Encuentro en la sede del Episcopado
Gremialistas con Ojea

El presidente de la Conferencia Episcopal Argentina y obispo de San Isidro, Oscar Ojea, se reunió ayer en la sede del organismo católico con los dirigentes gremiales Pablo Moyano (Camioneros), Hugo Yasky (CTA de los Trabajadores) y Pablo Micheli (CTA Autónoma). Del encuentro también participó Gustavo Vera, titular de la Fundación La Alameda. La entrevista había sido pedida por los gremialistas.

En el encuentro, los representantes de los trabajadores le expresaron a Ojea su preocupación por el aumento de las tarifas y el riesgo que, a su juicio, representa un posible acuerdo del gobierno del presidente Mauricio Macri con el Fondo Monetario Internacional. La inquietud fue acogida por Ojea, si bien no hubo un pronunciamiento del obispo sobre el particular.

El titular del Episcopado invitó a los dirigentes gremiales a participar de la Semana Social que se celebrará el 22 y el 24 de junio próximo organizada por la Comisión Episcopal de Pastoral Social, encabezada por el obispo Jorge Lugones, y les recordó que justamente esa comisión es la que acompaña el diálogo con los trabajadores.

A título informativo, los dirigentes gremiales pusieron a Ojea al tanto de las movilizaciones que se están llevando adelante en los distintos frentes para exigir cambios de la política económica oficial y acerca de las medidas de protesta que se preparan.

En la reunión también se conversó sobre el último documento de la Congregación para la Doctrina de la Fe, “Consideraciones para un discernimiento ético sobre algunos aspectos del actual sistema económico-financiero”. Los participantes se comprometieron a seguir reflexionando y profundizando sobre los aportes hechos en ese texto que cuenta con el aval del papa Francisco.

Desde que asumió el año anterior como presidente de la Conferencia Episcopal, el obispo Ojea ha sostenido una política de diálogo permanente con interlocutores de organizaciones sociales, gremiales y de derechos humanos. Por la sede del Episcopado también transitan con asiduidad dirigentes políticos y empresarios, interesados en hacer conocer a la máxima autoridad de la Iglesia argentina sus puntos de vista sobre lo que está ocurriendo en el país.