ECONOMIA › EN DIALOGO CON PAGINA/12, AMADO BOUDOU DEFENDIO SU GESTION Y ASEGURO QUE LA PRIORIDAD ES ALENTAR LA INVERSION

“Es necesario lograr una baja de la tasa de interés”

El ministro de Economía confirmó que siguen trabajando para concretar el canje de deuda en marzo y adelantó que si la Corte Suprema falla a favor del Gobierno en el conflicto por las reservas, inmediatamente comenzarán a utilizar el dinero del Fondo del Bicentenario.

 Por Roberto Navarro

En medio del debate por el uso de las reservas del Banco Central para el pago de deuda pública, el ministro de Economía, Amado Boudou, adelantó a Página/12 que si la Corte Suprema falla a favor del Gobierno en los próximos días, inmediatamente llamará a una licitación para adelantar cancelaciones de deuda. También aseguró que espera realizar en marzo el nuevo canje con los bonistas que rechazaron el convite en 2005. Señaló que “no hay inflación, sino un reacomodamiento de algunos precios”. El ministro aclaró también que la cotización del dólar no tendrá movimientos bruscos, pero mantendrá una paridad que le “brinde competitividad a la economía”.

–¿La decisión de utilizar reservas para pagar deuda significa que el Gobierno canceló o postergó su idea de avanzar con el canje, con el FMI y el Club de París para volver a los mercados?

–De ninguna manera. Además son caminos complementarios. Lo que pasa acá es que la gente se enamora más de las herramientas que de los objetivos. El canje de deuda y la vuelta a los mercados internacionales y el Fondo del Bicentenario son todas herramientas. No es que uno pueda hacer una cosa o la otra; uno trata de ir eligiendo dentro de su caja de herramientas aquellas que son las más adecuadas para resolver los distintos problemas. Nosotros estamos convencidos de que en 2010 es muy importante que Argentina recupere el nivel de inversión, para lo cual es primordial el papel del sector privado como generador de empleos. Entonces es necesario lograr una baja en la tasa de interés para que más proyectos de inversión puedan ser llevados adelante.

–¿El Ministerio está avanzando con el canje?

–Sí, absolutamente. El Fondo del Bicentenario es una herramienta que tiene varias facetas; por un lado, es de una racionalidad económica absoluta, dado que aplica fondos que reciben muy poca retribución –el 0,5 por ciento de interés anual– para pagar deudas que tienen tasas de interés por arriba del 10 por ciento. O sea que el costo de oportunidad es altísimo. Y en términos financieros también había demostrado su importancia, porque cuando lo anunciamos empujó el canje al elevar el precio de los bonos.

–¿Esta nueva caída del precio de los bonos puede retrasar el canje?

–No. Lo que esperamos es que cuando tengamos listo el canje estemos también en un momento de mejor posicionamiento de los bonos argentinos, porque esto también va a hacer que se maximice el nivel de aceptación.

–¿Llega a marzo con el canje?

–Estamos intentando hacerlo lo más rápido posible: estamos trabajando tanto en la SEC de los Estados Unidos como en Luxemburgo, donde también ya hemos empezado a inscribir el prospecto, ahora lo vamos a hacer en Italia. Creo que podemos hacer el canje en marzo. Nos interesa hacerlo rápido para despejar incertidumbres.

–¿También se sigue negociando con el Club de París?

–Es nuestra intención hacerlo e ir resolviendo todos los problemas de la Argentina, pero no son problemas que generó este Gobierno. No es verdad que no se negocia más; está en la hoja de ruta que trazamos en julio de 2007 y sigue adelante: la participación de la Argentina en el G-20, el intento de modificación del FMI y del Banco Mundial. Seguiremos con esas actividades, pero tenemos herramientas adicionales que hemos incorporado, que no son o la una o la otra.

–Primero se dijo que las reservas iban a servir de garantía de pago para los acreedores y luego que se iban a utilizar para cancelar pasivos. ¿Cuál es la decisión final?

–Si se lee el DNU, se puede ver que es para cancelar los vencimientos que hay en el año 2010, tanto de capital como de intereses. El uso de la palabra “garantizar” fue porque asegura que esas personas van a percibir sus recursos. ¿Y cómo pensamos nosotros utilizar el Fondo del Bicentenario? Primero, en cada momento de vencimiento va a estar el dinero del Fondo para pagarlo; pero también es nuestra intención hacer licitaciones para pagar de forma anticipada e ir obteniendo descuentos sobre esos pagos.

–¿No van a intentar salir a los mercados?

–Sí, pero no es una cuestión prioritaria para el Tesoro. La cuestión de hacer alguna emisión tiene que ver con marcar la tasa de referencia para el sector privado y también para las provincias. A nosotros no nos hace ninguna gracia y mucho menos a los gobernadores que tengan que emitir deuda por arriba del 10 por ciento. Queremos bajar la tasa a un dígito y que sea referente para los gobernadores.

–¿No es una prioridad volver a los mercados, a pesar de la baja de la tasa internacional?

–Nosotros vamos a utilizar todas las fuentes que tengamos disponibles: está el Fondo del Bicentenario, están las fuentes intra sector público y están también las fuentes que tienen que ver con el acceso al mercado de capitales, pero no es el principal objetivo.

–El decreto habla de las reservas de libre disponibilidad y muchos piensan que el Gobierno va a utilizar 17 mil y no 6500 millones. ¿Cuál es la intención?

–Creo que son chicanas. En parte, es el reconocimiento de los sectores más ortodoxos de que hay 17 mil millones de dólares de reservas excedentes, pero el Fondo del Bicentenario es de 6569 millones de dólares y no vamos a tocar un dólar más.

–Si la Corte Suprema se expidiera a favor de la posición del Gobierno antes de llamar al Congreso, ¿pondrían en funcionamiento el Fondo y comenzarían a utilizar el dinero?

–Claramente. Sin ninguna duda.

–La otra queja de la oposición plantea que al usar este dinero de las reservas, liberan partidas que en el presupuesto no estaban destinadas al pago de deuda y en verdad van a utilizar dinero para otras cosas sin que pase por el Congreso.

–En realidad no, porque el presupuesto tiene lo que se conoce como bono-gap, el resultado a financiar no primario, sino financiero y uno para financiarlo tiene distintas fuentes, ésta es una fuente adicional.

–¿Para qué se formó el nuevo Consejo que integra junto con la presidenta del Banco Central?

–Hay países, como Chile y Brasil, que tienen este tipo de organismos para que precisamente la Autoridad Monetaria, que tiene que ser independiente en sus temas de incumbencia exclusiva y en los temas instrumentales, no sea autista. Que un organismo tenga independencia operativa no quiere decir que pueda ir a contramano de las políticas que decide el Poder Ejecutivo. Este es el sentido del Consejo: es un ámbito en el que se puede hablar, discutir, interpretar y armonizar las políticas del BCRA respecto de las necesidades del Poder Ejecutivo.

–¿Qué cambia con el ingreso de Mercedes Marcó del Pont en lugar de Martín Redrado?

–Su designación al frente del BCRA es un giro importante en la Argentina, que tiene que ver con todas las demás políticas que venimos llevando adelante desde el Gobierno; no es un hecho aislado que una persona como Mercedes Marcó del Pont, que más allá de su talla como economista, tiene claramente marcada su visión de la economía, conduzca el BCRA. Me parece que es muy bueno en relación con todo lo que hay que hacer este año para mejorar el acceso al crédito y para que podamos entrar en un proceso de inversión tanto del sector privado como del sector público.

–¿Qué pasó con Blejer?

–En este mes ocurrieron muchas cosas, aparecieron políticos que uno jamás pensaba que iban a tener una posición como la que mantuvieron, defendiendo la independencia del Banco Central antes que los intereses del país. La dinámica de los acontecimientos hizo que la presidenta adecuara su decisión a la nueva situación.

–¿Se vienen cambios para lograr que el sector financiero se dedique más al sector productivo?

–Creo que es clave encontrar mecanismos de incentivos que le permitan al sector financiero orientarse hacia inversiones de largo plazo e incrementar el capital físico en la Argentina, hacia tener empresas que generen mayor cantidad de empleo; y también para mejorar el acceso del crédito al consumo, pero no son cosas que se logren de un día para el otro. Recordemos que el sistema financiero nacional estaba destruido y necesitó un profundo salvataje y ahora hay que fortalecerlo.

Compartir: 

Twitter
  

“Creo que podemos hacer el canje en marzo. Nos interesa hacerlo rápido para despejar incertidumbres”, afirmó Boudou.
Imagen: Carolina Camps
 
ECONOMIA
 indice
  • OPINION
    Detrás de la novela
    Por Eduardo Aliverti
  • EN DIALOGO CON PAGINA/12, AMADO BOUDOU DEFENDIO SU GESTION Y ASEGURO QUE LA PRIORIDAD ES ALENTAR LA INVERSION
    “Es necesario lograr una baja de la tasa de interés”
    Por Roberto Navarro
  • TEMAS DE DEBATE: CRISIS FINANCIERA INTERNACIONAL
    ¿Lo peor ya pasó o está por venir?
    Por Tomás Lukin

Logo de Página/12 Logo de Gigared

MovilDesde su móvil acceda a través de http://m.pagina12.com.ar

© 2000-2014 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.