Los trabajadores tomaron la planta de Vasalli para evitar el desmantelamiento
Una historia de crisis e incumplimientos
La histórica fábrica de cosechadoras de Firmat arrastra una importante deuda con sus obreros, no puede asomar por la caída de las ventas, las importaciones y una mala gestión. El informe financiero de la provincia fue lapidario sobre el futuro de la firma.
Los trabajadores ya venían protestando por sus salarios caídos con cortes de ruta.Los trabajadores ya venían protestando por sus salarios caídos con cortes de ruta.Los trabajadores ya venían protestando por sus salarios caídos con cortes de ruta.Los trabajadores ya venían protestando por sus salarios caídos con cortes de ruta.Los trabajadores ya venían protestando por sus salarios caídos con cortes de ruta.
Los trabajadores ya venían protestando por sus salarios caídos con cortes de ruta. 
Imagen: Gentileza Lisandro Carrobe. El Correo de Firmat

Luego de conocer el crítico informe preparado por la secretaría de Industria provincial sobre la situación financiera y productiva de la fábrica, los trabajadores de Vasalli decidieron ayer tomarla por tiempo indeterminado para custodiar los bienes y evitar que la desmantelen. A pesar de haber firmado un par de acuerdos en el Ministerio de Trabajo provincial, los directores de la histórica marca de cosechadoras ubicada en Firmat, ex concesionarios de la firma, arrastran una deuda importante con los operarios que promedia los 80 mil pesos. "Se llega hasta esta instancia porque hubo una gestión paupérrima acompañada de una política del gobierno nacional que no ayuda", dijo el abogado de la UOM, Pablo Cerra. Desde el gremio metalúrgico intensificaron las gestiones con el gobierno provincial, a través del Ministro de Trabajo, Julio Genesini, para que intervenga.

En la última audiencia realizada en la sede local del Ministerio de Trabajo el pasado 3 de abril, las partes formalizaron un acuerdo para cancelar los salarios adeudados. También dieron el visto bueno para que la provincia, a través de la secretaría de Industria que conduce Emiliano Pietropaolo, realice un asesoramiento financiero y productivo para intentar salir de una crisis permanente, debido a la caída en las ventas, la apertura de importaciones y una mala gestión empresarial.

Los trabajadores fueron convocados ayer al mediodía por el secretario General de la UOM firmatense, Diego Romero, a una asamblea para conocer el informe elaborado por el funcionario provincial. Allí precisaron que la deuda salarial es de 23 millones de pesos y que no hay ventas programadas, lo que en definitiva terminó de decidir la toma de las dos plantas para cuidar los bienes de la fábrica. Junto a los operarios estuvo el intendente Leonel Maximino, muy preocupado por las consecuencias del conflicto ya que muchas familias dependen de la fábrica.

"El informe es lapidario, pero incluso los trabajadores decían que era peor, que se debe muchos más", señaló Cerra en diálogo con Rosario/12. "La decisión en la asamblea, que fue tensa, de custodiar los bienes del establecimiento para evitar el vaciamiento fue unánime, el temor constante es que de un momento a otro se lleven las máquinas", agregó el abogado.

Un día antes de la asamblea, cerca de 50 ex trabajadores que habían firmado el retiro voluntario, una medida que achicó el plantel de 500 trabajadores a los 370 actuales, fueron a manifestarse y quemaron cubiertas frente a las oficinas de la empresa para reclamar que les abonen lo que habían acordado.

"Es totalmente inadmisible lo que pasa en Vasalli, vamos a defender los puestos de trabajo de los compañeros hasta el final y acompañamos lo resuelto en asamblea", señaló el secretario General de la UOM Rosario, Antonio Donello.

Desde el gremio metalúrgico encuentran en la fábrica de cosechadoras de Firmat muchas similitudes con la ex Mefro Wheels, la fábrica de llantas rosarina, la única en el país, que no encuentra la manera de volver a producir. "No se lucha solamente por los puestos de trabajo si no para que no muera Vasalli, un ícono de Argentina, es la fábrica que le dio al mundo un producto, no podemos permitir que se caiga ese producto, hay que defenderlo con medidas de acción directa que son las herramientas que tenemos", planteó Cerra.

El titular de la UOM nacional, Antonio Caló, se comunicó ayer con los trabajadores para acompañar la medida. Los metalúrgicos habían ratificado a un paro para el próximo jueves 3 de mayo porque no llegaron a un acuerdo en la paritaria, pero finalmente fue suspendido ayer porque el gremio decidió acatar la conciliación obligatoria decretada por el Ministerio de Trabajo de la Nación.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ