EL MUNDO › EN ESPAñA, CHACON Y RUBALCABA SE DISPUTAN EL LIDERAZGO DEL PARTIDO OPOSITOR

Los socialistas barajan y dan de nuevo

Rubalcaba fue respaldado por el entorno de Felipe González, del que fue ministro. Es la vieja guardia que busca evitar que el partido siga perdiendo fuerza bajo la órbita del zapaterismo. Zapatero, en cambio, apoya a su delfín Chacón.

El Partido Socialista Obrero Español (PSOE) inicia hoy una nueva etapa política tras la estruendosa derrota electoral a manos del Partido Popular (PP) en 2011. Un nuevo líder socialista será ungido en el 38o Congreso Federal, a través de los votos recogidos de los mil delegados de las 18 provincias de España. La secretaría general del partido podría catapultar a José Pérez Rubalcaba o a Carmen Chacón a disputar las elecciones presidenciales de 2016 por el PSOE. El ex presidente José Rodríguez Zapatero se despidió del cargo y de la actividad política.

Los ex ministros se enfrentarán hoy por la tarde en el hotel Renacimiento de la ciudad andaluza de Sevilla, sede del congreso. Quienquiera que se alce con el triunfo tendrá el desafío de liderar un partido que sufrió su peor revés en 30 años de historia, con un gobierno del PP con mayoría absoluta desde la victoria en noviembre del conservador Mariano Rajoy. Rubalcaba o Chacón deberán recobrar la confianza de sus 4 millones de votantes y convencerlos de que son los indicados para sacar a España de la depresión en que se encuentra desde el estallido de la crisis financiera global en 2008, con un panorama desolador de más de 5 millones de desocupados.

Proveniente del Partit dels Socialistes de Catalunya (PSC) y ex ministra de Defensa, Chacón se posiciona como la favorita para relanzar la alicaída imagen actual del PSOE. Orgullosa de los gobiernos de José Luis Rodríguez Zapatero y Felipe González, Chacón fue citada por el diario El País definiéndose como “profundamente socialista y, por tanto, profundamente antinacionalista”. Según la publicación, Chacón intentará innovar en el manejo del PSOE, creando oficinas de apoyo a los alcaldes, grupos municipales y parlamentarios para fortalecerlos tras la devastadora victoria del PP en las elecciones autonómicas de mayo de 2011.

“En este partido las decisiones las ha tomado muy poca gente”, dijo Chacón. “Basta de injerencias del partido en las federaciones y agrupaciones”, pronunció recientemente en un discurso. La ex ministra no trata de maquillar los errores que cometió el PSOE recientemente, por lo que si gana hoy intentará imprimirle un perfil de más proximidad con las bases. “La política se llama cercanía”, definió.

Del otro lado del cuadrilátero, Rubalcaba comprobará hoy cuán golpeada quedó su imagen tras los dieciséis puntos que Rajoy le sacó en las últimas presidenciales de 2011. En un encuentro en Madrid con feministas del PSOE ayer, el ex ministro de Interior de Rodríguez Zapatero afirmó que siempre que gobierna la derecha, las mujeres son las primeras en sufrirlo. Con esa línea argumental, el ex candidato a presidente en 2011 salió a cruzar al PP por las reformas anunciadas por varios ministros. “Si soy secretario general, vamos a confrontar con el gobierno de la derecha en esto y nos vamos a oponer con uñas y dientes”, prometió.

Por su parte, el ex presidente Rodríguez Zapatero abandonó ayer su cargo de secretario general del PSOE, pidiendo a los militantes socialistas que se unan detrás del nuevo líder. Si bien el ex presidente no se inclinó públicamente por ninguno de los dos candidatos, se descuenta que Chacón será su delfín, ya que a su lado cimentó una carrera política y una candidatura muy trabajada desde hace tiempo.

Zapatero recordó que en 2000 él tuvo un apoyo muy amplio desde el primer momento. “Eso fue decisivo para que pudiéramos obtener las victorias de 2004 y 2008”, rememoró. A pesar de que nadie se atreve a pronosticar el resultado final, que se prevé ajustado, Chacón podría convertirse en la primera mujer en alcanzar la Secretaría General en más de 130 años de historia del partido.

Desde que el presidente del gobierno anunció en abril de 2011 que no se presentaría a la reelección, los socialistas perdieron a manos del PP gran parte de su poder territorial, y se quedaron sólo con el gobierno en 2 de las 17 comunidades autónomas de España. En noviembre, el PP obtuvo una amplia mayoría absoluta en el Congreso de los Diputados y alcanzó el máximo poder acumulado jamás por un partido en todo el país. Al hacer balance de las derrotas electorales, el ex presidente se escudó en la crisis económica y aseguró que siempre antepuso el interés del país por encima de cualquier otro. “Mi objetivo fue evitar que España fuera intervenida”, aseguró al justificar el fuerte ajuste aprobado por su gobierno en mayo de 2010. “Si no se hubiesen adoptado las medidas de control del déficit, España hubiese entrado en una situación de colapso económico y financiero”, se justificó. En tono de autocrítica, señaló que es verdad que había tardado en reconocer la crisis, pero añadió que quizá se le exigió algo que casi nadie fue capaz de hacer.

Además, Zapatero reivindicó el legado de su gobierno en términos de ampliación de derechos, como son el matrimonio homosexual, la ley del aborto, políticas de igualdad, entre otras, y animó a los suyos a seguir trabajando por una sociedad más igualitaria.

El PSOE vivió el proceso de esta elección con tensión y acusaciones cruzadas. El aparato del partido andaluz reveló que los delegados votarían en masa a la ex ministra de Defensa, tras inicialmente prometer los votos a Rubalcaba. En tanto, en Galicia se prevé que los delegados se vuelquen por Rubalcaba. “Chacón es Zapatero con faldas”, dijo ayer el ex presidente de Extremadura, José Luis Ibarra, sobre la candidata. El tono machista de la frase no agradó en las filas socialistas, pero la referencia de fondo era a la relación política entre ambos. En la lucha por el poder del partido, Rubalcaba apareció respaldado por el entorno del ex presidente Felipe González, del que fue ministro. Es la vieja guardia que busca evitar que el partido siga perdiendo fuerza bajo la órbita del zapaterismo. En cambio, Chacón encarna un partido renovado, la fortaleza que conlleva el cambio generacional y la igualdad de género, al ser la primera mujer con posibilidades de dirigir a los socialistas españoles.

Compartir: 

Twitter
  

Rubalcaba, Chacón y Zapatero, tras levantarse de la sesión del congreso socialista.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12 Logo de Gigared

MovilDesde su móvil acceda a través de http://m.pagina12.com.ar

© 2000-2014 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.