Dujovne abre la puerta a las retenciones; Etchevehere la cierra
Otra guerra del campo, pero con el FMI
“Todas las opciones están sobre la mesa”, dijo el ministro de Hacienda al ser consultado sobre las retenciones a la soja, el trigo y el maíz. Voceros del titular de Agroindustria, en cambio, aseguran que la opción está descartada.
Nicolás Dujovne y la urgencia por bajar el déficit. El fondo exige; los ruralistas rechazan.Nicolás Dujovne y la urgencia por bajar el déficit. El fondo exige; los ruralistas rechazan.Nicolás Dujovne y la urgencia por bajar el déficit. El fondo exige; los ruralistas rechazan.Nicolás Dujovne y la urgencia por bajar el déficit. El fondo exige; los ruralistas rechazan.Nicolás Dujovne y la urgencia por bajar el déficit. El fondo exige; los ruralistas rechazan.
Nicolás Dujovne y la urgencia por bajar el déficit. El fondo exige; los ruralistas rechazan. 

Por la mañana, Nicolás Dujovne fue consultado, en conferencia de prensa, sobre la versión de que el gobierno suspendería la reducción paulatina de las retenciones a la exportación de soja, actualmente en el 27,5 por ciento. “No tengo ningún anuncio para hacer al respecto, (pero) el compromiso es acelerar la convergencia hacia el equilibrio fiscal y todas las opciones están sobre la mesa”, respondió. Por la tarde, tras una reunión entre el ministro de Hacienda y su par de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere, un vocero de este último informó que en el encuentro se habló de la necesidad de reducir el déficit fiscal y, en ese contexto, se tocó el tema de las retenciones. “Sigue la baja de medio punto por mes, no hay ningún cambio”, señaló el vocero. Entre uno y otro hecho, se conoció la fuerte queja de las entidades rurales por la opción en estudio, un pedido de la Mesa de Enlace al presidente de la Nación de una audiencia para tratar el tema, y un duro documento de “productores autoconvocados” condenando la vuelta a las retenciones. Los autoconvocados, en tanto, fueron más duros, al reclamarle a Mauricio Macri en una nota: “sáquese de encima a los tilingos, a los progres tardíos y a los kirchneristas reciclados”.

Según la versión circulante hasta ayer, Dujovne proponía no sólo detener la baja programada en las retenciones a la soja, sino también volver a imponer una tasa del 10 por ciento al maíz y al trigo. El planteo, se suponía, iba a ser considerado con el presidente de la Nación, en el marco de las urgentes medidas que busca implementar el gobierno para mostrar, ante el FMI, la voluntad de reducción del déficit fiscal. El ministro de Hacienda tiene previsto viajar a Washington la semana próxima, donde ya se encuentra parte de su equipo trabajando con técnicos del Fondo en los prolegómenos del acuerdo “stand by” que se firmaría en las próximas semanas.

Por la mañana, en diálogo con Radio Del Plata, el presidente de la Sociedad  Rural Argentina, Daniel Pelegrina, señaló que “rechazamos de plano todas estas posibilidades” de mantener las retenciones en los niveles actuales. Indicó que “podría haber algún ruido entre quienes están asesorando al Presidente, habría que ver de dónde viene, y me parece mal, porque la semana pasada el Presidente nos habló del pésimo impuesto, por llamado así, que son las retenciones a la exportación, y el carácter regresivo que tienen la economía en general”. Pelegrina insistió en que se trataba de rumores y de “algún ruido”, ya que ni Etchevehere ni Luis Caputo, son quienes estuvo reunido en los últimos días, habían hecho mención del tema. Dejó así a Dujovne, claramente, del otro lado de la raya que trazó entre quienes rechazan la propuesta y quiénes la estarían impulsando. Tras el encuentro entre Dujovne y Etchevehere, fueron los voceros de este último los que descartaron la medida.

Los productores autoconvocados de las provincias del centro y norte del país le advirtieron al gobierno nacional que “no es aumentando los impuestos que se solucionará nuestro déficit crónico (...); las retenciones sólo han servido para destruir la actividad (...). La sola mención de las retenciones como herramienta es el símbolo que seguimos leyendo la realidad con el mapa equivocado y que el cambio, en mucho de sus colaboradores, no es más que un eslogan”. Finalmente, los autoconvocados le piden al Presidente: “Sáquese de encima a los tilingos, a los progres tardíos y a los kirchneristas reciclados”.