EL PAIS › “SE SUSPENDIO LA POSIBILIDAD DE DEMANDAR DIVISAS PARA ATESORAMIENTO”, EXPLICO DEL PONT

Si ahorra, no será en dólares

El régimen de administración del tipo de cambio suspende la alternativa de comprar dólares para atesoramiento. Tampoco habrá más préstamos para la vivienda en moneda extranjera a partir de noviembre. Seguirá sin trabas el uso de tarjetas en el exterior.

 Por Tomás Lukin

“El Banco Central suspendió la posibilidad de demandar moneda extranjera para atesoramiento”, explicó Mercedes Marcó del Pont. La decisión no afecta a la demanda de dólares con destino específico, como las operaciones de comercio exterior, sino que limita temporalmente el acceso a moneda extranjera para ahorrar, uno de los canales para la fuga de capitales. Según precisó a Página/12 la titular de la autoridad monetaria, el sistema de fiscalización de la AFIP sólo será utilizado para demandar divisas para viajar al exterior. La funcionaria sostuvo que la decisión “es un paso adelante en la pesificación del mercado inmobiliario” y reconoció que “hay que generar instrumentos de ahorro en pesos que sean atractivos para los inversores minoristas”.

–¿Por qué se suspende la compra de divisas para ahorrar?

–En un escenario de creciente incertidumbre externa por la crisis internacional, donde aumenta la demanda de divisas para atesoramiento, la política económica tiene distintas opciones: aceptar una variación brusca del tipo de cambio, financiar la fuga de capitales con endeudamiento externo o limitar transitoriamente el acceso a los dólares demandados para ahorro. Las primeras dos alternativas están en las antípodas de la política del Gobierno. Lo más saludable es esta decisión. Desde el punto de vista del bienestar general, la acumulación de activos externos en el Banco Central es claramente superior y más eficiente que la realizada individualmente por las personas físicas y jurídicas.

–¿Es transitorio o permanente?

–Tenemos que generar las condiciones para sostener este modelo en el tiempo, que es un modelo que nos permitió no tener una situación de escasez estructural de dólares como experimentó la Argentina a lo largo de su historia. Así como regulamos el ingreso de capitales especulativos, regulamos la salida. La medida se enmarca dentro de la política de administración del tipo de cambio. La crisis internacional tiene para largo y debemos estar preocupados por el mal diagnóstico y las recetas de los líderes y organismos internacionales, mientras que las raíces de la crisis siguen sin atenderse. Los que hacen esta fuga hacia el dólar son una parte minoritaria de los argentinos. Para garantizar el funcionamiento armónico de la economía se definieron los usos prioritarios para la aplicación de las dividas que generan las exportaciones: primero los pagos de importaciones y segundo los vencimientos de deuda en moneda extranjera.

–¿Las medidas terminan de formalizar el esquema de controles de AFIP?

–El BCRA dispone de 300 códigos distintos para acceder al mercado de cambios con fines específicos. Muchos no se utilizaban porque era más fácil ir por la puerta del atesoramiento. Si había que pagar un gasto médico en el exterior, ibas por atesoramiento. Hoy se pueden pagar gastos médicos en el exterior, pero hay que traer documentación. Lo único que se suspende es la formación de activos de libre disponibilidad. Además, agregamos nuevos códigos para donaciones en caso de catástrofes o cuando alguien pierde sus documentos en el exterior.

–¿Cómo funcionarán?

–Los familiares de los turistas argentinos que pierdan o les roben sus documentos y dinero en el exterior podrán acceder al mercado de cambios para enviarles hasta un máximo de cinco mil dólares. Hasta mil dólares no requieren validación de la AFIP, para remitir más sí. Vamos a supervisar esos esquemas para que no surjan irregularidades, que son penadas por la ley penal cambiaria.

–La compra de divisas para adquirir un inmueble no está contemplada en los códigos y el sistema inmobiliario utiliza dólares.

–Quienes tengan que hacer esas operaciones van a tener que realizar los pagos en pesos. Lo único que contemplamos, hasta el 31 de octubre, es la posibilidad de acceder al mercado único y libre de cambios a quienes ya tienen aprobado un crédito hipotecario. Después se terminan los créditos hipotecarios en dólares. Es un paso adelante en la pesificación del mercado inmobiliario. Tenemos que generar alternativas de inversión en pesos que sean atractivas para los ahorristas minoritarios.

–Existe el rumor de que el Central estudia limitar la posibilidad de gastar en el exterior con tarjeta de crédito.

–Los gastos con tarjetas de crédito y débito en el exterior no tienen, ni van a tener, ningún tipo de restricción.

–¿Y los depósitos en moneda extranjera?

–A todos los depósitos se les respeta la moneda en que están realizados. Sólo el 11 por ciento de los depósitos está en dólares. Desde el punto de vista de la política monetaria, el BCRA obliga a que esos depósitos se presten a actividades vinculadas con la generación de divisas, como la prefinanciación de exportaciones. Esas líneas nunca se discontinuaron porque se pesificaron.

Compartir: 

Twitter
  

Las autoridades del Banco Central buscan cerrar canales para la fuga de capitales.
Imagen: Luciana Granovsky
SUBNOTAS
  • Si ahorra, no será en dólares
    Por Tomás Lukin
 
EL PAIS
 indice

Pagina/12 - hosted by IFX

MovilDesde su móvil acceda a través de http://m.pagina12.com.ar

© 2000-2014 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.