Extraño robo

La casa del ex titular de la Unidad AMIA, Mario Cimadevilla, en Trelew, fue asaltada anteanoche por un grupo comando de al menos cuatro encapuchados, que se llevaron documentación, el disco rígido de una PC y papeles. El dirigente radical, que hace pocas semanas dejó el cargo tras enfrentarse y denunciar al Gobierno, dijo estar convencido que no se trató de “un simple robo”. “Ultimamente he denunciado al ministro de Justicia, Germán Garavano, por el encubrimiento en la investigación del caso AMIA, en el que hay gente vinculada con los servicios y todos sabemos su accionar, por lo que no lo desvincularía de esa actividad, sin culpar al propio ministro”, señaló. Y agregó: “Descarto sea un simple robo porque los delincuentes estaban pidiendo papeles, documentación y se llevaron el disco rígido de una computadora”.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ