turismo

Domingo, 25 de enero de 2004

TIERRA DEL FUEGO EXCURSIONES DE PESCA

Truchas del fin del mundo

La Isla Grande de Tierra del Fuego es una de las mecas mundiales para los amantes de la pesca de truchas con la técnica del fly-fishing o con mosca. La ciudades de Ushuaia y Río Grande sirven de base para las excursiones cuyo premio mayor puede ser una trucha de 12 kilogramos de peso.

 Por Juan Gelman

Por Julián Varsavsky

Los ríos y lagos de Tierra del Fuego han ganado una fama mundial que cada año atrae a numerosos pescadores extranjeros dispuestos a viajar hasta el fin del mundo en busca de unas llamativas truchas que llegan a pesar hasta 12 kilogramos. En general, se dirigen a los lodges de pesca con tarifas dolarizadas que proliferan a la vera del Río Grande. En cambio, los argentinos amantes de la pesca suelen contratar las excursiones en el día desde la ciudad de Ushuauaia que ofrecen agencias especializadas. El precio de una excursión varía según la distancia a recorrer desde Ushuauaia. La más económica se realiza al Lago Escondido –ubicado a 50 kilómetros de la ciudad– y cuesta $ 280. Esta es ideal para quienes sean simples aficionados o inexpertos en la pesca porque permite pasear un rato y navegar, además de pescar con el sistema tradicional del spinning o con mosca. Aquí sólo salen truchas de entre dos y cinco kilos. La salida incluye un asado en medio de la naturaleza, y muchos la hacen con su familia y los niños ($ 70 por acompañante no pescador).

Con mosca. La excursión preferida por los expertos pescadores con mosca se realiza en río Ewans –125 kilómetros al norte de Ushuauaia–, en medio de una geografía llana con bosques de lengas. Se llega cruzando la cordillera, y la complejidad del camino requiere de la poderosa camioneta Defender que atraviesa sectores anegados. En el camino se observa una variada fauna donde predominan el zorro y el guanaco.
La pesca con mosca se realiza aquí desde la vera del río. La ropa para la ocasión, proveído por las empresas de excursiones, es un Wader, una especie de enterito de neoprene que permite entrar en las frías aguas sin mojarse y cruzar el río caminando de lado a lado. El premio mayor que puede prodigar este río es una trucha de 12 kilogramos, un porte muy por encima de la media de esta especie. Pero para obtenerlo harán falta mucha suerte e ingenio. Y para esto resulta fundamental la ayuda de los guías, esos verdaderos semiólogos autodidactas que se dedican a leer signos en el ambiente.
Para decidir qué tipo de mosca colocarle al anzuelo se debe observar qué insectos sobrevuelan las aguas en cada momento. Si es un día de escaso viento se verán polillas cádiz caminando sobre el agua y, por lo tanto, se debe colocar como señuelo una mosca de tipo cádiz. El tamaño y cantidad de truchas en el río Ewans es tal que se las pueda ver a simple vista e incluso apuntarle durante el lanzamiento (se debe actuar con sigilo ya que ellas también nos ven a nosotros y escapan). Cuando los ejemplares a la vista son de gran tamaño, se coloca en el anzuelo un streamer, que imita a un pez pequeño ya que a veces las truchas grandes se comen a las más pequeñas.
Un buen lugar para sorprender a las truchas in fraganti son los pozones que se forman cerca de las castoreras, esa suerte de diques construidos con palos por los castores. En ese lugar las truchas se oxigenan y al mismo tiempo se sienten seguras, ya que los castores son vegetarianos.
Durante un muy buen día de pesca pueden salir alrededor de 12 truchas marrones, con un porte medio de 2,5 kilos. Entre las piezas más grandes pueden haber una o dos de siete kilos. Los guías le sugieren al pescador que devuelvan las piezas al agua –la mayoría acepta–, y lo máximo que está permitido por ley es llevarse una por persona por día.
Las excursiones parten a las nueve de la mañana y duran hasta las 18 horas e incluso más. Los grupos son de hasta seis personas. Para los grandes expertos de la pesca con mosca hay excursiones de alta complejidad a sectores con ríos encajonados y con mucha vegetación a los costados, donde el lanzamiento es más difícil.

Compartir: 

Twitter
 

Canoas, remos y cañas para combinar pesca con paseos acuáticos.
 
TURISMO
 indice
  • Nota de tapa> SALTA Selvas, valles y grandes embalses
    Verano en “la Linda”
    Desde la capital de Salta, unas vacaciones tropicales por la selva y los valles, y muchos...
    Por Graciela Cutuli
  • TIERRA DEL FUEGO EXCURSIONES DE PESCA
    Excursiones de pesca en Tierra del Fuego
    Por Juan Gelman
  • CATAMARCA EN EL DEPARTAMENTO DE TINOGASTA
    La ruta del adobe

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.