El caso tendría relación con disputas ligadas a Los Monos
Triple crimen en Granadero Baigorria

Tres personas fueron asesinadas a balazos ayer en Granadero Baigorria, cuando estaban en el interior de un vehículo. El fiscal Florentino Malaponte informó que recibieron más de treinta disparos, por la espalda, cuando el trío se disponía a descender del Corsa gris estacionado sobre la vereda, frente a -ironía del destino- una carnicería. Los vecinos dijeron ver un Volkswagen Bora color gris, desde donde podrían haber partido los disparos.

Los investigadores del triple homicidio estiman que el caso tiene relación con disputas ligadas a Los Monos. Dos de las tres personas asesinadas estaban implicadas como imputados al ser señalados como cómplices de Ariel Máximo "Guille" Cantero en un secuestro extorsivo planificado desde la cárcel de Coronda por el cual fue procesado por la Justicia federal en septiembre pasado: los hermanos José y Nahuel Fernández (apodado Parásito) fueron asesinados junto Ariel Abregú, conocido como el Abuelo.

Los hermanos Fernández, al igual que Guille Cantero, fueron acusados del secuestro de FR -su identidad se mantiene en reserva por su seguridad‑, que fue cometido alrededor de las 19.30 del 9 de septiembre pasado cuando dos captores lo subieron a un auto en bulevar Seguí y Espinillo y lo trasladaron a un galpón. Se habían equivocado de blanco según las escuchas y como no tenía dinero y el padre de la víctima era carnicero, Guille desde la cárcel le pide un par de kilos de carne.

Fuentes de la investigación revelaron que la Justicia federal de Rosario ya tenía intervenido el celular que Cantero usaba en el penal y las líneas de sus cómplices o sicarios que trabajan para él fuera de la cárcel y por ello, en esta causa, quedaron registradas las conversaciones antes, durante y después del secuestro.

"De la lectura de las transcripciones telefónicas se desprendía inequívocamente que Guille orquestó, desde su lugar de detención y amén de otras actividades ilícitas, el secuestro extorsivo de FR", afirmaron los fiscales.

De las escuchas surge que a Cantero lo llamaban por el sobrenombre Tío y que en el hecho participó Ezequiel David "Parásito" Fernández, hermano del Fernández que quedó detenido y quien permanecía prófugo acusado de ser uno de los actuales "jefes de sicarios" de los Monos. Ayer ambos perdieron la vida.

Los fiscales Federico Reynares Solari y Santiago Marquevich mencionaron que en las escuchas previas a la captura de la víctima, Cantero y "Parásito" Fernández hablan del galpón donde planeaban ocultar al secuestrado como el lugar donde "si lo escondemos, lo escondemos bien". También quedó registrado en las escuchas que a las 19.53, es decir poco más de 20 minutos después de concretada la captura, Parásito se comunicó con Cantero para anunciarle que se habían equivocado de víctima al decirle: "Es otro, nada que ver este, amigo".