OPINIÓN
Repudio ante la disertación de Amparo Medina en la UCA

Las organizaciones de la sociedad civil abajo firmantes queremos expresar públicamente nuestra preocupación y repudio ante la presencia y disertación de Amparo Medina (foto) en la sede rosarina de la Universidad Católica Argentina.

Bajo el sugestivo título de "Con mis hijos no te metas", la vocera de los sectores que hace años boicotean la educación sexual integral en las escuelas, busca deslegitimar un derecho consagrado por la Ley Nacional 26.150 desde el año 2006. No es inocente su presencia en la provincia de Santa Fe y la ciudad de Rosario considerando que el 14 de Junio pasado, además de la media sanción para el proyecto de Ley de Interrupción Legal del Embarazo en el Congreso Nacional, lxs diputadxs de la provincia dieron media sanción al proyecto que crea el Programa Provincial de Educación Sexual Integral. La consagración de este derecho ya se encontró anteriormente con obstáculos producto del lobby clerical, y no vamos a permitir que vuelva a suceder en esta oportunidad.

Durante el debate legislativo sobre la legalización del aborto, los sectores opositores a la misma repitieron hasta el hartazgo que el aborto no era la solución, que había que prevenir, que había que poner el foco en la educación sexual. Lo dijimos en ese entonces y lo ratificamos ahora; los sectores que se oponen a la legalización del aborto también se oponen a la implementación de la educación sexual integral, porque no son pro‑vida, son anti‑derechos. De nuestra parte, en cambio, nos hacemos eco del lema integral de la Campaña por el derecho al aborto, que exige, "educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal para no morir". Y no es solo un lema, sino una concepción del abordaje que esperamos de las políticas públicas integrales en la materia y por ende una responsabilidad estatal.

Es importante aclarar que no se trata aquí de simples e inocentes diferencias de perspectiva que deberían poder expresarse libremente sin ser repudiadas. Amparo Medina, además de promover la desobediencia y boicot al derecho a brindar y recibir educación sexual integral en las escuelas, lo hace mintiendo y tergiversando, violando el derecho a recibir información científica válida y no mera propaganda moral. Basta ver sus conferencias para escuchar afirmaciones falaces como que el DIU (dispositivo intra uterino) es abortivo (cuando es un método anticonceptivo), que la lucha por la igualdad de oportunidades llevó a las mujeres a rechazar la familia, a abortar y ser promiscuas, y delirios tales como que la ideología de género llegó a permitir que una mujer se casara con su delfín (ahora sabemos qué fuentes leyeron los expositores que en las audiencias informativas sobre aborto lo asociaban con la zoofilia).

Por último, queremos hacer una precisión. Todos y todas tenemos "ideología de género", seamos más o menos conscientes de ella, seamos más o menos sinceros a la hora de dar cuenta de las convicciones que mueven nuestras acciones. La "ideología de género" que promueven Amparo y los sectores anti‑derechos, se esconde tras el discurso de "lo natural" y "lo normal", promoviendo estereotipos conservadores y represivos sobre la sexualidad, la familia y la maternidad, discriminando a las diversidades sexuales, demonizando los derechos sexuales y reproductivos, y boicoteando la función pública‑estatal en la construcción de sociedades libres de discriminación por orientación sexual e identidad de género, libes de violencias sexistas.

La "ideología de género", o bien como expresan los lineamientos curriculares de educación sexual integral, la "perspectiva de género, derechos humamos y diversidad", que promovemos y defendemos, está orientada a ampliar y garantizar derechos, a construir herramientas para el auto‑conocimiento, el auto‑cuidado, la prevención de violencias, desigualdades y discriminación, y la construcción de vínculos basados en la igualdad, la libertad y la diversidad. Y por sobre todas las cosas, es un derecho de estudiantes recibirla, una responsabilidad docente brindarla, y una obligación del estado garantizarla.

Por todo lo dicho, las organizaciones firmantes exigimos:

Al Ministerio de Educación de la Provincia, tomar cartas en el asunto solicitando el cese de actividades contrarias al derecho a la Educación Sexual Integral (ESI) en establecimientos públicos o privados.

A la Cámara de Senadores de la provincia, la sanción de la Ley que crea el Programa de ESI provincial.

Al Ministerio de Educación provincial, la inversión de los recursos necesarios para su efectiva implementación.

Al Senado de la Nación, el tratamiento y aprobación sin dilaciones de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo.

Al Gobierno Nacional, separación efectiva de la Iglesia y el Estado.

"Educación Sexual Integral para Decidir,

Anticonceptivos para no Abortar,

Aborto Legal, Seguro y Gratuito para no Morir".

 

* siguen las firmas: Misión Ni Una Menos - Patria Grande.

Nuevo Encuentro Rosario, Mujeres del Nuevo Encuentro, El Semillero Secundarixs.

Ciudad Futura.

Campaña Nacional por el derecho al aborto legal, seguro y gratuito Rosario.

Secretaría de género de CTA de lxs trabajadorxs Rosario.

Colectivo Ni Una Menos Rosario.

Agrupación Feminista Las Pauluzzi.

Frente por la ESI Santa Fe.

Coordi Orgullo Rosario.

Comunidad Trans.

Ateneo John William Cooke, Cátedra Libre Oscar Masotta.

Las Safinas.

Vox Asociación Civil.

Centro de día LGTBI Rosario.

Amor Libre Argentina.

ARESS (Asociación Rosarina de Educación Sexual).

ASEL (Asociación Sexológica del Litoral).

Instituto Kinsey.

Colectivo Mujeres de Negro.

Colegio de trabajadoras/es sociales, 2da circunscripción Prov. De Santa Fe.

Centro de Investigaciones feministas y estudios de género (CIFEG‑UNR). Núcleo de estudios y extensión en género.

Secretaría de Género y Sexualidades. Facultad de Ciencia Política UNR.

Mesa Positiva.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ