EL PAIS › CRISTINA KIRCHNER RESPONDIO A EDITORIALES PERIODISTICOS CONTRA LA AGRUPACION LA CAMPORA

“El mejor lugar para la juventud es la política”

La Presidenta encabezó el acto de presentación del Plan Nacional de Igualdad Cultural en el Museo del Bicentenario. Defendió el papel de la juventud en su gestión y le apuntó a Macri por el traspaso de los subtes.

 Por Nicolás Lantos

“El mejor lugar para la juventud es la política.” Cristina Fernández de Kirchner salió ayer en defensa de La Cámpora, la agrupación política que ha sido en los últimos días blanco de diversos ataques por parte de algunos medios de comunicación, a los que acusó de publicar textos con un cariz “nazi”, “macarto” y “antisemita”. Fue en el Museo del Bicentenario, en un acto por la presentación del Plan Nacional de Igualdad Cultural. Allí también volvió a dedicarle una mención irónica al jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, en relación con el conflictivo traspaso de los subtes de la órbita de la Nación a la de la Ciudad y también sobre el conflicto en la Villa 31, que causó el otro día un caos de tránsito a partir de una protesta.

Fue la primera vez que la Presidenta asumió públicamente la defensa de este espacio, el que más creció bajo el ala del kirchnerismo, en particular a partir de la afluencia de jóvenes militantes luego de la disputa por la Resolución 125, en 2008, y la muerte de Néstor Kirchner, dos años más tarde. Si bien no es novedoso que La Cámpora atraiga críticas y acusaciones por parte de la prensa opositora, en las últimas semanas el panorama recrudeció.

En ese marco, CFK les dedicó buena parte de su discurso, que fue celebrado por una nutrida concurrencia juvenil. “Les digo a los chicos que no se preocupen por las cosas que les dicen esos centros de emisión de poder que justificaron a la dictadura y la represión”, los aconsejó. Y agregó que “los jóvenes son lo más maravilloso de este movimiento popular”. También recurrió a la ironía para minimizar la importancia de La Cámpora en la actual administración. “Tienen 29 de los 21.330 cargos que hay en todo el país”, detalló, para concluir con un mensaje que también tiene una lectura hacia adentro: “Van a tener que laburar un poco más para ser tan poderosos”.

Luego se refirió a dos artículos de opinión de Clarín y La Nación. El primero, sobre la agrupación en general, en el que se dice que a sus militantes, muchos de ellos hijos de desaparecidos o de miembros de la JP en la década del ’70, “los identifica el gen de sus padres” montoneros. “Esto me sonó a Mengele, muy nazi –sostuvo CFK–. La verdad, en otra época darían miedo, ahora dan pena.” También destacó que otros fragmentos, en los que dicen que “adoctrinan a jóvenes incautos y los intoxican con una falsa épica” recuerdan “a lo que dijo Videla en el sentido de ‘separar a los bebés para que no fueran criados por sus padres’”.

En el segundo, sobre el viceministro de Economía, Axel Kiciloff, se menciona que es “marxista” y “bisnieto de un rabino de Odessa”, recordó la Presidenta. “Además de macartos, sentí un tufillo antisemita”, completó. “Yo no les pregunto a mis funcionarios cómo piensan, sino qué piensan del país. Les pido capacidad, contracción al trabajo y honestidad –cerró la cuestión–. La juventud no es una cuestión de edad, hay jóvenes que son viejos y viejos que son jóvenes. Néstor tenía 60 y era más joven que cuando lo conocí.”

No fue ése, sin embargo, el único tema al que le dedicó espacio en su discurso. También volvió a referirse al jefe de Gobierno porteño, con quien mantiene un diferendo por la transferencia del servicio de subterráneos y que la semana pasada la acusó de estar detrás de una protesta de vecinos de las Villa 31 que reclamaban micros escolares para facilitar el acceso a la educación.

Durante el discurso, la Presidenta anunció que había un acuerdo entre la Ciudad y los vecinos y que la administración porteña había firmado un acta comprometiéndose a aportar los vehículos. “Esperemos que cumplan y que no pase lo que nos pasó con los subtes”, azuzó la Presidenta, que luego destacó que “los chicos de la villa no querían ir al circo, querían ir al colegio.” Y continuó: “Escuché que un funcionario dijo que si les daban los micros cundía el mal ejemplo. Si los chicos de la villa van al colegio no puede cundir el mal ejemplo”, sostuvo, antes de concluir pidiendo que se termine con las estigmatizaciones: “La gente de la villa no vive ahí porque quiere, si pudieran vivir en un country lo harían”.

En el acto también anunció la intención de realizar, el año que viene, “un Artepolis”, como forma de reproducir en el ámbito de la cultura lo realizado el año pasado en Tecnópolis. El público, entre el que se encontraban varias figuras del espectáculo y las artes, aplaudió la iniciativa, al igual que los funcionarios presentes. Llamó la atención, entre media docena de los habituales gobernadores kirchneristas que suelen asistir a este tipo de actos, la presencia del mandatario socialista santafesino Antonio Bonfatti, que aplaudió los anuncios de Fernández de Kirchner como uno más.

Compartir: 

Twitter
  

Cristina Kirchner lanzó ayer el Plan Nacional de Igualdad Cultural en el Museo del Bicentenario.
Imagen: DyN
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12 Logo de Gigared

MovilDesde su móvil acceda a través de http://m.pagina12.com.ar

© 2000-2014 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.