquellos años.

A menos de 50 kilómetros, el recorrido que sigue los pasos de Eva durante su infancia continúa en Junín, destino de la mudanza familiar en 1930. Aquí la niña terminó sus estudios primarios en la Escuela N1, frente a la plaza principal, destacándose entre sus pares por su capacidad al recitar y dramatizar. Si bien en 1935 ya dejó Junín para irse en tren hacia Buenos Aires e iniciar su carrera como actriz, los juninenses también se guardan algunos monumentos edilicios no menores, como el edificio de la Escribanía Ordiales, donde el 22 de noviembre de 1945 María Eva Duarte contrajo matrimonio civil con el coronel Juan Domingo Perón. Un poco más allá asoman las torres de luz del Club Atlético Sarmiento, reconocido como “Estadio Eva Perón” por haber sido gestionado crediticiamente en 1946, cuando Evita ya era primera dama.

El circuito que en unos años promete afianzarse como nacional y que nace en Los Toldos se puede seguir recorriendo en otras localidades y sitios fundamentales en su vida de soltera y de casada, como es el caso de la Parroquia San Francisco de Asís de La Plata, donde Eva y Perón contrajeron enlace religioso el 10 de diciembre de 1945, o el Museo Histórico 17 de Octubre de la Quinta de San Vicente, un refugio de amor y descanso para el matrimonio. Y también Buenos Aires tiene, en una casona de Palermo que fuera Hogar de Tránsito creado por la Fundación Eva Perón, un museo que le está dedicado y reúne importantes testimonios de su vida y su obraz

Informe: Diego Abdo.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
TURISMO
 indice
  • Nota de tapa> CORDOBA. Gastronomía, aventuras y “turismo salud”
    Placer en las sierras
    De Colonia Caroya al valle de Ongamira y el camino de las Altas Cumbres, aventuras y placeres en...
    Por Guido Piotrkowski
  • SANTIAGO DEL ESTERO. LAS TERMAS DE RIO HONDO
    Agua que alivia
    Por Julián Varsavsky
  • JUJUY. EL CARMEN, ANTIGUO PUEBLO DE LA QUEBRADA
    Oasis jujeño
    Por Pablo Donadio
  • BUENOS AIRES. PASEO CON HISTORIA
    Evita en Los Toldos
    Por Benito Insua

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared