ECONOMIA › AVANZA EL PLAN DE UNA TARJETA DE CREDITO DE SUPERMERCADOS

Súper Card a la vista

Casas de electrodomésticos y supermercados chinos le confirmaron a Moreno que participarán de la iniciativa que impulsa el Gobierno y las principales cadenas.

 Por David Cufré

Las principales cadenas de supermercados y el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, avanzan a velocidad crucero con la idea de lanzar una tarjeta de crédito exclusiva para comprar en esos y otros comercios. Como anticipó Página/12, las casas más grandes de electrodomésticos manifestaron ayer su conformidad con la iniciativa, lo mismo que la Cámara de Supermercados Chinos (Casrech), que representa al 80 por ciento de los locales del sector y es la única con reconocimiento de la embajada de ese país. Esta semana habrá reuniones de Moreno con representantes de todos los rubros empresarios que participan de la Súper Card. El sector financiero dio una primera señal de querer abrir una negociación a través de Federico Braun, quien –como director del Banco Galicia y a la vez titular de La Anónima– habló ayer con el secretario de Comercio para intercambiar planteos sobre el tema.

El proyecto está instalado y varios de los actores involucrados ya se pronunciaron públicamente a favor. A partir de ahora vendrá el tiempo de las definiciones más específicas sobre cómo llevarlo a la práctica. La tarea no es sencilla, con cerca de 27 millones de plásticos existentes a nivel nacional. Sin embargo, tanto los supermercadistas como el Gobierno sostienen que es una idea realizable y que se concretará a corto plazo. Las tarjetas serán emitidas y administradas por los propios supermercados, en tanto que aún no está claro si el Banco Nación jugará algún papel en la distribución, cobranza y vinculación de cuentas. Sobre este punto, fuentes oficiales indicaron a este diario que el Estado dará todo el apoyo necesario para la salida de la Súper Card, sin más precisiones.

Moreno mantuvo contactos ayer con las mayores cadenas de electrodomésticos –Frávega, Garbarino, Red Megatone y Ribeiro, entre otras– y con la Cámara de Supermercados Chinos. En ambos casos, los empresarios sostuvieron que se plegarán a cualquier medida que signifique para ellos una reducción de costos. El Gobierno se subió a la propuesta de la Asociación de Supermercados Unidos (ASU) porque la creación de la Súper Card implicará una baja de la comisión que paga actualmente la cadena de distribución minorista a las tarjetas de crédito tradicionales (Visa, Mastercard y American Express, entre otras). Esa comisión llega hasta 3 puntos, aunque algunos bancos sostienen que cobran 1,5. Como sea, la Súper Card implicará un costo equivalente a la comisión de un punto. Esa disminución de la carga financiera les permitirá a los supermercados y casas de electrodomésticos mantener el congelamiento de precios más allá del 1º de abril.

Moreno considera que los supermercados están haciendo un aporte a la política de enfriamiento de la inflación, a diferencia del sector financiero, que disfruta de un contexto de niveles de consumo elevados sin resignar nada de su abultada rentabilidad. “Los bancos tienen una actitud parasitaria”, dicen cerca del secretario de Comercio. Y justifican en que la nueva tarjeta de crédito sea exclusiva para los supermercados, dado que ésa es la única forma de bajar la comisión que pagan los comercios de 3 puntos a 1.

Ya existen varias experiencias de tarjetas de crédito de algunas cadenas de supermercados, como la TCI de Coto; la Cencosud, para usar en todos los locales de Jumbo, Disco, Easy, Blaisten y Súper Vea; o las Clásica y Gold de Carrefour. La Súper Card será común a todas las marcas. Desde un banco líder dijeron a Página/12 que la implementación de la medida es demasiado compleja como para resolverla en menos de seis meses. La visión que transmiten desde el Gobierno es otra. Un aspecto que no está claro es si los resúmenes de tarjeta quedarán vinculados con una cuenta bancaria o si los usuarios deberán pagar los consumos en los propios supermercados u otros medios como Pago Fácil o Rapipago. Esto último es lo que ocurre con la mayoría de las tarjetas actuales de supermercados. Desde el punto de vista de los usuarios de plásticos, la obtención de la nueva Súper Card será sencilla y económica, sin costos de emisión ni de renovación anual. Además de supermercados y casas de electrodomésticos, participarían de la iniciativa estaciones de servicio de YPF y carnicerías asociadas.

Compartir: 

Twitter
  

Los supermercados mantendrán el congelamiento de precios.
Imagen: EFE
 
ECONOMIA
 indice

Pagina/12 - hosted by IFX

MovilDesde su móvil acceda a través de http://m.pagina12.com.ar

© 2000-2014 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.