Deseducación para todos
Alerta sobre una solapada campaña oficial antidespenalización de la interrupción voluntaria del embarazo.

Cuando los vientos de libertad soplan fuerte en Santiago del Estero, siempre hay fuerzas oscuras que plantean volver a la provincia conservadora y represiva de antaño. Luisa Paz, presidenta de ATTTA y coordinadora del Programa de Diversidad en la Escuela de Innovación Educativa de la Universidad de Santiago del Estero (UNSE), comunicó a SOY consternada por la realización de un Congreso muy flojo de papeles destinado a docentes en contra de las teorías de género, auspiciantes del método de reconversión y de la objeción de conciencia.

¿Éste es el primer Congreso Internacional de Educación en el Amor (sic) que se dicta en Santiago del Estero?

-No, ellos nos vienen siguiendo los pasos, nos respiran en la nuca. El año pasado hicieron uno, un mes después de nuestro primer congreso de ESI (Educación Sexual Integral). Este año ampliaron bastante la temática. Ya no son más sutiles: piden mamá y papá, demonizan las teorías de género, tocan el tema del aborto y desparraman la falacia de las “dos vidas”.

Lo que se lee en la grilla de temas es una batería de argumentaciones en contra de libertades individuales como la identidad de género y despenalización del aborto que van a ser propaladas nada menos que por maestros y maestras. ¿Vos creés que es una reacción ante la avanzada de la ley de despenalización del aborto?

-Hoy y mañana se van a hacer terapias de reconversión, hablarán sobre el derecho de Objeción de Conciencia, debatirán sobre “la banalización sexual” y otras cuestiones. Lo de la media sanción de la despenalización del aborto los volvió locos.

La ley de género hace bastante que se implementa... el hecho de adoctrinar con argumentos en contra. ¿No implica un delito?

-Sí, absolutamente. Implica infligir la ley y eso es grave. El Estado, a través de sus representantes, lo sabe. Hay representantes del Estado que avalan esa infracción a la Ley de Género, que lleva el número 26.743. Vemos que con mucha naturalidad están auspiciando, acompañando este congreso. Ellos se escudan tras la libertad de expresión. Nosotras les decimos que eso es libertad para oprimir.

En el folleto dice que otorga puntaje docente...

-Sí. Además estuvieron corriendo rumores de que consiguieron resolución ministerial del Ministerio de Educación de la Provincia de Santiago del Estero y que contaba con la adhesión de la cámara de Diputados, del Concejo Deliberante. Nosotres consultamos al Ministerio de Educación y niegan terminantemente tanto el auspicio como el puntaje a docentes asistentes como figura en la folletería engañosa. Asimismo, el Superior Gobierno de la Provincia expresó que esta actividad no cuenta con su aval institucional, “ya que no está en el espíritu de integración e igualdad que promueven en su gestión”. 

Un andamiaje de mentiras, pero que al final pueden dar resultado, puede haber una alta convocatoria en el FORUM (Foro de última generación donde se realizan actos institucionales provinciales, municipales e internacionales). ¿Los ves con fuerza?

-Tienen poca llegada, poco auspicio, pero lo que pregonan es volver a algo muy fuerte, muy poderoso, que es la opresión patriarcal. Lo llamativo, lo curioso es que ellos proponen el “Congreso para el Amor”. Nosotres estamos tratando de demostrar esas técnicas, con esos criterios, nos hacen un daño social enorme. El lunes pasaron dos cosas horribles en Santiago: el homicidio de una joven, muy cruento, con agresión a su madre, a su cuñada y encontramos a una compañera trans con muerte dudosa. Un congreso del amor dictado en este marco es muy contradictorio.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ