turismo

Domingo, 30 de julio de 2006

VILLA LA ANGOSTURA > EXCURSIONES POR LA NIEVE

Con paso esquimal

No se necesita ser esquiador para recorrer y disfrutar de los paisajes nevados. Entre las diversas excursiones y paseos en La Angostura, una sencilla caminata por espectaculares bosques y laderas con raquetas ajustadas al calzado como las que idearon los esquimales para no hundirse en la nieve.

 Por Julián Varsavsky

Una caminata con raquetas durante una hora por un bosque nevado es una de las alternativas de invierno que se viene imponiendo año a año en Villa La Angostura. Muchos de los viajeros vienen a la ciudad exclusivamente para esquiar en el centro de esquí Cerro Bayo, y junto con ellos llegan a veces sus padres o sus hijos pequeños, que no tienen las habilidades que requiere el vértigo del esquí. Pero tienen en cambio la alternativa de los paseos con raquetas, que son casi tan simples como caminar por la calle -sólo que en este caso el suelo es de nieve– y no requieren de ningún estado físico especial.

Las raquetas fueron ideadas por los esquimales para poder caminar por la nieve sin hundirse hasta la cintura. Las originales son de madera, pero ahora las deportivas se producen con una aleación de plástico y aluminio que pesan apenas 300 gramos y traen unas correas para unirlas al calzado. La única ayuda que se utiliza para caminar es un bastón, que siempre se apoya hacia la pendiente (con dos se perdería el equilibrio). Deslizarse es imposible –aunque se quiera– y en general una explicación previa del guía de cinco minutos es suficiente para largarse a caminar.

El paseo de una hora recorre lugares de nieve virgen (sin pista). Hace frío, por supuesto, pero un bosque de lenga sirve como una muralla contra el viento. El circuito de caminatas con raquetas está bien delimitado en el Cerro Bayo, y no se puede hacer sin guía ya que si uno se sale de la senda se puede chocar con los esquiadores. Al llegar a un mirador natural se observa parte de la isla Victoria, en el lago Nahuel Huapi, y la península de Quetrihué, donde está el famoso Bosque de Arrayanes.

El idílico bosque color azafrán del Parque Nacional Los Arrayanes.

Para aquellos que tengan un mínimo de estado físico (alguien que pueda caminar diez cuadras sin cansarse) hay una travesía por El Caizal, en un sector de lengas y coihues en el Cerro Bayo. Se parte desde una altura de 1500 metros sobre el nivel del mar y al final, luego de dos horas y media, se llega hasta la base del cerro (1050 m.s.n.m.). Durante el descenso los caminantes van trazando largas “eses” para atenuar la inclinación del terreno y no cansarse, y es bastante común encontrar huellitas de ciervos y zorros, así como también detectar a los pájaros carpinteros por el tactac sobre los troncos. Sólo los más experimentados en excursiones con raquetas realizan travesías para subir al volcán Lanín, un desafío para verdaderos deportistas.

EL BOSQUE ENCANTADO

Villa La Angostura con los grises y blancos del paisaje nevado.

El pequeño Parque Nacional Los Arrayanes es uno de los más idílicos de nuestro país. Ubicado dentro de una angosta península sobre el lago Nahuel Huapi –en el suroeste de la provincia de Neuquén–, su fama se basa en el árbol que lo puebla: el arrayán. Y lo puebla con tal densidad que el bosque es considerado el único de esta especie que existe en el mundo. Admirado por su belleza estética, el arrayán tiene un tronco muy ramificado con una superficie suave de color canela.

El bosque ocupa 12 hectáreas formando una profusión de troncos entre los que se filtran los rayos solares en un fascinante juego de luces y sombras que crea la ilusión de estar en un bosque encantado. Esta compacta arboleda –junto con la otra que crece en la vecina isla Victoria–, son prácticamente las únicas que existen en el mundo con este nivel de concentración, ya que por lo general los arrayanes crecen en forma espaciada, siempre a la vera de los ríos y los lagos. Para proteger su fragilidad y su excepcionalidad, en 1971 se creó el Parque Nacional.


DATOS UTILES

Desde el Centro Recreativo La Piedra se organizan excursiones con raquetas en Villa La Angostura. El paseo corto cuesta $ 35 y el más largo $ 60, incluyendo el alquiler de los equipos. Dirección: Ruta 66 km 0,200 (Acceso al Cerro Bayo). Tel.: 02944-15-562314–Villa La Angostura cuenta con diversas opciones de hospedaje. Como dato indicativo, en la Hostería Las Nieves, un complejo con spa, una habitación doble en temporada baja cuesta $ 130, $ 150 en media y $ 240 en alta. www.lasnieves.com

Compartir: 

Twitter
 

Un paseo caminando con raquetas por la deslumbrante naturaleza del sur en invierno.
 
TURISMO
 indice
  • Nota de tapa> BOLIVIA Y PERU > En las orillas del Titicaca
    El lago sagrado
    Un viaje entre las orillas bolivianas y peruanas del mítico lago de los incas.
    Por Marina Combis
  • ESCAPADAS > GLEW Y SAN VICENTE
    Entre el arte y el pasado
    Por Graciela Cutuli
  • VILLA LA ANGOSTURA > EXCURSIONES POR LA NIEVE
    Con paso esquimal
    Por Julián Varsavsky
  • USHUAIA > MARCHA BLANCA, ARTE Y DEPORTES
    Celebrar el invierno
  • NOTICIERO > 
    Noticiero

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.