PRODUCIR DIGNIDAD
Con el propósito de favorecer la inclusión laboral, la Escuela de Oficios de la UNLa ofrece a los vecinos cursos sobre Informática y nuevas tecnologías, Textil, Metalmecánico, Metalúrgico, Maderero, Comercio y servicios, entre otros conocimientos técnicos.

No queremos que se humille e insulte a nadie más, queremos la dignidad del trabajo (…), queremos una universidad que sirva al pueblo y a la Nación, porque no solo formamos estudiantes, sino que servimos al desarrollo científico y tecnológico del país”. Así reflexionó la rectora de la Universidad Nacional de Lanús (UNLa), Ana Jaramillo, durante la inauguración de la Escuela de Oficios “Felipe Vallese” que tuvo lugar la semana pasada.  

La iniciativa, que es el resultado de un trabajo coordinado con los principales sindicatos, las cámaras empresariales y la comunidad educativa de Lanús, tiene como objetivo capacitar de manera gratuita a los vecinos a través del dictado de cursos y talleres sobre determinados conocimientos técnicos. Favorecer la inclusión en el ámbito laboral es, sin duda, el fin fundamental.

Con un espacio de 1.300 metros cuadrados, ubicada al lado del Centro Interactivo de Ciencia y Tecnología de la UNLa (Abremate), la Escuela de Oficios “Felipe Vallese” ofrecerá alternativas de formación vinculadas con Informática y nuevas tecnologías, textil, metalmecánico, metalúrgico, maderero, comercio y servicios, entre otros.

“Trabajamos para el país, para el pueblo en general, no sólo para los estudiantes universitarios. No todos los que se acercan a la UNLa hacen carreras de grado. De hecho, hay unos 3.000 adultos mayores que realizan actividades y se capacitan. Hay una comunidad que disfruta de actividades culturales gratuitas”, explicó Jaramillo a la hora de hacer hincapié en el alcance de esta iniciativa.

A su vez, enfatizó la importancia de la existencia de las universidades del conurbano bonaerense en relación a las desafortunadas palabras de María Eugenia Vidal: “Estamos orgullosos de que entre un 70 y 90% de quienes egresan de las universidades de nuestro conurbano sean primera generación de universitarios. Todas estas universidades producen equidad y dignidad”. 

Por su parte, Damián Ledesma, director de la flamante escuela de capacitación, destacó el desafío de llevar a cabo una labor que impacta directamente en la comunidad: “Las puertas de la Escuela de Oficios estarán abiertas a miles de vecinos de la región y compatriotas que necesiten actualizarse en sus oficios o bien aprender alguno de ellos para obtener un trabajo digno. El proyecto será de vanguardia en la región, asumiendo los retos de las nuevas formas de producción y los desafíos cada vez más exigentes del mundo laboral”. 

Homenaje a un luchador

El edificio de la Escuela de Oficios “Felipe Vallese” lleva el nombre del joven obrero metalúrgico, militante de la juventud peronista y referente de la lucha trabajadora, quien fuera el primer detenido-desaparecido de la historia argentina.

 

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ