turismo

Domingo, 6 de octubre de 2013

AERONAUTAS EN LA HISTORIA

Los pioneros hermanos Montgolfier también fueron los responsables del primer vuelo libre en globo de la historia tripulado por personas en lugar de animales. Precavidos, en este caso tampoco fueron ellos los que se arriesgaron, sino que se limitaron a fabricar la nave con papel barnizado. El vuelo ocurrió el 21 de noviembre de 1783 y los protagonistas fueron los franceses François Pilatre de Rozier y el Marqués d’Arlandes. Durante el vuelo de 25 minutos viajaron 13 kilómetros, alcanzando una altura de 914 metros.

El primer vuelo en globo tripulado en Argentina lo hizo el francés Paul Lartet, el 19 de octubre de 1856. El globo remontó vuelo desde una empalizada cerca del cruce de Callao y Rivadavia, pero en pocos instantes el viento lo estrelló contra una casa. Once días después Lartet hizo un segundo intento, pero esta vez el globo pegó contra el aspa de un molino de viento que había en la “calle de las Tunas” –hoy Callao– y el piloto debió saltar, saliendo ileso otra vez. El 16 de noviembre este francés dispuesto a todo eligió la Plaza Lorea como plataforma. Pero a la media cuadra el globo rebotó contra una pared y el tripulante salió despedido para dar con sus huesos sobre una azotea, fracturándose un brazo.

Hubo que esperar hasta 1864 para que un inglés tuviera éxito en la empresa. Durante los festejos de la Semana de Mayo, Gibbons Wells infló su nave en la Usina de Retiro y fue transportado a bordo a través del Paseo de Julio, al impulso de personas que tiraban de unas sogas. En la Plaza de Mayo, Wells descendió a saludar al presidente Mitre y regresó al globo. Esta vez todo salió perfecto, y aterrizó en una quinta de Lomas de Zamora donde Wells arrojó el ancla. Pero no satisfecho con su hazaña, volvió a las andadas seis días después, ya no con la misma suerte. El globo se dirigió hacia la costa de San Isidro y el inglés debió saltar al agua, alcanzando la costa a nado. El globo se perdió en el río, pero el 24 de junio de ese mismo año Wells voló otra vez. Con tanta mala suerte que, al despegar, una soga se enredó en la pierna del joven espectador Antonio Premazzi, quien fue elevado cabeza para abajo por el globo. Ante semejante circunstancia Wells inició un descenso de emergencia en el Río de la Plata, donde ambos fueron rescatados.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
TURISMO
 indice
  • Nota de tapa> BUENOS AIRES La aventura de volar
    Juguetes del viento
    El cielo bonaerense al alcance de las manos, para revivir en la pampa las aventuras de Julio Verne.
    Por Julián Varsavsky
  • ECUADOR UN JARDíN EN LA MITAD DEL MUNDO
    El agua de la vida
    Por Pablo Donadio
  • BUENOS AIRES PASEO POR LOS PARQUES DE LA CIUDAD
    La clave verde porteña
    Por Mariana Lafont
  • MALASIA. LA FIESTA DEL SACRIFICIO
    Hari Raya Aidhi Ladha
    Por Guido Piotrkowski

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.