EL PAIS › UNA AMPLIA ENCUESTA DESCRIBE LA IMAGEN POSITIVA DEL GOBIERNO

Sobre las mayorías

La Presidenta seguiría ganando cualquier elección por cuarenta puntos y tiene una envidiable aprobación. Temas polémicos en los medios no generan tensiones entre votantes. La peculiar percepción de los aumentos a jubilados.

 Por Raúl Kollmann

Cristina Fernández de Kirchner obtendría hoy el 57 por ciento de los votos en una elección presidencial, poniendo una diferencia de casi 40 puntos sobre quien se ubica segundo, Hermes Binner. La imagen de la mandataria y de su gestión se mantienen en los altos niveles que vienen teniendo desde mayo de 2010 y en temas de alto impacto en la población, como Malvinas y jubilados, las opiniones positivas también son fuertemente mayoritarias. El ciudadano común está muy lejos de algunas controversias: ocho de cada diez personas opinan que el reclamo sobre Malvinas es justo y siete de cada diez sostienen que el Gobierno actúa bien. Respecto de los aumentos a jubilados, es el tema que más divide a la opinión pública: algo más de la mitad de los consultados aprueban lo que hace la Casa Rosada y algo menos de la mitad lo evalúa negativamente.

Las conclusiones surgen de una vasta encuesta nacional realizada por el Centro de Estudios de Opinión Pública (CEOP), que dirige Roberto Bacman. En total se entrevistaron 1220 personas de todo el país, incluyendo Capital Federal, dos cordones del Gran Buenos Aires, Mendoza, Rosario, Córdoba, Tucumán, Salta, San Juan, Santiago del Estero, Chaco y otras 18 localidades del interior. En el estudio se respetaron las proporciones por edad, sexo y nivel económico-social.

“Las cosas no han cambiado sustancialmente desde octubre –sostiene Bacman–. La imagen de la Presidenta sigue en niveles muy elevados, y eso que han pasado temas como la quita de subsidios que, supuestamente, afectan el bolsillo. Lo que muestran los datos es que no sólo Cristina se mantiene, sino que, además, no hay nadie que capitalice algo por la oposición. Ningún político ha crecido en los últimos tiempos. Por eso insisto con el concepto de que es un verano en el que no hubo gran movimiento político.”

Desde el punto de vista de la imagen, será muy difícil que CFK eleve los porcentajes actuales, que con un punto más o un punto menos, son los que tiene desde octubre. Se trata de guarismos que, internacionalmente, sólo en coyunturas muy especiales son superadas por algunos políticos, en especial, cuando están a punto de dejar el poder o ya lo dejaron.

“Hay temas que impactan mucho más en los líderes de opinión y en los periodistas que en la gente común –analiza Bacman–. En el centro de la vida de las personas suele estar el tema económico y en este tema tampoco es que hubo grandes cambios durante el verano. Estuvo la cuestión de los subsidios, pero no alteraron el panorama. Tal vez ese tema, y otros, vuelvan. Por ahora no hay impacto ni en la imagen de la Presidenta ni en la gestión.”

“Hay otras preocupaciones que siempre están. Por ejemplo, la seguridad. No se percibe ningún cambio. Piense que durante la campaña electoral se produjo un hecho durísimo, como el secuestro y la muerte de Candela Rodríguez. Era una nena, un rapto. Y aun así no varió la tendencia. Hoy tampoco hay temas de corrupción que impacten fuerte en el ciudadano común. Está el tema de la educación, que siempre en marzo crece, esencialmente porque existe un temor a los conflictos y a la incertidumbre de cómo empezarán las clases. La inflación también es una cuestión de importancia. Pero entra en la misma tónica: no se registran cambios que muevan las imágenes y las ubicaciones políticas. Y diría que el mismo diagnóstico se extiende a la cuestión de la minería. Es muy reciente, habrá que ver cómo evoluciona, pero tampoco produce ninguna alteración”, concluye el titular del CEOP.

“Por supuesto que el debate sobre Malvinas está instalado en este verano y es seguro que lo tendremos como un tema importante durante buena parte del año. Es una cuestión en la que hay enorme consenso y, además, es muy sentido. Apenas un seis por ciento cree que el reclamo de Malvinas es injusto. La proporción que respalda la soberanía argentina es abrumadora: 80 por ciento. Y este consenso se extiende a la política del Gobierno, en este caso con mucha coincidencia con la oposición. Tres de cada cuatro consultados considera que en este terreno el Gobierno actuó bien o muy bien. No se perciben temores de guerra, por ejemplo.” En otros estudios se verifica que la inmensa mayoría (alrededor del 70 por ciento) respalda la idea de mantener firmeza diplomática, reunir apoyos internacionales, pero sin recurrir a ningún gesto militarista. En este último terreno –el militarista– se ubica un cinco por ciento de la población (ver más en página 14).

“Es indudable que el punto que más divide es la cuestión de los jubilados. Está muy presente la idea de que es muy difícil vivir con los haberes que hoy se pagan y la aspiración al 82 por ciento. Por eso hay un 50 por ciento a favor de la política del Gobierno y un 40 por ciento en contra. Al mismo tiempo, cuando se les pregunta a los encuestados si la situación de los jubilados es hoy mejor que en el pasado, dos de cada tres contestan que sí, que hubo un esfuerzo y una mejora con la actual administración. Esto entra igual dentro de las asignaturas pendientes que siguen existiendo”, concluye Bacman.

raulkollmann@hotmail.com


Compartir: 

Twitter
  

Imagen: AFP
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12 Logo de Gigared

MovilDesde su móvil acceda a través de http://m.pagina12.com.ar

© 2000-2014 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.