EL PAIS › SE FIRMO EL CONVENIO ENTRE EL GOBIERNO Y LA AFA PARA LA TELEVISACION DE LOS PARTIDOS DE PRIMERA

Fútbol gratis por diez años en TV abierta

Flanqueada por Julio Grondona y Diego Maradona, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner anunció que el excedente de las ganancias del Estado servirán para apoyar el deporte olímpico. Clima de euforia en el predio de AFA en Ezeiza.

 Por Daniel Miguez

Con un marco al que el Gobierno echa mano de tanto en tanto para los anuncios que le parecen trascendentales, por cadena nacional, frente a todos los ministros y otros importantes funcionarios y con la presencia de Diego Maradona, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner anunció ayer el acuerdo de asociación por diez años con la AFA para la trasmisión de todos los partidos de fútbol por canales de aire, y, por lo tanto, en forma gratuita. La AFA recibirá 600 millones de pesos anuales y lo que se recaude por derechos de trasmisión y otros ingresos por encima de esa cifra será repartido mitad y mitad. Las ganancias que vayan al Estado será destinado a promover los deportes olímpicos, dijo la Presidenta.

Para la primera fecha del campeonato de Primera División, que se jugará entre hoy y el domingo, todos los partidos serán televisados por Canal 7 y otros canales de aire (ver aparte).

En una de los párrafos más fuertes de su discurso en el multitudinario acto en el campo de entrenamiento de la selección de fútbol en Ezeiza, la Presidenta dijo que “ya no nos secuestrarán los goles”, en alusión al contrato que rescindió la AFA con la empresa TSC, que tenía la exclusividad para la trasmisión de los partidos y de la emisión de los goles a través del programa Fútbol de Primera de Canal 13.

“Te secuestran los goles hasta el domingo, como te secuestran las imágenes y las palabras. Como secuestraron a 30 mil argentinos. No quiero más una sociedad de secuestros, quiero una sociedad cada día más libre”, dijo ante los aplausos del auditorio donde también estaban la mayoría de los presidentes de los clubes de fútbol.

También recordó que el 18 de febrero en La Plata, cuando se presentó el anteproyecto de Ley de Comunicación Audiovisual, había dicho que uno de los objetivos era “lograr el acceso del deporte más importante de los argentinos a todos los argentinos”.

Después negó que el fútbol vaya a ser subsidiado por el Estado. “He leído que el fútbol iba a ser subsidiado por el Estado. Los que escriben eso saben que el fútbol es un negocio extraordinario que no necesita ser subsidiado, sino participar de sus propias ganancias”, dijo en una los tramos más aplaudidos por Maradona, que un rato antes, junto al titular de la AFA, Julio Grondona, había recibido a la Presidenta al pie del helicóptero que la llevó a Ezeiza.

La Presidenta también dio algunos detalles del financiamiento de la televisación del fútbol. “El Estado reordenará su pauta publicitaria en los próximos meses, con el objetivo de poder solventar la actividad. Sin embargo, el Gobierno confía en que podrá obtener ganancias más altas a las previstas para la primera parte de la relación”, explicó. De inmediato agregó que “de ese excedente, el 50 por ciento irá a las arcas de la AFA y la otra mitad se utilizará para fomentar el deporte olímpico”.

La Presidenta bromeó más de una vez con el fanatismo de la mayoría de los argentinos con el fútbol y dio el ejemplo de su mamá, Ofelia Wilhelm, “que casi se muere” cuando su equipo, Gimnasia y Esgrima La Plata, estuvo a punto a descender a la B Nacional.

Para cerrar, la Presidenta le dio el encuadre político a su decisión. Por un lado consideró que se trata de una medida “democratizadora”, porque “cuando las corporaciones se vuelven monopólicas pretenden adueñarse de la vida de los argentinos, y entonces vivimos en una sociedad menos democrática, más extorsiva”. Por otra parte, aseguró que sentía “la obligación de garantizar a todos los argentinos el derecho a ver su deporte predilecto”.

A ambos lados de la Presidenta estaban Grondona y Maradona, en su carácter de director técnico del seleccionado, en una mesa a la que también se sentaron el presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Fellner; el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández; y los dirigentes de San Lorenzo, Rafael Savino, y de Quilmes, José Luis Meiszner.

Entre las 800 personas que se apiñaban en la carpa montada en el predio de la AFA podían verse a los ministros Julio De Vido, Florencio Randazzo, Amado Boudou, Jorge Taiana, Alberto Sileoni, Alicia Kirchner, Débora Giorgi y Lino Barañao; al secretario Legal y Técnico, Carlos Zannini, arquitecto de la estructura jurídica del acuerdo con la AFA; al titular del Comfer, Gabriel Mariotto; y a los diputados Agustín Rossi, José María Díaz Bancalari, Carlos Kunkel y Juliana Marino, entre otros, además de varios sindicalistas. Muchos de ellos no resistieron la tentación de sacarse una foto junto a Diego cuando terminó el acto.

Antes que la Presidenta, habló Grondona, al principio con dificultad por el fondo de bombos de la hinchada de Tristán Suárez, aporte del intendente de Ezeiza, Alejandro Granados. “Hoy es un día histórico, acaba de nacer un nuevo desafío en nuestras vidas para perfilar un nuevo orden en el fútbol”, comenzó su discurso el jefe de la AFA.

Según Grondona, el acuerdo es una “posibilidad irrepetible que no se puede dejar pasar”. También afirmó que “en ninguna mesa de negociaciones había una calculadora haciendo números, sino sensibilidad para comprender de lo que estábamos hablando, es decir, para que la gente de cualquier rincón del país pudiera ver fútbol gratis”. La primera parte de la afirmación, la de la calculadora, despertó algunas sonrisas suspicaces.

Grondona recordó además que cuando asumió la presidencia de la AFA en 1979 sólo había un partido televisado que emitía Canal 7 y concluyó con un “volvemos a Canal 7, cerrando la parábola de la misma vida: volver al lugar de origen”.

Así, con toda la pompa, el acuerdo entre el Gobierno y la AFA puso fin a la televisación del fútbol paga, como ocurrió hasta el torneo pasado, a través de canales de cable. Para llegar a esta instancia hubo un disparador: el pedido de inhibición de varios clubes que hizo el gremio de los futbolistas, FAA, por deudas impagas a decenas de jugadores. Ante esa situación la AFA buscó que su socia TSC duplicara el monto del contrato que era de 268 millones de pesos anuales y que el Estado habilitara el juego de apuestas llamado Prode bancado, como dos vías de financiamiento a los clubes, muchos de ellos al borde de la quiebra y en gran parte por malas administraciones de sus dirigentes.

Al no obtener una respuesta positiva a ninguno de esos pedidos, buscó asociarse con el Estado y el Gobierno le dio una rápida acogida, ya que en sus planes estaba desde hace tiempo impulsar a través de la Ley de Comunicación Audiovisual, próxima a tratarse en el Congreso, la gratuidad del fútbol televisado.

Compartir: 

Twitter
  

Cristina Fernández aplaude, Grondona se saluda con Diego Maradona. Clima de fiesta en Ezeiza.
Imagen: Daniel Dabove
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12 Logo de Gigared

MovilDesde su móvil acceda a través de http://m.pagina12.com.ar

© 2000-2014 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.