ECONOMIA › LA COBRARAN UNOS 2,2 MILLONES DE TRABAJADORES, EL 88 POR CIENTO DE LOS AFECTADOS POR EL TRIBUTO

Cómo será la devolución de Ganancias

Se reintegrará la parte del impuesto correspondiente al medio aguinaldo. El monto se cobrará con el salario de julio. Figurará como un ítem separado en los recibos de sueldo. Es un estímulo fiscal de 2657 millones de pesos.

 Por Tomás Lukin

Los trabajadores que pagan el Impuesto a las Ganancias recibirán en su salario de julio la devolución del monto descontado por ese concepto en el medio aguinaldo. A través de un decreto publicado ayer en el Boletín Oficial, el Gobierno nacional implementó la decisión de eximir del pago de Ganancias a la primera cuota del sueldo anual complementario (SAC). El monto reintegrado figurará como un ítem separado en los recibos de sueldo. El beneficio llegará a quienes poseen una remuneración bruta mensual que no supere los 25 mil pesos, unos 2,2 millones de asalariados registrados que representan el 88 por ciento de las personas afectadas por el tributo. Se trata de los trabajadores en relación de dependencia con ingresos por encima del promedio de la economía.

El estímulo fiscal de 2657 millones de pesos anunciado el jueves por CFK presenta la misma dinámica que utilizó la AFIP a fines de 2012 para eximir del pago de Ganancias al medio aguinaldo de diciembre. El decreto 1006, publicado ayer, no creó una nueva exención del Impuesto a las Ganancias, ya que para eso habría sido necesaria una ley, sino que incrementó la deducción especial del gravamen. Ese aumento será equivalente al monto del tributo que le corresponde pagar por la primera cuota del SAC a cada trabajador.

Un trabajador soltero con un ingreso neto de 8300 pesos que percibió un aguinaldo de 3505 pesos en junio recibirá con su sueldo de julio el “reintegro” de 767 pesos, equivalente al monto retenido por Ganancias en la primera cuota del SAC. Por su parte, a un asalariado que tiene dos hijos y un salario mensual de 15 mil pesos le “devolverán” 2500 pesos. De esa forma, la medida neutralizará el impacto del impuesto sobre el medio aguinaldo y le permite al trabajador “recuperar” la parte retenida de ese ingreso a fines del mes de junio.

A diferencia de lo sucedido en diciembre pasado, cuando la medida se tomó antes del pago del medio aguinaldo, en esta oportunidad el Gobierno decidió oficializar su decisión después de abonada la primera cuota del SAC (el timing del anuncio fue cuestionado por algunos políticos opositores por su cercanía con las próximas elecciones). Como los empleadores ya realizaron la retención correspondiente al Impuesto a las Ganancias sobre los aguinaldos, la devolución se realizará junto al pago de los salarios de julio. La AFIP dispuso que los empleadores desglocen el importe devuelto en los recibos de sueldo de julio bajo el concepto “Beneficio Decreto Nº1006/2013”.

La capacidad para tomar esa decisión está contemplada en las facultades delegadas a la AFIP por la Ley 26.731, de 2011. Si el Gobierno quisiera eximir de ahora en adelante al aguinaldo del pago del Impuesto a las Ganancias, podría crear una “deducción especial permanente” por el monto equivalente al SAC. Se trata de una medida de fácil implementación aunque, según explican desde el organismo que conduce Ricardo Echegaray, no está en agenda y tampoco una modificación integral del tributo que permita corregir algunas inequidades del impuesto vinculadas con la escala de alícuotas y deducciones.

La decisión anunciada el jueves pasado, después de la actualización del salario mínimo, es diferente de un aumento del mínimo no imponible y demás deducciones del Impuesto a las Ganancias. En ese caso, el incremento es por un porcentaje fijo que beneficia más a quienes menos ganan e incluso permite que un segmento de trabajadores de ingresos medios quede excluido del pago del impuesto durante un período. Si bien la herramienta anunciada el jueves logra un impulso al consumo de un amplio grupo de trabajadores registrados, el mecanismo elegido beneficia más a quienes tienen mayores salarios.

El incremento del 20 por ciento en las deducciones de Ganancias y las exenciones del pago del impuesto para el medio aguinaldo de diciembre y junio representaron un estímulo fiscal –o “sacrificio”, desde la visión de AFIP– de 12.990 millones de pesos desde fines del año pasado. Esa inyección de fondos se suma a diferentes medidas, como la actualización de la AUH y las jubilaciones, que traccionan el mercado interno en un escenario de recuperación económica.

tlukin@pagina12.com.ar

Compartir: 

Twitter
  

Un trabajador soltero que percibió un aguinaldo de 3505 pesos recibirá un “reintegro” de 767 pesos.
Imagen: Jorge Aloy
 
ECONOMIA
 indice

Pagina/12 - hosted by IFX

MovilDesde su móvil acceda a través de http://m.pagina12.com.ar

© 2000-2014 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.