Hasta que concluya la paritaria del sector
Vidal deberá actualizar los salarios docentes por inflación
Imagen: Télam

La justicia ordenó a la gobernadora María Eugenia Vidal que, mientras no concluya el acuerdo paritario con los docentes, deberá actualizar los sueldos aplicando la misma cláusula gatillo que rigió en 2017, que contemplaba una revisión de los salarios cada seis meses, según los índices de precios al consumidor del Indec. La medida fue dispuesta por el Tribunal del Trabajo Nº 4 de La Plata, que hizo lugar a un pedido presentado por el Frente de Unidad Gremial. Los sindicatos recibieron el amparo como una buena señal, que pone un límite a la arbitrariedad del Estado en la dilación de las negociaciones, aunque aclararon que el conflicto sólo tendrá una solución una vez que haya acuerdo en la paritaria. 

  "La Provincia no nos convoca a retomar el diálogo. Llevamos 60 días esperando desde la última reunión", señaló a Página/12 Roberto Baradel. El titular del Suteba agregó, sin embargo, que el fallo "es positivo, porque nos da la razón en el reclamo por salarios dignos", en  contra de la pretensión oficial de imponer un techo del 15 por ciento. 

  Con las firma de los jueces Rodolfo Francisco Martiarena, Soledad Moreyra y Adela Di Stéfano, el fallo señala que la cláusula gátillo "no es más que una relativa garantía de que los sueldos docentes no pierdan valor real". Por esto resolvió declarar su ultraactividad, es decir su vigencia hasta que sea firmado un nuevo acuerdo paritario.    

  La cláusula fija un readecuación salarial semestral automática, por variación de los índices de precios al consumidor del INDEC. De esta manera, al incremento acordado en la paritaria 2017 se le deberá sumar, en julio, el IPC d el primer semestre de 2018. 

  Consultado sobre el alcance de la resolución , el abogado laboralista Guillermo Gianibelli sostuvo que es un antecedente favorable no sólo para los docentes, sino para otros sectores de estatales con los que la provincia de Buenos Aires tiene atrasada la negociación paritaria. "Lo que implica es que, ante la negativa a acordar, subiste  la cláusula gatillo del año anterior; por lo tanto los salarios se siguen aumentando con índice de costo de vida hasta una nueva negociación".

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ