ECONOMIA › SE ENTREGARON MAS DE SIETE MILLONES DE TARJETAS SUBE Y 4,2 MILLONES YA ESTAN ACTIVAS

El plástico para viajar con subsidio

Los que obtengan la tarjeta luego del 10 de febrero, fecha límite antes de la entrada en vigencia plena del SUBE, seguirán pagando las tarifas con subsidios. Transporte informará la nueva tarifa para aquellos que no tengan SUBE pocos días antes del 10 de febrero.

La Secretaría de Transporte, a cargo de Juan Pablo Schiavi, informó ayer que ya se entregaron 7,2 millones de tarjetas SUBE, de las cuales 4,2 millones están plenamente en funcionamiento. Durante una conferencia de prensa, el funcionario aclaró que quienes tenga esta tarjeta, personalizada, seguirán pagando las tarifas de colectivos y trenes con los subsidios del Estado y aquellas que no la tengan abonarán la tarifa plena. Sin embargo, no quiso aclarar a cuánto se incrementará el pasaje. “Será una ínfima parte del total de pasajeros que no accederá a la SUBE”, afirmó Schiavi, quien aclaró que aquellos que reciban la tarjeta luego del 10 de febrero –fecha límite antes de la entrada en vigencia plena del SUBE– seguirán pagando las tarifas con subsidios. El objetivo final del Gobierno será subsidiar la demanda y no la oferta (a las empresas), como sucede en la actualidad.

En la última semana se entregaron dos millones de tarjetas SUBE. En total ya son más de siete millones de plásticos, de los cuales un millón fueron solicitados por Internet. “Queremos redireccionar la estructura de subsidios para el transporte público, es decir, alcanzar una mayor equidad en el sistema de transferencias directas. Hasta el momento sabemos que el 70 por ciento de los que viajan por alguno de estos medios son trabajadores, y que hay un 12 por ciento que son estudiantes. Cualquier afectación inmediata para estos sectores sería una complicación. Por eso la readecuación será progresiva”, explicó Schiavi durante una conferencia de prensa.

Ante la insistencia sobre cuánto aumentaría el boleto de los colectivos de la zona metropolitana y trenes a partir del 10 de febrero, el funcionario dijo que “de ninguna manera contemplamos aplicar un aumento de 127 por ciento”, en una clara alusión a lo que ocurrió con el subte, no bien el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, se hizo cargo del servicio a principios de este año.

Sin embargo, aclaró que su cartera informará la nueva tarifa para aquellos que no tengan SUBE a pocos días del 10 de febrero. “No hay razón para que todos los que viajan por estos transportes no accedan a la tarjeta”, agregó el funcionario.

De las 7,2 millones de SUBE entregadas, están activas 4,2 millones. A su vez, la cartera de transporte informó que por este sistema se registran, aproximadamente, cinco millones de transacciones diarias, cuando el total de transacciones –es decir pasajes vendidos– es de 12 millones.

El funcionario informó que este fin de semana se volverá a realizar un operativo especial, en Plaza de Mayo, el Mercado Central, en las estaciones de trenes y en las oficinas de la Anses para seguir agilizando la entrega de las tarjetas.

Schiavi aclaró que el trámite es gratuito, al igual que las recargas. En total, hay 2600 puntos donde los usuarios pueden recargar sus pasajes.

Otro tema relevante tiene que ver con la vigencia de las tarjetas Monedero, el sistema implementado por el concesionario de subtes TBA. Sin bien servirá para pagar los pasajes, no les permitirá a los usuarios acceder al subsidio. Tampoco contemplarán los subsidios aquellas tarjetas SUBE que hayan sido entregadas sin individualizar a los usuarios.

“No estamos armando un registro tipo Gestapo. Cada tarjeta es un número, asociado a un DNI. Esto servirá para derivar susbsidios y modelizar el sistema de transporte, mover una línea de colectivos hacia otra zona, en función de su uso, frecuencia, etc. También podremos saber exactamente cuándo es el último servicio de cada línea de colectivo y tren. Este es el instrumento de política de transporte más importante que ha tenido el país”, enfatizó Schiavi.

La modelización del sistema de transporte permitiría la implementación de un boleto estudiantil o segmentar por horarios. “Todos los que viajan de 5 a 8 de la mañana, seguro que van a trabajar”, indicó el funcionario. Es decir que los subsidios serán discriminados por sector social, donde algunos podrían acceder a un esquema similar al actual, mientras que otros pasajeros podrían beneficiarse con una transferencia más moderada. Para lograr esta modelización, “que no se hará de un día para el otro”, como dijo el funcionario, el Gobierno cruzará la información del SUBE con las bases de datos del Ministerio de Desarrollo Social y la Anses.

Compartir: 

Twitter
  

Juan Pablo Schiavi, secretario de Transporte, afirmó que “la readecuación será progresiva”.
Imagen: DyN
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12 Logo de Gigared

MovilDesde su móvil acceda a través de http://m.pagina12.com.ar

© 2000-2014 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.