CFK se reunió con Pérez Esquivel
Un almuerzo para analizar la situación regional

La ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, el nobel argentino Adolfo Pérez Esquivel y el periodista y diputado del Parlasur Eduardo Valdés compartieron un almuerzo en el que analizaron “la situación de Brasil, Argentina y América Latina ante la ola de golpes blandos a nuestras democracias”.

“Fue la primera vez que se reúnen”, remarcó Valdes después de un encuentro de tres horas y media en el que los tres debatieron sobre la situación política y económica de la región y compartieron su preocupación por el encarcelamiento del ex presidente Luis Inácio Lula da Silva y la acción militar encabezada el viernes pasado por la noche por Estados Unidos, junto a Francia y Reino Unido, sobre Siria.

“Hoy almorzamos con la Senadora @CFKArgentina y el Diputado @eduardofvaldes para analizar la situación de Brasil, Argentina y América Latina ante la ola de golpes blandos a nuestras democracias. Le regalé una copia del Viacrucis Latinoamericano que pinté”, twitteó el Premio Nobel de la Paz.

“Fue un encuentro muy productivo y ameno en el que circuló mucho la idea de ‘lawfare’”, relató Valdés en referencia al concepto con el que, según las palabras de CFK, “se está empezando a denominar en el mundo a estas verdaderas ‘guerras jurídicas’ a las que estamos siendo sometidos algunos dirigentes políticos de la región”.

“Adolfo Pérez Esquivel nos contó que está por viajar a Curituba” a visitar al líder del PT encarcelado y que está “juntando firmas a favor de que el ex presidente de Brasil reciba el Nobel del la Paz en 2019”, explicó Valdes. Se conversó también sobre los “golpes blandos que están teniendo lugar en América Latina, el impeachment contra Dilma, el golpe contra Lugo, y, ahora, las acciones que se están llevando adelante para proscribirlo como senador”.

Por otro lado, sobre el bombardeo sobre Siria en represalia al supuesto ataque químico del sábado 7 de abril en Duma, “tanto Cristina como Adolfo, que son cercanos al Papa, coincidieron en el dolor y la sorpresa que les provoca la invasión y criticaron que Donald Trump haya utilizado este conflicto para resolver sus asuntos internos. Juntos recordaron todas las gestiones que realizó con éxito el Papa Francisco para frenar una invasión a Siria en tiempos de Barak Obama”.