Investigadores argentinos diseñaron una herramienta de acceso libre para medicina y agro
Las trayectorias que hablan de calidad
Se trata de un software que permite analizar, de manera económica y flexible, la calidad de las muestras seminales de humanos y especies de interés reproductivo en la agroindustria.
El equipo de Conicet estuvo coordinado por Andreína Cesari y Virginia Ballarin.El equipo de Conicet estuvo coordinado por Andreína Cesari y Virginia Ballarin.El equipo de Conicet estuvo coordinado por Andreína Cesari y Virginia Ballarin.El equipo de Conicet estuvo coordinado por Andreína Cesari y Virginia Ballarin.El equipo de Conicet estuvo coordinado por Andreína Cesari y Virginia Ballarin.
El equipo de Conicet estuvo coordinado por Andreína Cesari y Virginia Ballarin. 

Investigadores del Conicet diseñaron –en sociedad con pares de España– un software de acceso libre para medir desplazamiento, velocidad y trayectoria de los espermatozoides. La herramienta, que ya está disponible, es clave en el campo de la agroindustria y de la medicina reproductiva, porque permite analizar la calidad de muestras seminales. El conteo y la movilidad de espermatozoides son datos esenciales tanto en medicina reproductiva como en la agroindustria. Pero la evaluación de la calidad de semen en humanos y en especies de interés reproductivo –toros, caballos, cabras y otros– precisa de costosos sistemas comerciales, que además no tienen flexibilidad para estudiar muestras distintas. Con esta problemática de base, un equipo interdisciplinario de la Universidad Nacional de Mar del Plata-CONICET y de la Universidad de Castilla, España, diseñaron el “Sperm Motility Tracker”, un software de acceso libre que es capaz de medir en simultáneo las trayectorias de hasta 120 espermatozoides. El estudio se hace a partir de videos adquiridos mediante un microscopio con contraste de fase.

“Una de las características más importantes de los espermatozoides es la movilidad, estamos hablando de gametas que necesitan moverse para poder fertilizar”, explicó Andreína Cesari, investigadora independiente del Instituto de Investigaciones Biológicas (IIB, CONICET - UNMDP) e integrante del proyecto.

Además de medir la movilidad de las gametas, el software también identifica a qué velocidad se desplazan y qué tipo de trayectoria describen, ya sea rectilínea o circular. “Todos esos datos hablan mucho de la fisiología de la célula y de la calidad de una muestra seminal, por ejemplo, para la inseminación artificial”, amplió Cesari.

“Una de las ventajas de este software es su adaptabilidad: es ampliamente parametrizable como para probarlo con diferentes especies, donde las ‘cabecitas’ y ‘colitas’ de los espermatozoides varían según la especie”, destacó Virginia Ballarin, directora del Laboratorio de Procesamiento Digital de Imágenes perteneciente al Instituto de Investigaciones Científicas y Tecnológicas en Electrónica (ICyTE-CONICET) de la UNMdP.

Cesari, por su parte, resaltó tanto el armado del software –que ya funciona correctamente– como el trabajo de biólogos y veterinarios para validar la herramienta. “Si alguien llama mañana mismo, les compartimos el código y ya se lo puede utilizar. Es importante que se sepa que fue comparado sistemática y rigurosamente con un software comercial”, apuntó la investigadora del CONICET.

Según detallaron las investigadoras, la decisión de que el software sea de código abierto estuvo desde el primer momento. “Software libre no significa gratis, sino abierto –aclaró Ballarin–. Cualquier institución sin fines de lucro como universidades, laboratorios de investigación u otros que lo necesiten, les otorgamos el código para que puedan utilizarlo y no tengan que pagar. Sólo necesitan el microscopio de contraste, que es lo que se utiliza para analizar la muestra”.

Cesari agregó que, en el campo de la agroindustria y la producción pecuaria –que fue el punto de partida para el desarrollo–, la falta de una herramienta como esta es una limitación muy grande, por los altísimos costos de laboratorios que cuenten con el equipo comercial. “Nos parecía que, de algún modo, desde nuestro lugar de científicos podríamos contribuir con alguna solución. En el ámbito de la biología y la veterinaria, es una limitación muy grande”.

La investigadora indicó que, además de ser una herramienta útil en cuestiones de medicina reproductiva, espera que el software pueda llegar a utilizarse en otros ámbitos. “Hay especies, como los zánganos –el macho de las abejas–, o los peces, que largan sus gametas al ambiente. Y esas células son muy sensibles a los cambios de ambiente”, desarrolló la investigadora.

“De esta manera, se podría llegar a utilizar los cambios de movimiento o velocidad en los espermatozoides para detectar la presencia de tóxicos en el agua o en el aire. Pero estas aplicaciones serían más a futuro, y no tan directa como la que el software tiene hoy en día, en el ámbito de la medicina reproductiva”, concluyó.

Nicolás Camargo Lescano: Agencia CTyS-UNLaM.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ