15:49 › EL GOBIERNO FESTEJA LA CONCURRENCIA A SU TERCER ANIVERSARIO

Masiva convocatoria en apoyo a Kirchner

Aún con la presencia de populares figuras de la música, la variedad de movimientos y organizaciones fue lo más llamativo de la jornada en PLaza de Mayo. La CGT tuvo su presencia callejera más importante de los últimos años. Los movimientos sociales cercanos al gobierno movilizaron nutridas columnas desde el conurbano. Se vieron importantes delegaciones del interior. Globos aerostáticos de los gremios, pirotecnia y banderas con nombres de intendentes, líderes zonales o sindicales junto al de Kirchner le dieron a la jornada un clima típicamente peronista. Las estimaciones van de 100.000 a 250.000 manifestantes, aunque no se apreció mucho la concurrencia de gente por afuera de las estructuras.

El presidente Néstor Kirchner celebró hoy en la Plaza de Mayo sus tres años de gobierno con una convocatoria a construir una "Argentina cada vez más plural".

El acto organizado para conmemorar la fecha patria del 25 de Mayo se convirtió en una demostración de fuerza política del kirchnerismo, que logró aglutinar a un amplio abanico de sectores partidarios, gremiales y piqueteros identificados con el Gobierno nacional.

Si bien los organizadores estimaron que se congregaron más de 250 mil personas, cálculos más realistas indicaron que hubo cerca de 100 mil concurrentes.

Acompañado por su esposa, la senadora Cristina Fernández y por las Abuelas y Madres de Plaza de Mayo, Kirchner brindó un discurso de menos de quince minutos desde un vasto escenario montado frente a la Casa Rosada, y no desde el histórico balcón de la sede del Gobierno, como se había especulado.

Durante su mensaje, improvisado como acostumbra, el Presidente reivindicó la Plaza de Mayo como espacio público "de todos los argentinos", y repasó los máximos logros de su gestión, desde que debió asumir "como el presidente menos votado de la historia" en 2003, cuando "parecía que la Argentina se derrumbaba".

Enumeró entonces hitos de su administración, como la renegociación de la deuda pública, el pago anticipado al FMI, la renovación de la Corte Suprema y la derogación de las leyes de obediencia debida y punto final.

Kirchner evitó cualquier referencia a la posibilidad de ser reelecto presidente en 2007, aunque el tema estuvo presente en las declaraciones de funcionarios, legisladores y dirigentes sindicales, así como en algunos cantos de los manifestantes y en los mensajes de ciertas pancartas.

En su alocución, el jefe del Estado mencionó tres veces el término "pluralidad", con el que buscó sintetizar una convocatoria a fuerzas de distinta extracción política para encarar los desafíos del futuro.

Sin embargo, no precisó los alcances de esa construcción política ni mencionó la alternativa de articular una concertación de partidos, al modelo chileno, que él mismo había esbozado en recientes entrevistas periodísticas.

"Tenemos que convocar a todos los argentinos, que por arriba de cualquier cuestión chiquitita quieren construir una patria diferente", sostuvo el mandatario.

Kirchner inició su discurso de fuerte tono peronista recordando que el 25 de Mayo de 1973 había estado en la misma plaza, y utilizó esa referencia para hacer una reivindicación de los "30.000 desaparecidos" que dejó la última dictadura militar.

"Venimos a esta plaza, que es de los trabajadores, de Eva Perón, y de la Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, y de todos los argentinos", enfatizó el Presidente para reforzar el significado simbólico de la manifestación.

Después apeló a la connotación que tiene el balcón de la Casa Rosada para rechazar el uso que de él hicieron "otros que no debieron estar allí, como los que entregaron a los chicos de Malvinas", en explícita referencia al fallecido general Leopoldo Galtieri.

"Siempre dije que no veníamos a la Plaza como decían algunos, que a veces pueden escribir cualquier cosa, a ocupar un balcón que ya tiene dueño histórico. Allí estaban Perón y Eva", sostuvo ante los aplausos de los manifestantes.

Los miembros del Gabinete nacional, gobernadores, intendentes y sindicalistas también acompañaron activamente la intervención presidencial desde un palco anexo al escenario principal.

La Plaza de Mayo y las avenidas y calles que la circundan lucieron cubiertas por una multitud movilizada por la estructura de los gremios, de los gobernadores e intendentes, y de los ex grupos piqueteros afines al kirchnerismo.

Miles de banderas argentinas, globos y zeppelines inflables suspendidos en el aire, bombas de estruendo, el incesante batallar de los bombos y una lluvia de papelitos le dieron color a la manifestación, que mezcló el clima patrio del 25 de Mayo y el clima político que le dio la convocatoria del kirchnerismo.

El discurso del Presidente fue acompañado por un espectáculo musical, del que participaron Soledad Pastorutti, Alejandro Lerner, Teresa Parodi, Víctor Heredia y Mercedes Sosa.

Previamente, a la mañana, Kirchner había participado del tradicional Tedéum del 25 de Mayo, ocasión en la que el cardenal Jorge Bergoglio exhortó a la dirigencia política a construir el país "sin prepotencias ni exclusiones del contrario", y advirtió que el poder "no necesita sustentarse en propaganda, encuestas o el aplauso de las masas".

Fuente: DYN

Compartir: 

Twitter
  

 
ULTIMAS NOTICIAS
 indice

Pagina/12 - hosted by IFX

MovilDesde su móvil acceda a través de http://m.pagina12.com.ar

© 2000-2014 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.